Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/2018 10:15:00 PM

Llegó la JEP: desde el lunes funcionará el tribunal de paz

El edificio tendrá salas de audiencia circulares, alta tecnología e integrará todos los órganos de la justicia transicional. Aquí se darán cita cerca de 6.000 victimarios para expiar sus culpas ante magistrados y víctimas.

Justo hace un año empezó a operar la Secretaría Ejecutiva de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) a cargo del exmagistrado Néstor Raúl Correa. Se trata del primer órgano que saltó del papel del acuerdo de paz a la realidad. Ha enfrentado la misión de poner en marcha las instancias que integrarán el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición. Así mismo, la Secretaría debía asumir las tareas legales relacionadas con las actas que exguerrilleros y miembros de la fuerza pública deben suscribir con su intención de comparecer ante el tribunal de paz.

El primer año de operatividad costó 4,7 millones de dólares, monto cubierto por países amigos por medio de la Oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Para 2018, el sistema requerirá de un presupuesto cercano a los 230.000 millones de pesos, a cargo del Fondo Paz del gobierno nacional.
A la fecha, 3.534 exguerrilleros han firmado el acta de sometimiento. La Secretaría Ejecutiva acudió a 72 cárceles así como a las zonas veredales donde se concentraron las Farc. Así mismo, tiene 1.729 actas suscritas por integrantes de la fuerza pública (incluyendo a 3 generales), además de 21 particulares. Entre estos últimos hay personajes como Ramiro Suárez, el exalcalde de Cúcuta condenado por nexos con los paras.

Así las cosas, se estima que hacia febrero, cuando se posesionen los 38 magistrados ya escogidos, tendrán que procesar a cerca de 6.000 excombatientes y a unos cuantos particulares implicados en el conflicto. La sede también albergará al equipo de la Unidad de Investigación y Acusación (la Fiscalía ante la JEP), liderada por Giovanny Álvarez, y la Comisión de la Verdad, que dirige el jesuita Francisco de Roux.

“Los juicios tendrán un lugar propicio”
El secretario ejecutivo de la JEP habla sobre la puesta en marcha de la justicia transicional.

SEMANA: ¿Cuál ha sido la tarea más difícil?

N.R.C.: Soportar, resistir. La Secretaría Ejecutiva de la JEP fue la primera institución creada en desarrollo del acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc, y por lo mismo sobre ella recayó la tensión generada por el clima de polarización.

SEMANA: ¿Cuál es la idea con este diseño circular de las salas?

N.R.C.: Que víctimas y victimarios se vean a los ojos en función de reconciliarse. El círculo tiene una carga simbólica diferente a la sala cuadrada y tradicional, ya que es un espacio sensible que permite tramitar la responsabilidad de los procesados y la indignación de las víctimas. En el círculo el diálogo fluye, se expande. La arquitectura judicial no debe separar, aislar, someter, inhibir. Un filósofo, Giorgio Agamben, anota que la verdadera pena es el juicio. Y ese juicio, si está orientado al perdón y a la reconciliación, debe acontecer en un espacio propicio.

SEMANA: El edificio integrará no solo el tribunal de paz, sino también la Comisión de la Verdad y la unidad de personas dadas por desaparecidas.

N.R.C.: Correcto, para que las víctimas no tengan que dar vueltas por la ciudad. También sobre la Secretaría Ejecutiva recayeron las esperanzas de las víctimas, las expectativas de la comunidad internacional y el afán de los detenidos por su libertad. La presión era mucha, los acontecimientos se precipitaban, cada día surgía una emergencia. Hace un año me entregaron un papel y ahora les devuelvo una institución que funciona. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?