31 agosto 2011

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Lo que le espera a Juan Carlos Pinzón, nuevo ministro de Defensa

Por Sally Palomino, periodista semana.com

NACIÓNEl hombre de confianza de Santos asume a tan solo unos días de que el presidente anunció un cambio en la forma de operar contra las FARC. Sin embargo, la lucha contra la guerrilla no será su única prioridad. Analistas señalan cuáles otros son sus grandes desafíos.

Lo que le espera a Juan Carlos Pinzón, nuevo ministro de Defensa. Juan Carlos Pinzón, nuevo ministro de Defensa.

Juan Carlos Pinzón, nuevo ministro de Defensa.

Foto: Archivo Semana.

Hace tan solo unas horas pocos sabían quién era Juan Carlos Pinzón (39 años). Aunque fue viceministro de Defensa y secretario general de Presidencia, su personalidad lo mantuvo, para la gran mayoría de colombianos, con un perfil bajo. Sin embargo, ahora cuando fue nombrado por el presidente Juan Manuel Santos nuevo ministro de Defensa, todos los ojos están puestos sobre él. Y no es para menos.

Los retos a los que se enfrenta son muchos. Y no sólo tienen que ver con la lucha contra la guerrilla. Mejorar la percepción, en general, que se tiene sobre la seguridad en el país; lograr una efectiva comunicación de política y de gestión ante la opinión pública y los partidos políticos, así como lograr una redefinición de la cartera de Defensa son, para algunos expertos, los principales desafíos que deberá asumir Pinzón.

Nueva estrategia contra la guerrilla y las bandas criminales

Si por algo va a pasar a la historia Rodrigo Rivera es porque durante su gestión se dio de baja a Víctor Julio Suárez, alias ‘Mono Jojoy’ (en septiembre del 2010). El éxito militar, sin embargo, precedió a un cambio en la estrategia de las FARC. El presidente Juan Manuel Santos, el pasado 7 de agosto, se refirió a esa nueva forma de actuar de la guerrilla y anunció una reingeniería en la forma de atacarlas. Pinzón tendrá que desarrollarla.

Jairo Libreros, experto en seguridad y defensa nacional, se refiere a la Política integral de seguridad y defensa para la prosperidad del Gobierno. Según él, no funcionó y reformularla es una tarea para Pinzón. “No será nada fácil, pero deberá hacerlo. La batalla contra las bandas criminales se está perdiendo, están avanzando hacia las ciudades. Es necesaria una nueva estrategia contra todos los grupos armados”, señala.

La llegada de Pinzón al ministerio de Defensa se da a tan solo unos días de que el presidente Juan Manuel Santos hablara de una reingeniería en la lucha contra las FARC. El 7 de agosto Santos fue enfático en decir que es necesaria “una revisión del esquema de control territorial, incluido el control de nuestras fronteras, para hacer un uso más eficaz y más efectivo de nuestras fuerzas”.

Para Hugo Acero, exasesor presidencial de paz y seguridad nacional, “el nuevo ministro debe diseñar esa nueva estrategia que anunció el presidente, que debe responder a las actuales formas de operar de la guerrilla, que se resumen en acciones rápidas y sorpresivas. Eso supone un ajuste en la política de seguridad democrática, para afrontar esos retos que la guerrilla ha impuesto con su accionar”.

El senador Juan Carlos Vélez (Partido de la U) señala, por su parte, que el reto de Pinzón será cuidar el llamado “huevito de la seguridad democrática”, basado en la presión a la guerrilla y la recuperación del orden público que, en determinadas zonas del país, ha sido alterado por recientes incursiones de las FARC y el ELN.

Mejorar percepción de seguridad, generar confianza

Si hubo algo que perjudicó a Rodrigo Rivera fue la desbordada percepción de inseguridad en el país, así las cifras lo favorecieran y él las usará como escudo cada vez que era cuestionada su cartera. Es por eso que el gran reto de Pinzón será generar un ambiente de confianza, de seguridad.

“Debe hacer una comunicación clara en la política de su gestión; debe convencer, sintonizarse con los medios, con la gente, con los sectores políticos. Un gran error de Rivera fue intentar tapar con cifras la sensación de inseguridad de la gente”, subraya Libreros.

No muy diferente piensa Mauricio Romero, analista de la Corporación Nuevo Arco Iris. Él asegura que es importante que Pinzón empiece por hacer una evaluación más realista en el tema de seguridad y con esto hacer una redefinición de las prioridades. “Hay que romper de una vez con esa inercia con la que se venía trabajando, las Fuerzas Militares continuaron trabajando como lo venían haciendo, sin ver el cambio en la realidad que demanda una respuesta diferente”.

Reconocer el impacto que tienen las llamadas bandas criminales en la política regional y actuar ante su inminente influencia en las elecciones departamentales podrán hacer que Pinzón genere, desde su llegada, esa confianza que hoy parece perdida.

“El Gobierno debe enfrentar a las bandas criminales como lo que son, una expresión del paramilitarismo”, señala el senador Luis Carlos Avellaneda (Polo).
 
Ubicar el Ministerio de Defensa en la primera fila de la arquitectura de seguridad en Colombia

Rivera, mientras fue ministro, tuvo que compartir con Francisco José Lloreda (alto consejero para la convivencia y la seguridad ciudadana) y con Sergio Jaramillo (alto consejero de seguridad) el tema de seguridad. Esos dos cargos, instrumentados en este gobierno, le robaron –dicen algunos– protagonismo y liderazgo a Rodrigo Rivera en los temas de su cartera.

“Pinzón tiene, a diferencia de Rivera, la posibilidad de ubicar al ministerio nuevamente en la primera fila de la arquitectura de seguridad en Colombia. Rivera no tenía eco en el gabinete. Seguramente, Juan Carlos Pinzón sabrá poner a la cartera de Defensa nuevamente a la cabeza del tema de seguridad, recomponer la línea administrativa de gestión de la defensa y la seguridad en Colombia. Que no puede seguir siendo difusa”, señala Jairo Libreros.

El senador Luis Fernando Velasco (Partido Liberal) considera que Santos, al “desprenderse” de la presencia de Pinzón en Palacio, manda un mensaje: la seguridad “pasa a ser la prioridad del gobierno de Santos”.

Mauricio Romero coincide en decir que con Pinzón frente al Ministerio de Defensa se presume que habrá mayor coordinación y que se recupere la pérdida de liderazgo que se había dado con Rivera. “Con un ministro de Defensa tan cercano a la Casa de Nariño se equilibrará el organigrama en temas de seguridad, tendrá mucho más reconocimiento el ministro, y sus determinaciones serán, sin duda, más relevantes” señala Romero. 

Las regiones y las tropas

Los últimos días de Rivera en el ministerio estuvieron marcados por su enfrentamiento con la gobernadora de Córdoba, Marta Sáenz. Mientras ella daba una cifra de homicidios en su departamento (313 en lo que va corrido del año hasta el 10 de agosto), el ministro insistía en dar otra, mucho menor. El evidente malestar entre la gobernadora y Rivera fue, para algunos, una muestra de cómo le costó a Rivera entenderse con los mandatarios regionales.

Para Libreros un gran reto para Pinzón es justamente lograr establecer líneas de coordinación entre la Nación y las entidades territoriales. “El Ministerio de Defensa no puede ir por un lado y los departamentos por otros en temas de seguridad. Es necesario que se coordine en conjunto con la Policía acciones en pro de ir todos hacia el mismo lado”.

Y a la vez, lo que pasa en las ciudades no puede ser una cuestión ajena al Ministerio de Defensa. “Los temas de seguridad urbana se ponían en la agenda desde finales del gobierno de Uribe. Hay nuevos fenómenos de violencia, hay que asumir nuestras estrategias. Pinzón debe pensar en romper con la inercia que en ese sentido ha existido en la cartera de Defensa”, puntualiza Mauricio Romero.

La llegada de Pinzón tendrá que desencadenar –dicen los analistas– en un mejor ambiente en las tropas. Y aunque aún es incierto si el almirante Édgar Cely seguirá siendo el comandante de las Fuerzas Militares, está claro que el nuevo ministro deberá generar confianza, animar a la tropa.

Este miércoles, minutos después de conocerse la noticia de su nombramiento, comentarios positivos se escuchaban en el Ministerio de Defensa. Que Pinzón sea hijo de un militar y le haya ido tan bien como viceministro de Defensa le vaticina un buen camino. Este jueves empezará el empalme y la próxima semana asumirá formalmente su nuevo cargo.
Publicidad
artículos relacionados

POLÍTICA

¿Por qué se fue Rodrigo Rivera?

Por encima de los golpes a 'Jojoy' y 'Cuchillo', la percepción de deterioro de la seguridad, el corto circuito en el mando de las FF.MM., la distancia con el Gobierno, la falta de capacidad de acción y el aislamiento político influyeron en el primer gran ajuste en el gabinete, coinciden los analistas.

Perfil

Juan Carlos Pinzón, el hombre incondicional del presidente Juan M. Santos

El nuevo ministro de Defensa conoce al presidente Juan Manuel Santos hace más de diez años. Desde entonces han cultivado una relación estrecha. "Él estará donde el presidente se lo pida", aseguran quienes lo conocen bien.

NACIÓN

Juan Carlos Pinzón, nuevo ministro de Defensa

El ex viceministro de Defensa y hasta hace unas horas secretario general de Presidencia, Pinzón, fue designado por el presidente Juan Manuel Santos nuevo jefe de la cartera de Defensa.

REACCIONES

"Renuncia de Rivera era previsible": dirigentes políticos

Los presidentes de los partidos La U, Juan Lozano; Cambio Radical, Carlos Fernando Galán; Liberal, Rafael Pardo, entre otros, aseguraron que la política de seguridad requiere un "nuevo aire".

NACIÓN

Rodrigo Rivera renunció al Ministerio de Defensa

"Hoy considero, señor presidente, que debo terminar este período de mi vida y disponerme a nuevas oportunidades de servicio a mi país", dijo Rivera en su carta de renuncia, en la que presenta un balance de su gestión.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad