Sábado, 22 de noviembre de 2014

| 2013/08/24 00:00

Leszli Kalli responde a señalamientos de concejal

“Si hay alguien a quien deben denunciar es a la mujer del alcalde”, respondió la comunicadora.

La suspuesta relación entre Leszli Kalli y Gustavo Petro solo ha sido un rumor. Foto: SEMANA

El escándalo de Leszli Kalli, considerado por algunos un “lío de faldas”, podría ser investigado por la Fiscalía General de la Nación por el delito de peculado por apropiación. Así lo reveló a Semana.com el concejal de Bogotá Darío Fernando Cepeda.

Para el cabildante, si la comunicadora se apropió de dineros que no le correspondían cuando fue asesora de la oficina de comunicaciones de la Alcaldía de Bogotá, ella incurrió, presuntamente, en el delito de peculado por apropiación.

“Tengo ocho obligaciones, por las cuales me pagan 5.100.000 (pesos). Le escribo porque realmente es sorprendente que me paguen ese dinero porque darme en mi casa sin hacer nada. No sé si usted sabrá, pero tengo prohibido ir a mi lugar de trabajo (…) Pudiendo dar lo mejor de mí, la Bogotá Humana me paga para no hacer nada”, dice el correo electrónico que el pasado 8 de octubre escribió Leszli al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, revelado por el portal Kiekyke.com.

Su testimonio podría perjudicarla. Así lo señaló el concejal Cepeda,quien califica el caso como “grave”. “Ella dice que la mandaron a la casa a no hacer nada, cobraba sus honorarios y se pasaban informes supuestamente falsos. Por esa razón, radiqué un derecho de petición a la administración para que respondiera cuál fue el trabajo puntual que desempeñó, y remití el caso sobre posible peculado a la Personería Distrital”, indicó el funcionario.

En entrevista con Semana.com, Leszli respondió a la denuncia que interpondría el concejal Cepeda. "Si hay alguien a quien deben denunciares a la mujer del alcalde por meterse e interferir en un contrato, y también al alcalde por permitirlo".

Por su parte, el concejal explicó que está en espera de que la Personería se manifieste y él tenga en su poder las informaciones que solicitó a la Secretaría de Planeación del Distrito, sobre los honorarios y las funciones que debía cumplir Leszli.

Además, anunció que en los próximos días se citará en el cabildo a los funcionarios implicados en el caso: el secretario privado del Distrito,Jorge Rojas, y el secretario de Planeación, Gerardo Ardila.

Tras escuchar a los funcionarios y tener las pruebas suficientes, el concejal se acercará a la Fiscalía General de la Nación para denunciar ala diseñadora gráfica por el delito de peculado por apropiación.

“Ella está confesando un hecho punible, se está incriminando. El secretario de Planeación y el secretario privado deberán explicar qué pasó y con base en eso se decidirá si el caso da lugar a una moción de censura”, señaló el cabildante.

Responde Leszli

La comunicadora explicó a Semana.com cómo fue su paso por el Distrito. "En febrero del 2012 entré a la Alcaldía de Bogotá. En vista de que no me ponían a hacer nada y como manejo el tema animal, en el mes de marzo me trasladaron a la Secretaría de Salud, aunque el traslado aparece con fecha 9 de marzo, el primer informe sobre Zoonosis que presenté es del 4 de marzo. Fue una etapa muy productiva".

"En julio o agosto me trasladaron a Planeación, donde encontré todo diferente, el equipo estaba entero y no me asignaban funciones. Agosto, septiembre y octubre fueron horribles. De ocho obligaciones, hacía tres. No me mandaban trabajo. La jefe de prensa estaba incómoda conmigo. Yo llamaba a Daniel y le decía: 'Oiga, estoy sin hacer nada'. Sobre eso entregué pruebas a la Personería. Luego pasé a ser el enlace entre la Secretaría de Planeación y la Secretaría General. Todos los correos que redactaba la de Planeación los reenviaba a la Secretaría General. En octubre,cinco obligaciones no se hicieron. Por una orden, la directora de la agencia en casa, María Fernanda Cárdenas, metió cosas ficticias en los informes. En noviembre hice dos o tres obligaciones y en diciembre no hice ninguna de las ocho obligaciones. Todo lo de los informes es falso", agregó.

Su declaración la ratificó el pasado 17 de agosto en entrevista con El Espectador. “El Distrito me pagó y yo recibí tres meses de salario sin que se me permitiera trabajar ni volver a la Alcaldía debido a que la esposa del alcalde no me quería ver allá”.

Al ser cuestionada sobre si era consciente que recibir dinero público sin cumplir con el objeto del contrato podía ser un delito, la exasesora respondió: “Me he enterado de eso, pero la persona que me pagaba lo hacía no porque quería, sino porque su superior la obligaba, y mientras quería cumplir con el contrato y no me lo permitían, el asesor Daniel Winograd y seguramente el alcalde y otros funcionarios cercanos a él, dieron la orden de que así fuera. De todo lo que he dicho tengo pruebas”.

Leszli reconoció a este medio que desde febrero del 2012 y hasta diciembre de ese mismo año recibió mensualmente 5.100.000 pesos. "En diciembre fue algo menos porque era hasta el 26", precisó. La comunicadora aclaró que su situación -el pago de honorarios sin cumplir la totalidad de sus funciones- fue denunciada por ella a la Contraloría, la Personería y la Fiscalía. En el ente acusador, denunció por prevaricato.

"Estaba dispuesta a devolver la plata, pero en la Contraloría me explicaron que se tenía que hacer peritaje para calcular el valor de cada mes, y determinar si había más responsables por lo que me pagaron a mí, que siempre tenía la disposición de trabajar. Me dijeron que el proceso se podía demorar entre dos años y dos años y medio y al final tendría que pagar intereses. Estoy esperando lo que decidan los entes de control".

La diseñadora se refirió a la posibilidad de ir a prisión. "Si tengo que ir a la cárcel, voy a la cárcel. Me obligaron a cometer un ilícito. Nunca lo he negado. Mi abogado, Francisco Bernate, me dijo que es la primera vez que ve que alguien denuncia que le pagaron por no trabajar. Estaba amenazada, Daniel me dice en los audios revelados: 'Usted puede tener las pruebas, pero se va a meter en un mierdero'".

Frente a la opción de renunciar, Leszli indicó que no podía dimitir debido a que el contrato, en su criterio, debe concluir por un "acuerdo mutuo".

Otro de los concejales interesados en el caso de Leszli es Marco Fidel Ramírez, quien, en diálogo con Semana.com, aseguró que le parece más grave el acoso laboral que, en su opinión, se presenta en el Distrito con las historias de Leszli, Amparo Peláez y Stella García.

"El tema que más me ha preocupado es el acoso laboral y el maltrato profesional, por eso he exigido a la administración que se pronuncie. Sobre los demás temas se tienen que pronunciar las autoridades correspondientes", concluyó el concejal, quien advirtió que lamentaría que, al final, se afecte a las mujeres que fueron "valientes" al denunciar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×