Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2011 12:00:00 AM

Liberales, más que una constituyente

Este sábado el Partido Liberal celebra su tan anunciada constituyente. Allí no solo deberán definir sus estatutos y su nueva dirección, sino su futuro político que ya muestra tintes de reunificación.

La Constituyente Liberal, que se celebrará este fin de semana en Bogotá, es el escenario donde este partido tradicional definirá su futuro inmediato. Y aunque el presidente Juan Manuel Santos no estará presente, como en principio se había confirmado, es sobre él que gravita gran parte del temario.

Sobre todo porque los liberales, desde hace varios meses atrás, manejan dos discursos. El primero, que Santos está gobernando con una agenda liberal. El segundo, el fortalecimiento del partido y para ello andan utilizando una palabra casi que a diario: la reunificación.

La actual dirección plural del Partido Liberal decidió, en una jugada política, invitar a su máximo evento a dirigentes del partido de la U y de Cambio Radical. La razón, la mayoría de sus dirigentes, son de extracción liberal.

Y la llamada reunificación liberal no pasa por otro escenario que el regreso al oficialismo de quienes se fueron a esos partidos en 2002 y 2006.

Pero en las palabras de algunos miembros de la dirección plural del Liberalismo, una reunificación pasa por Juan Manuel Santos. “El presidente (Santos) tiene la llave de la reunificación”, considera el representante a la Cámara Simón Gaviria. “Santos quiere un liberalismo fortalecido, que lo rodee en el escenario de una estrategia política de Álvaro Uribe en 2014”, dice el senador Luis Fernando Velasco.

Por su parte, dos de los coodirectores de la U, los senadores Juan Lozano y Roy Barreras, coinciden en señalar que la U “es un partido con vocación de permanencia”. Ellos fueron los primeros en reaccionar ante la invitación de los liberales a participar de la constituyente, y lo hicieron en el sentido de atajar a sus dirigentes para que no participen en ese escenario, ni siquiera como observadores, como lo hará casi que en pleno Cambio Radical.

El senador liberal Eugenio Prieto Soto es claro en manifestar que la constituyente del partido es el “primer paso que se da dentro del proceso de reunificación”, a través de la actualización de sus estatutos y el inicio de una verdadera “reforma política” al interior del partido.

El vocero de la dirección plural,. Senador Juan Fernando Cristo, también admite que la constituyente va a ser “la constituyente de la reunificación liberal”, pero admite solo será “el primer paso”. “Primero hay que mirar hasta dónde llegan las afinidades ideológicas con otros partidos”, aclaró al admitir que “es importante comenzar los diálogos”.

Pero los liberales saben que si lo que se busca es la reunificación, las decisiones de este fin de semana serán trascendentales y tendrán que ver con tres asuntos: la armonía entre las corrientes de los partidos, la definición de la dirección del partido, y el desarrollo de una nueva agenda.

La armonía interna

Lo que está claro es que en esta trascendental cita volverán a reunirse todas las tendencias del partido. La presencia confirmada de los expresidentes César Gaviria y Ernesto Samper, es la prueba.

Quizás la actual agenda liberal, con iniciativas como la ley de víctimas y la ley de primer empleo, haya sido la ocasión para que todos los sectores estén sintonizados.

Sin embargo, la tendencia de Samper se ha visto algo relegada, y por eso querrá tener asiento en la dirección que defina del partido. Han sido reiterados sus pronunciamientos en el sentido que el Partido Liberal necesita “una refundación”.

La dirección única podría marcar la imposición de una de las dos tendencias, mientras la dirección plural podría garantizar la armonía.

Defensor de la dirección única es el senador Juan Manuel Galán, quien considera que una dirección colegiada puede significar no sólo una puja interna, porque podría convertirse en “una rapiña” por el control del partido.

Pero también, Galán defiende el argumento que una dirección plural puede ser una receta que puede llevar al fracaso de las colectividades. “Es la mejor receta para volver invisible a un partido, y ahí está el ejemplo palpable del Partido Conservador, que gracias a una dirección plural se ha vuelto invisible”, dice el senador, al señalar que el Liberalismo lo que necesita es fortalecerse.

Sin embargo, el representante Simón Gaviria defiende más la dirección colegiada, al señalarla como la “la interpretación de la pluralidad” del partido y la ocasión para “promover nuevos liderazgos”.

Si se escoge la dirección única, los liberales tendrían que “encontrar un conductor de consenso que aglutine matices y sesgos ideológicos que hay al interior de nuestra colectividad”, dice el senador Rodrigo Villalba Mosquera, quien admite que “no avizoro en el hoy por hoy a ese dirigente”.

Galán sugiere nombres para una dirección única. El expresidente César Gaviria quien dirigió al partido entre 2005 y 2009, o el saliente gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe. Pero cercanos a estos dirigentes consideran que no están interesados en asumir la jefatura del partido.

Los defensores de la dirección plural, una tendencia que tiene mayor fuerza, insisten que allí tendrían asiento las regiones y los nuevos liderazgos, como afirma Rodrigo Villalba, y que podría facilitar el proceso de reunificación liberal.

Juan Fernando Cristo también defiende este escenario al señalar que "en el nuevo cuadro directivo se daría participación especial a los departamentos y municipios colombianos teniéndose en cuenta que en las diversas regiones y a escala territorial están las verdaderas bases del Partido".

Simón Gaviria es de la idea que la dirección colegiada sería apenas un requisito, pues considera que la jefatura del partido la encarna Juan Manuel Santos.

La nueva agenda

Pero más allá de la definición de la dirección, otros dirigentes consideran más importante aún la definición de la agenda liberal para los próximos años.

Una agenda que, según el representante Guillermo Rivera, no se puede agotar en la decisión de hacer parte de la coalición de la unidad nacional liderada por Santos.

Así las cosas, sugiere que de la misma forma como el Liberalismo lideró una agenda con la ley de víctimas y la de primer empleo, debería hacer lo mismo con otras iniciativas.

Rivera lo pidió en una carta dirigida a Simón Gaviria y Juan Fernando Cristo, actuales voceros de la dirección plural liberal.

En ella señala que son muchos los temas por liderar, entre otros: igualdad de derechos para parejas del mismo sexo y defensa de los derechos de la mujer frente a iniciativas que pretenden derogar la jurisprudencia constitucional para establecer excepciones al carácter delictivo de la práctica del aborto.

También dice Rivera, las reformas estructurales a un sistema de salud que aún no ofrece ni oportunidad ni calidad de atención a los usuarios; y no menos, las reformas a la educación superior que deben procurar hacer efectivo el derecho a una educación pública de calidad y amplia cobertura;

El representante pide al partido el establecimiento de políticas de desarrollo sostenible que hagan compatible el crecimiento de nuestra economía con la preservación de nuestros recursos naturales, “sobre todo ahora que la minería avanza a pasos agigantados y, quizás, desproporcionados”. Igualmente, una política para combatir el cambio climático, el cual, a través del fenómeno de la niña. ya ha causado estragos en el territorio nacional;

Así mismo, pide al Liberalismo participar propositiva y racionalmente del conveniente debate que ha insinuado el presidente Santos sobre la efectividad de la actual política de lucha contra las drogas.

A la vez, Rivera hace énfasis en que el Gobierno fije una “verdadera política de desarrollo rural que garantice mayor equidad entre el desarrollo urbano y el rural, y que permita que la restitución de tierras, además de instrumento de justicia, sea también instrumento de equidad”.

Esos serán, en general, los temas de la Constituyente Liberal, sin duda, el evento que más ha acaparado en las últimas semanas la atención del ambiente político.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.