Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/23/2011 12:00:00 AM

Liliana Pardo e Inocencio Meléndez, inhabilitados

La Procuraduría sancionó con 18 años de inhabilidad para ocupar cargos públicos a la exdirectora del IDU y con 17 años al exsubdirector jurídico de la misma entidad.

El Ministerio Público informó que profirió la sanción debido a las irregularidades en el diseño, la planeación y la ejecución de la Fase III de Transmilenio. 
 
Los dos exfuncionarios son procesados por el llamado 'carrusel de la contratación', como se conoce la investigación que llevan los entes de control a diferentes figuras públicas señaladas de corrupción en la ejecución de contratos del Distrito.
 
La Procuraduria también sancionó con destitución e inhabilidad a otras siete personas.
 
Aldemar Cortés, subdirector técnico de obras, fue destituido e inhabilitado por 16 años; Luis Esteban Prada Bretón, subdirector general, por 16 años; Carmen Elena Lopera, directora de construcciones , por 16 años; Luis Eduardo Montenegro, subdirector General de Infraestructura, por 14 años; Rafael Hernán Daza, subdirector técnico de diseños, por 14 años; María Clemencia Cantini, directora técnica de gestión, por 14 años; Martha Castellanos, directora técnica de predios, suspendida por 11 meses.
 
Carmen Rosario Silgado, subdirectora técnica de contratos y convenios, fue la única persona absuelta por el Ministerio Público. 
 
A finales de mayo pasado la Procuraduría abrió una investigación formal a varios exfuncionarios del IDU por la presunta entrega de los contratos sin controles y por el posible cambio de las condiciones de la adjudicación, con el objeto de favorecer a algunos contratistas.
 
En la formulación de los cargos, la Procuraduría señaló que Pardo no cumplió el deber de vigilar y controlar la adjudicación de contratos, lo que generó "un evidente detrimento patrimonial para la administración de Bogotá".
 
Los contratos a los que se refiere el Ministerio Público fueron suscritos por Meléndez, quien era subalterno de Pardo. Sin embargo, la responsabilidad también recae sobre ella, pues fungía como la cabeza del IDU.
 
Pardo y Meléndez enfrentan también un proceso penal por los mismos hechos. Ellos se encuentran detenidos. Pardo está recluida en su casa (por ser madre cabeza de hogar) y Meléndez está detenido en la cárcel La Picota.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.