Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2009/07/05 00:00

"Lo que he entregado a la Corte es claro y contundente"

En entrevista con SEMANA, el ex superintendente de Notariado Manuel Cuello ratifica sus denuncias sobre la entrega de notarías a políticos.

En los próximos días el ex superintendente de Notariado y Registro, Manuel Cuello Baute, ratificará y ampliará sus denuncias en la Corte Suprema de Justicia

La semana pasada se desató en el país una tormenta, tras las denuncias que hizo el ex superintendente de Notariado y Registro Manuel Cuello Baute ante la Corte Suprema de Justicia. No era para menos. En una extensa declaración, el ex funcionario contó cómo fueron entregadas por orden del gobierno decenas de notarías a senadores y congresistas como prebendas a cambio de haber votado favorablemente y apoyado el proyecto de la reelección en 2005. Como parte del sustento de sus denuncias, Cuello se refirió a fechas clave. Explicó a la Corte que en un solo día, el 25 de noviembre de 2005, se expidieron 21 decretos para nombrar notarios y crear notarías en cumplimiento de compromisos con los políticos. La razón de esa inusual cantidad de nombramientos era, según Cuello, que dos días más tarde, el 27 de noviembre, Álvaro Uribe anunció que iba a ser candidato a la Presidencia y el lunes 28 entró a regir la Ley de garantías, la cual le prohibía al gobierno nombrar cargos públicos hasta las elecciones presidenciales de mayo de 2006.

Las reacciones a las denuncias de Cuello no se hicieron esperar. La Casa de Nariño expidió un escueto comunicado. Aunque acepta que "los gobiernos nombraban libremente en estos cargos (notarías) a personas idóneas y afines a la administración de turno", niega que haya dado prebendas o sobornos a políticos para votar la reelección, como lo afirmó Cuello.

Una reacción similar fue la de varios de los políticos que aparecen relacionados en una lista de 72 nombres elaborada por Cuello, en donde hace una relación de senadores y representantes que habrían sido beneficiados con el otorgamiento de notarías. Mauricio Pimiento, Nancy Patricia Gutiérrez y el presidente del Senado, Hernán Andrade, fueron algunos de los que negaron públicamente haber recibido prebendas.

La grave denuncia de Cuello generó gran polémica y desconcierto. En parte porque varios medios de comunicación reprodujeron un comunicado supuestamente elaborado por él en que negaba haber entregado a la Corte una lista con los nombres de los políticos favorecidos, y haber declarado contra congresistas y altos funcionarios del gobierno. La realidad es que Cuello nunca emitió comunicado alguno. El comunicado que circuló por varias redacciones negando las denuncias fue difundido por su hermano, el ex representante Alfredo Cuello. "Mi única declaración ha sido ante la Corte Suprema de Justicia y solamente espero que ella me trace los lineamientos para proceder, bien sea a la ratificación o a la ampliación correspondiente", dijo Manuel Cuello a SEMANA al explicar que nunca emitió el comunicado que le fue atribuido.

Durante gran parte de la semana anterior también se especuló que Cuello no había entregado el listado con los 72 nombres a la Corte, en el cual aparecen relacionados cerca de 30 congresistas. "Lo que he entregado a la Corte es lo suficientemente claro y contundente para que ella, de acuerdo con su sabiduría, decida lo pertinente", afirmó Cuello a SEMANA al aclarar que sí entregó la famosa lista, entre otras pruebas. El ex superintendente también explicó que, a diferencia de lo que se especuló la semana anterior, durante su primera declaración ante la Corte sí mencionó y se refirió a varios políticos y altos funcionarios. "El 24 de junio de 2009 presenté ante la Corte denuncia penal contra Mauricio Pimiento y Yidis Medina, por las circunstancias que rodearon mi salida de la Superintendencia. En el curso de la diligencia surgieron nombres de parlamentarios, ex parlamentarios, notarios, ex notarios, funcionarios y ex funcionarios sobre las cuales hice precisiones a la Corte", afirmó Cuello.

En su primera declaración ante la Corte, el ex superintendente les contó a los investigadores cuáles eran todos los políticos y altos funcionarios vinculados en la entrega de prebendas. Y aunque su versión duró 10 horas, sólo alcanzó a entregar pruebas y explicar con lujo de detalle el caso de ocho congresistas que habrían sido beneficiados con la entrega de notarías. Cuello afirma que está dispuesto a seguir entregando pruebas y ratificando sus graves denuncias. "Sólo espero que la Corte Suprema me trace la ruta a seguir, bien sea ratificando o ampliando lo hasta ahora testimoniado ante ella", afirmó el ex funcionario. SEMANA estableció que en los próximos días Cuello tendrá su segunda cita con la Corte, en la que seguirá encendiendo este ventilador que dará mucho de qué hablar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.