Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2017 6:57:00 AM

"No sé por qué me pintan como un monstruo lleno de tentáculos": Leonidas Bustos

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia aseguró en entrevista a Blu Radio que al parecer Gustavo Moreno pedía plata a nombre suyo. "No cometí delitos, no extorsioné a nadie", explicó el magistrado.

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Leonidas Bustos, rompió su silencio en entrevista con Blu Radio. Aseguró que es inocente y que no hizo parte de una red criminal en la justicia.

Investigado por la Comisión de Acusaciones, Bustos negó relaciones indebidas con el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno; indicó que se trató de una cercanía académica y personal pero nunca al punto de haber sido llamado "papá": "Siempre se refirió a mí con mucho respeto, de su señoría o de doctor Bustos".

En su primera aparición en medios después de estallar el escándalo, Bustos aseguró que hace mucho tiempo que no habla con Moreno y que todo indica que el abogado estaba pidiendo dinero en nombre suyo.

Recomendamos: El ventilador a toda máquina

"Moreno no llega por mí a la Fiscalía. Tenía muchas amistades, jamás le promoví un libro, no le hice el prefacio, no lo presente para ningún contrato, no fui a la presentación de su libro; la presentación se la hizo el presidente de la Corte Interamericana. Tampoco recomendé a Mabel Parra (fiscal delegada ante la Corte)", aseguró Bustos.

Bustos no solo intentó liberarse de algunas resposabilidades que se le han endilgado hasta el momento, sino que además señaló culpas en cabeza de otros altos funcionarios y exfuncionarios. En el caso de cómo llegó Moreno a tener un contrato de asesoría en la Fiscalía, Bustos indicó que este le fue otorgado por el vicefiscal Jorge Perdomo con quien nunca tuvo buenas relaciones. Incluso, hizo un llamado a investigar quién estuvo detrás del nombramiento de Moreno como fiscal anticorrupción y quién le está revisando el principio de oportunidad. 

El expresidente de la Corte, que se presenta este lunes a una nueva citación ante la Comisión de Acusaciones, lanzó varias pullas a políticos y al mismo gobierno. Primero, aseguró que su esposa es una abogada destacada y que sus cuñados entraron a trabajar a la Fiscalía antes de que Montealegre fuera fiscal, fue para la época de Mario Iguarán. Al respecto señaló que el presidente Santos tuvo a su propio cuñado como embajador y que varios congresistas tienen a sus familiares en el servicio diplomático.

"Conozco muchos congresistas que tienen familiares en el sector público, también el presidente de la República. Sería muy bueno que se revelara quiénes tienen familiares en el sector público y en las embajadas", dijo el magistrado.

A propósito de Montealegre, aseguró que no le hizo campaña pero sí votó por él. "Montealegre era una persona muy sociable que visitaba a casi todos los magistrados de la Corte", explicó el magistrado. 

El expresidente de la Corte Suprema atribuyó los cuestionamientos a la mala prensa que está generando criterios equivocados. "La prensa colombiana, totalmente cuestionable, me ha hecho ver como un superpoderoso de la rama y yo solo era un magistrado que me he caracterizado por mi buen desempeño. Siempre quise hacer las cosas con diligencia y poner en alto el nombre de la Corte Suprema de Justicia. Yo no sé por qué me pinta la prensa como un monstruo lleno de tentáculos", recalcó Bustos.

¿Testaferro para el BMW? 

El exmagistrado auxiliar de Bustos Raúl Acero sorprendió en esta misma emisora cuando hace unas semanas admitió que compró un vehículo de alta gama para su exjefe, el magistrado Leonidas Bustos. 

En esta ocasión, Bustos explicó que se trató de un favor que le hizo su "amigo" y subalterno, ya que que tenía la intención de comprar un BMW sin que esto le quitara cupo de endeudamiento, ya que para ese momento también tenía planes de comprar un apartamento. 

Es por esto que le pidió al Acero -quien saltó después a ser fiscal delegado ante la Corte- para que hiciera el préstamo a su nombre. Agregó que el préstamo lo hizo en el banco Helm.

Bustos explicó que una vez lo compró le pareció un mal negocio y por eso decide vender el carro. Gustavo Moreno aparece como cliente y la transacción de venta se cierra por 100 millones de pesos, precio que fue pagado en dos contados. 

Cabe recordar que Acero fue declarado insubsistente por Perdomo y posteriormente fue reintegrado a la Fiscalía a través de una tutela.

Le sugerimos leer: El testaferro de Bustos, columna de Daniel Coronell

Por otra parte, Bustos puntualizó que apoyó a Néstor Humberto Martínez en su aspiración a ser fiscal, pero que no le hizo lobby. "Estuvo en el Congreso en Cartagena invitado por mí. No le hice ninguna comida pero sí hubo varios magistrados y allegados a magistrados que le hicieron comida (...) el doctor Néstor Humberto me visitó en mi casa antes y después de ser fiscal y lo recibí con una cena, pero a él, no con magistrados haciéndole campaña", explicó Bustos.

Le puede interesar: Encuentro en Panamá, columna de Daniel Coronell

En cuanto al congresista Musa Besaile aseguró que no recuerda haberlo conocido, "no tengo su teléfono, jamás he tenido un proceso donde Musa sea el imputado". Además, dijo no entender por qué Musa en la Comisión de Acusaciones dijo que su nombre ya no lo intimidaba. En su declaración ante la Corte Suprema de Justicia, Besaile asegura que el exfiscal anticorrupción le pidió 2.000 millones de pesos y que en una servilleta le escribió que el dinero iría para Leonidas Bustos.

Bustos también se refirió al fuero al que tiene derecho por ser magistrado de las altas cortes y por el cual sus procesos van a la Comisión de Acusación y no a la Fiscalía. "El fuero es irrenunciable. No se hace por la persona, sino por la dignidad del cargo", recalcó el magistrado.

El exmagistrado dijo no creer en la veracidad de testigos arrepentidos y precisó que no cometió delitos: "no extorsioné a nadie y no recibí dineros indebidos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?