Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2016 8:50:00 PM

No hubo acuerdo entre indígenas y la ANLA por licencia ambiental

Una licencia otorgada por la ANLA tiene enfrentados a una comunidad y a los constructores de la carretera.

Los indígenas del Cabildo y delegados de la ANLA, la ANI y de Autopistas de La Sabana estuvieron reunidos en las últimas horas en un hotel en Bogotá para analizar las peticiones de los aborígenes pero no hubo ningún acuerdo. 

El Capitán del Cabildo Flores de Chinchelejo, Rafael Martinez, dijo a Semana.com  que el delegado de la dirección de consulta previa, Fabián Villalba, no garantiza dicha consulta que les permitiría manifestar a la empresa sus inquietudes antes que destruyan  las zonas verdes y los reservorios hídricos que están en la zona de influencia del asentamiento indígena y así evitar daños irreparables a su hábitat y cosmovisión.                                         

Señala que los funcionarios y el representante de la concesión les hicieron saber que deben cumplir con un cronograma de obras y que posteriormente  el Cabildo, iba a ser compensado económicamente.     

"Por último se concluyó que nos levantamos de la Mesa y esperábamos la decisión de la Corte Constitucional, para que exista garantía del derecho a la consulta previa y se suspendan las obras para que así se garanticen el derecho fundamental de participación", manifestó Martínez.                                   

Los delegados de la ANLA notificaron que el próximo 23 de junio emitirán un auto manifestando si suspenden la licencia, las obras o si es pertinente abrir una investigación a la empresa Autopistas de La Sabana.

Contratista de la doble calzada Sincelejo- Tolú viejo rechaza denuncias de  indígenas

La empresa Autopistas de La Sabana rechazó las acusaciones de los representantes del Cabildo Flores de Chincheno,  ubicado cerca a Sincelejo,  que se encadenaron en las puertas del Ministerio del Medio Ambiente en Bogotá exigiendo suspender las obras y las licencias que otorgó la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, para la construcción de la vía Sincelejo-Tolú viejo, con el argumento de que viola terrenos sagrados y está causando graves daños ambientales.

Salomón Niño, gerente de la compañía contratista, dijo a Semana.com que  son  totalmente falsas todas las denuncias de esa comunidad porque han cumplido a cabalidad  con todas las normas, leyes y decretos que  exige el gobierno nacional. “Esta comunidad ha venido suscitando controversias desde que se inició la etapa de construcción desconociendo todas las actuaciones que ha hecho la concesión que ha adelantando el 92 por ciento del contrato. Este es un proyecto que lleva muchos años y que se adelantó con  todo el proceso de licenciamiento ambiental y de consultas previa”, enfatizó el contratista.

Niño aseguró que detrás de las pretensiones y obstáculos que han retrasado la terminación de la obra en un tramo de 600 metros,  hay otros intereses. “Esta comunidad  del Cabildo de Chinchelejo se apropió de un predio que no les pertenece, que está en proceso judicial, apenas hace un año largo, es relativamente nueva  en el sitio. Si se mira una fotografía Google Earth  del año 2014 no había nada y este año ya los identifica”, subrayó el Gerente de la empresa Autopistas de La Sabana.

Agregó que dicho cabildo apareció con el proyecto y se posaron allí en el cerro de Sierra Flor, cerca de Sincelejo para obstaculizar las obras. Niño dice que no es justo con la región y con el país que dos o tres personas se  interpongan y digan  que no han tenido participación. “No es un cabildo, nació apenas hace un año cuando empezaron a construir cambuches en un predio en expropiación”.

 Afirma que desde el principio los indígenas reclamantes fueron invitados a las reuniones de consulta previa y no asistieron, pese a que se les facilitó el transporte y hubo participación de la ANI, el ministerio del interior, la ANLA, la personería y otras organizaciones regionales, “al revés de lo que dicen en 3 veces consecutivas dejaron de asistir.

Niño acota que se han hecho 10 consultas previas  y cuando se hizo el licenciamiento ambiental había 6 comunidades indígenas, reconocidas por el ministerio del interior. “Posteriormente se hicieron otras consultas previas por orden de un juez, hemos acatado lo que nos ordenan las autoridades”.

En su denuncia los indígenas afirman que el Vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras y Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, al igual que los ex directores del ANLA, Nubia Orozco y Fernando Iregui, “son culpables de la destrucción ambiental de los cerros de la Sierra Flor, y han permitido el enriquecimiento ilícito de Menzel Amín, dueño de la empresa Autopistas de la Sabana, que ha realizado extracción minera en la zona y no ha pagado un solo peso por concepto de regalías a la Agencia Nacional de Minería, evasión alrededor de  más de los 20 mil millones de pesos”.

El gerente de la concesionaria Autopistas de La Sabana, Salomón Niño, respondió a esta acusación que  también  es falso,  porque están amparados bajo la licencia ambiental  y tienen  un límite de intervención identificado. “Lo que hacemos son excavaciones para la profundización  de la vía, se presentan cortes grandes y gran parte del material ha sido depositado en botaderos para darle cumplimiento a la licencia ambiental. La ley nos obliga a minimizar el impacto ambiental y por eso se utiliza parte del material para evitar que se explote en otro sitio.”

Niño reconoció que sí hay impacto ambiental, y es normal cuando se hace una obra de infraestructura tan grande y compleja como una doble calzada. “Eso implica algunos impactos que han sido identificados y puestos en conocimiento público ante las autoridades regionales y la ANLA y por eso nos han dado todos los permisos. Hemos sembrado cerca de 17 mil especies arbóreas para compensar lo que hemos intervenido”, puntualizó el vocero de la empresa contratista de la vía Sincelejo-Tolú viejo.

El tramo que falta para terminar la doble calzada Sincelejo-Tolú viejo es de 600 metros de un corredor de 18 kilómetros. El Gerente de la empresas Autopistas de la Sabana señala que tenían previsto entregar el corredor este año pero por los obstáculos de la comunidad de Sierra Flor el cronograma se ha alterado, de no ser  así podríamos entregar este corredor vial a la comunidad este año”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.