Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/12/1999 12:00:00 AM

LINCHADO ANTE LAS CAMARAS

Las imágenes de un linchamiento en Chinchiná y la indiferencia policial causaron horror y <BR>polémica la semana pasada.

El espantoso rostro de la violencia quedó al descubierto el martes cuando los colombianos
vieron en un noticiero de televisión la muerte de un hombre a manos de una turba enfurecida. Sucedió en
Chinchiná, Caldas, cuando los afectados por el desalojo policial de un lote invadido atacaban a piedra la
alcaldía. De pronto un hombre, llamado Jorge Evelio Cardona, se enfrentó a los manifestantes y les increpó
para que detuvieran la violencia. Eso fue suficiente para que la locura colectiva se ensañara sobre el propio
pacificador. En cuestión de segundos fue linchado a palo, patadas y puñal por la muchedumbre. Tal vez lo
que más impresionó a los horrorizados televidentes fue la indiferencia de los policías apostados en el
edificio. No sólo incumplieron sus deberes constitucionales. Ni siquiera el más elemental principio de
solidaridad les movió a socorrerlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.