Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/2012 12:00:00 AM

Llegada de Campo Elías Terán: desespero en La Heroica

El alcalde de Cartagena Campo Elías Terán retomó su cargo luego de una incapacidad de 36 días: encontró grandes chicharrones y sobre todo una ciudad desesperada.

El miércoles pasado, cuando Campo Elías Terán volvió a la Alcaldía de Cartagena, se asomó al balcón para saludar a los transeúntes. No se notó gran entusiasmo, pero sí caras de solidaridad y aprecio entre los pocos que bajo el sol canicular por allí pasaban.

En el rostro de ambos, de Campo Elías y de la gente, se notaba que cada uno vivía su propio drama. El alcalde venía de unas fuertes sesiones de quimioterapia. Y la gente estaba preocupada porque en el mes que el alcalde estuvo por fuera comenzaron a salir a flote lo que parecen ser graves problemas para la ciudad.

Ese mismo día le tocó crisis. El almirante Gabriel Arango Bacci, el funcionario de mayor reconocimiento del gabinete, renunció a su cargo de director de la Secretaría de Seguridad, según dijo, luego de que la hija del alcalde, Egla Terán, lo llamó para reclamarle por unas supuestas declaraciones que él había dado. No es la primera vez que se cuestiona la injerencia de Egla. En este caso, Arango la desmintió y agregó que en la entidad hay funcionarios que "están haciendo cosas indebidas".

Pero esa no es la única preocupación con el gobierno de La Heroica. La secretaría de Hacienda también lleva varias semanas en interinidad. El secretario renunció luego de pagar 56.000 millones de pesos de deudas de vigencias vencidas que las anteriores administraciones no habían pagado porque tenían soportes débiles.

Y ahora, los ciudadanos preocupados tienen temor de lo que puede ocurrir con 162.000 millones de pesos que el Concejo ya aprobó en primer debate como vigencias futuras. Hay preocupación porque vía 'vigencias futuras' se ha saqueado el erario de otras alcaldías. En este caso se están comprometiendo recursos para "obras del Plan de Desarrollo" sin precisar muy bien cuáles. Conocedores del tejemaneje político de Cartagena le dijeron a SEMANA que detrás de este acuerdo está un grupo político que negocia esas obras. Y mencionaron que se llevó a cabo un desayuno el martes pasado, al que asistieron 11 concejales y un reconocido dirigente de ese grupo político, para concretar la aprobación de esas vigencias futuras.

El tema de los contratos ha sido otro dolor de cabeza. Campo Elías Terán no ha podido acertar con varios de ellos. Primero lo cuestionaron porque le dieron el contrato de aseo para las escuelas a una firma cuyo representante legal había sido condenado e inhabilitado. Después le criticaron que se demorara en sancionar el Plan de Desarrollo, porque el Concejo no le otorgó facultades para contratar. Y lo más reciente fue la gran polémica que se armó por las prórrogas a los contratos del relleno sanitario y de la recolección de basuras, que dieron lugar a que en menos de dos meses fueran desvinculados dos jefes de la misma oficina de servicios públicos.

En el caso de la recolección de basuras todo el lío se dio hace dos semanas mientras Campo Elías estaba convaleciente. Los conocedores de este contrato están sorprendidos porque faltan dos años para que venza, es decir, todavía es temprano para decretar la prórroga y porque la ejecución del contrato ha sido cuestionada y las basuras son evidentes en varios sitios de Cartagena. El concejal David Múnera sostuvo que no entendía cómo la administración prorrogaba unos contratos que están demandados por el distrito y denunció que en los seis años el contrato pasó de costar 20.000 millones a 36.000 millones de pesos.

El asesor comercial de la firma beneficiada con la prórroga es Gerardo Rumié, amigo íntimo y socio en algunas empresas de la familia García Romero, casa política reconocida por tener gran influencia en la administración de Terán.

En medio del desconcierto han alzado la voz columnistas como Óscar Collazos, de El Tiempo, y Carlos Villalba y Héctor Hernández, de El Universal, quienes cuestionan la capacidad del alcalde para gobernar la ciudad y han denunciado la posible preventa de contratos a las casas políticas y a los empresarios que financiaron su campaña.

Un elemento común a varios de estos escándalos es que el alcalde siempre dice que no le consultaron y luego ordena revisar las actuaciones. Pero no siempre son reversibles. Muchos se preguntan entonces si el alcalde sabe todo lo que está pasando o en realidad sucede a sus espaldas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.