Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/11/27 09:10

El lío jurídico para elegir el nuevo personero de Bogotá

En el Concejo hay dos bandos enfrentados: los que apoyan el concurso de méritos, y quienes esperan que se mantenga la elección tradicional.

El lío jurídico para elegir el nuevo personero de Bogotá

Una verdadera controversia se vive en los pasillos del Concejo por el “lío jurídico” para elegir el personero de la capital.

Un cargo apetecido no sólo porque desde este se puede sancionar e inhabilitar funcionarios, sino también porque cumple una función social, y tiene un nada despreciable presupuesto que alcanza los 85.000 millones de pesos.

Aunque las inscripciones no se han abierto legalmente, al ruedo ya se lanzaron dos pesos pesados que aspiran al cargo: el actual contralor, Diego Ardila, quien espera que se abran las inscripciones para tomar la decisión y el actual personero, Ricardo Cañón, quien quiere ser reelegido.

Mientras más nombres se suman a la lista, en el Concejo esperan que se aclare cuál se será el mecanismo con el que se elegirá a quien tome el timón de la Personería.

Las diferencias surgieron tras la aprobación de la Ley 1551 de julio del 2012, la cual modernizó la organización y el funcionamiento de los municipios. En el artículo 170, se estableció la forma para escoger el personero. Es decir, allí se ordenó que estos serían elegidos “previo concurso de méritos”.

La decisión le dio la vuelta a la forma de la elección para este cargo. Hasta el 2012 los personeros se elegían luego de que los interesados presentaran sus hojas de vida en la Secretaría General del Concejo y, tras un proceso de entrevistas, los partidos políticos y escogían sus candidatos. Al final, la plenaria del cabildo votaba. Una forma de elección que, para muchos, es calificada de acomodada y a dedo y que no reúne las garantías.

Precisamente esa fue la razón de ser de la ley que cambia la elección de los personeros y con ello le da transparencia a un proceso que para algunos es político y no técnico.

El debate está encendido y el cabildo dividido entre quienes consideran que se debe mantener la elección tal cual como se venía haciendo y los que reclaman que debe haber un concurso de méritos en dónde la Escuela de Administración Pública (ESAP) debe ser la que diseñe y realice la escogencia.

Los argumentos van y vienen. En el primer bando están concejales como Jorge Durán, Soledad Tamayo, Jimena Toro y Germán García Zacipa, estos tres últimos elaboraron una ponencia para mantener tal cual en la reglamentación de Concejo en el tema de la elección del Personero y poder hacer la elección sin cambios.

Ellos se basan en un concepto del Ministerio del Interior señalan que Bogotá es un Distrito Especial regulado por el Estatuto Orgánico y por lo cual la ley de municipios no lo cobija.

“Al no ser modificado el Estatuto Orgánico siguen las normas vigentes actuales”, esa es la tesis del concejal Jorge Durán Silva. En una ponencia para mantener la reglamentación, conocida por este portal, se determina que el reglamento no se debe cambiar.

“Hay que hacer la elección en los mismos términos en que se ha venido haciendo, que es una convocatoria pública”, dijo la concejala Soledad Tamayo. En el otro lado están quienes consideran que Bogotá no se puede excluir de la nueva forma de elegir personeros. Para ellos, no cabe duda de que es necesario que se haga el concurso.

Para el concejal Antonio Sanguino es un error y un juego de la politiquería la elección a dedo. “Bogotá se negaría a la meritocracia, eso es un exabrupto”.

Otro de los concejales que incluso presentó ponencia a favor de que se haga la elección por concurso es Hosman Martínez. Para el cabildante, la Personería es la entidad líder en defensa en derechos humanos y debe ser técnica y no política como ha sucedido hasta el momento, por eso debe de haber un concurso. “Los derechos se deben dejar manejar desde la demagogia”.

"Esperamos que en esta ocasión el Concejo no deje pasar la oportunidad de oro que se le presenta para afianzar la meritocracia en la capital del pais", dijo el concejal Jairo Cardozo.

Una inquietud ronda a quienes conocen del tema. Por qué Bogotá, siendo la capital del país, no puede elegir a su personero mediante un concurso para darle transparencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.