Lunes, 22 de septiembre de 2014

| 2013/07/09 00:00

Lo que cantará el ‘Loco’ Barrera en EE. UU.

El narcotraficante ha dicho que la droga que enviaba a EE. UU se la compraba a las FARC.

El ‘Loco’ quizá revelará con lujos de detalles el trasiego de sus cargamentos por Centroamérica, Venezuela y México. Foto: Policia Nacional.

La noticia sobre la extradición de Daniel el ‘Loco’ Barrera copó las primeras líneas de los medios de comunicación del país. Se trata del último de los grandes capos del narcotráfico y uno de los hombres que más secretos saben del mundo de este negocio ilícito. Eso lo conocen bien algunos de sus cómplices que figuran en los puntos más disímiles: guerrilla de las FARC, miembros de las Fuerzas Armadas y paramilitares, entre otros. Por eso, aunque él ya está en ese país, el temor de lo que pueda decir gravita aquí.

Barrera, quien fue capturado en octubre del 2012 en Venezuela y deportado a Colombia semanas más tarde, ahora tendrá mucho que contarles a las autoridades estadounidenses. Con apenas 44 años de edad, Barrera era uno de los más veteranos narcos colombianos. Una paradoja natural porque en este universo de maleantes, los más duros se inician muy jóvenes.

Así, por ejemplo, él antes de cumplir los 20 ya estaba metido en ese turbio y peligroso negocio. Eludió por más de dos décadas a las autoridades y realizó alianzas para traficar con todos los grupos ilegales que existen en el país. Negoció con guerrilla, paras, narcos y bandas criminales.

De los últimos años, las autoridades estiman que pudo exportar cerca del 40 por ciento de la cocaína que se producía en el país anualmente. Ahora todo su recorrido quedaría plasmado en letras de molde en una fiscalía de los distritos Sur y Este de Nueva York.

Pero ¿qué contará? Hace poco SEMANA reveló apartes de varias grabaciones sobre la confesión que hizo Barrera en un avión en momentos en que era trasladado de Venezuela a Bogotá. “Yo voy a colaborar a la justicia y voy a entregar bienes. Pero no puedo entregar todo. Con algo tengo que quedarme para la pensión”, dijo. Sin embargo, en una cárcel federal de cuatro metros cuadrados quizá cambie de parecer y termine negociando y entregando su riqueza.

En primer término Barrera hablaría de sus negocios de droga con las FARC. El capo ha dicho que le compraba la droga a esta organización guerrillera y con asombro dijo que “era más fácil mandar 1.000 kilos de cocaína que hacer mercado”. Según él, esa guerrilla no sólo le vendía cocaína, sino que compartían algunos de los cargamentos que enviaba a México con ayuda de dos amigos suyos.  

“Yo le compraba la mercancía mía a las FARC. Los encargados de subir la mercancía a Honduras, Guatemala o México eran Luis Caicedo, alias 'Lucho', y Meyendorff (Juan Fernando Álvarez Meyendorff, alias 'Mechas'), que tenían los contactos con los charros (los carteles mexicanos). A ellos los quiero mucho. Sé que 'Lucho' y 'Mechas' están hablando con los gringos y yo voy a hacer lo mismo con la Fiscalía colombiana o con las autoridades americanas (sic)”, contó Barrera.

Mientras estuvo en la cárcel en Colombia, Barrera quiso pasar en entrevistas radiales como un simple campesino que jamás tuvo que ver con actividades delincuenciales. Pero no convenció. La Corte Suprema, por ejemplo, quien autorizó su extradición, tenía el récord de sus pecados.

Según la acusación realizada por tres cortes de Estados Unidos, Daniel Barrera comercializó desde 1992 el narcótico hacia distintos países de Centroamérica y tenía como destino final Norteamérica. “La investigación reveló que desde por lo menos el año de 1992 hasta el 28 de septiembre del 2010, Barrera estuvo implicado en una organización de narcotráfico de gran escala en Colombia que transportó miles de kilogramos de cocaína desde el país y Venezuela, a través Centroamérica y México, siendo el destino final Estados Unidos”, señala el concepto de la Corte.

Barrera deberá contar también sobre sus vínculos con el narcoparamilitar de los Llanos Pedro Oliverio Guerrero Castillo, ‘Cuchillo’. También sobre las decenas de muertos que cayeron por cuenta de la guerra contra el también narcoparamilitar Daniel Rendón Herrera, ‘Don Mario’. Pero además tendrá que revelar los pagos que hacía -entre 1.500 y 2.000 millones de pesos- para el mantenimiento de la banda criminal Ejército Revolucionario Popular Anticomunista (ERPAC), que lideraba ‘Cuchillo’.

“Cuando ‘Don Mario’ (Daniel Rendón Herrera) quedó desplazado y le tocó irse para Urabá, después de la muerte de Miguel Arroyave, empezaron a mandar gente de nuevo para los Llanos a retomar eso. Nosotros necesitábamos tener una persona ahí que no lo dejara entrar de nuevo al Llano y ahí hicimos una sociedad con ‘Cuchillo’ (Pedro Oliverio Guerrero, muerto en diciembre del 2010) para que los parara”.

El ‘Loco’ quizá revelará con lujo de detalles el trasiego de sus cargamentos por Centroamérica, Venezuela y México, y de ahí se desprenderán investigaciones sobre las autoridades que habrían permitido esos movimientos. También es muy posible que deba hablar sobre sus nexos con políticos locales en Colombia con los que habría hecho causa común en sus actividades delictivas.

Así pues, el legendario capo entregará mucha información con la que nutrirá a las autoridades estadounidenses. Lo que no se sabe es si pasará mucho tiempo tras una reja o si, como ha ocurrido con otros narcos recientemente, negocie y pase una temporada de recreo en ese país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×