Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2013 12:00:00 AM

¿Debe ser gratuita la licencia de conducción?

La representante Gloria Stella Díaz dice que no se deben cobrar. Mintransporte la controvierte.

De las licencias de conducción que deberían ser cambiadas, solo alrededor de 500.000 han logrado tramitarse y no es difícil imaginar el dolor de cabeza para los conductores del país que no han logrado el nuevo documento y que deben sortear largas filas, tarifas abusivas en exámenes y el asedio de los tramitadores.

Al anuncio de que el Ministerio de Transporte solicitó a los organismos locales de Tránsito alargar hasta enero próximo el plazo para el recambio, que vencía a mediados de octubre, se suma ahora una petición que lograría aliviar al menos el bolsillo de los usuarios: la de si es legal o no que se cobre por la nueva licencia.

Según la representante a la Cámara por del partido Mira Gloria Stella Díaz, la propia ley apoyaría la idea de que aquellos cerca de cuatro millones que tienen pase de servicio público vencido y operan vehículos particulares no deberían pagar por el cambio, que cuesta entre 60.000 y 94.000 pesos dependiendo de cada región.

Para apoyar su tesis, se parapeta en los parágrafos 1 y 2  del artículo 17 de la Ley 769 del 2002, que habla de “sustitución”, lo que no obligaría al pago de la licencia a este grupo de conductores. “El Gobierno el Ministerio de Transporte juega con las palabras, el Gobierno habla de renovación y yo hablo de sustitución como está en la ley”, argumenta la congresista.

Añade que, durante años, los conductores que presentaron a la Policía la licencia para operar vehículos de servicio público nunca fueron multados por conducir carros particulares, lo que también hablaría en contra de la renovación.   

Ahora se espera que los jueces decidan sobre quién tiene la razón. En las últimas semanas se han presentado en el territorio nacional 51 acciones de cumplimiento para detener el cobro de la recategorización de las licencias. Una de ellas hace trámite en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, donde ya fue aceptada.

Se calcula que los colombianos pagarían unos 500.000 millones de pesos por el cambio de una licencia que, según la congresista del Mira, debería ser gratuita. Ella afirma que el Ministerio de Transporte le hace el juego al negocio de los centros de reconocimiento, que recientemente elevaron (algunos hasta duplicaron) el precio de los exámenes que practican.

Responde Mintransporte

Pero otra cosa piensan en el Ministerio de Transporte. El viceministro, Nicolás Estupiñán, aseguró que el decreto 019 del 2012 se estableció que hay una vigencia para las licencias en la renovación.

“El decreto no menciona que los conductores que estén utilizando su licencia pública para manejar particulares tengan que verse incorporados dentro de esta vigencia (...). La licencia pública vencida no puede ser utilizada como un registro valido para la sustitución”.

“Hay que renovar aquellas licencias que estén vencidas, para luego hacer un proceso de sustitución bien hecho”, aseguró Estupiñán. 

Frente a las acciones de cumplimiento el viceministro dijo que dos de estas ya fallaron a favor del Ministerio de Transporte. Es decir, que se debe cobrar la licencia. 

Plazo

El Ministerio de Transporte le recomendó a los organismos de Tránsito, evaluar los resultados del proceso en el cambio de las licencias de conducción para extenderlo hasta el próximo 31 de enero. El plazo era 15 de octubre.

Durante estos casi tres meses se han expedido 506 mil licencias de conducción, cifra que duplica el promedio normal en el mismo periodo anterior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.