Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/2013 12:00:00 AM

Lo que no pueden hacer los políticos en publicidad política

La Secretaría de Ambiente sacó las pautas para que los partidos políticos conozcan las nuevas normas de publicidad política.

Falta poco para que los partidos y movimientos políticos empiecen a adueñarse de los espacios públicos de la ciudad. Se acercan las elecciones de Senadores y Representantes a la Cámara y con el fin de evitar que la ciudad se inunde de afiches, pasacalles y pendones a favor de las diferentes fichas políticas, ya está lista la normativa que los regirá. 

La Alcaldía Mayor de Bogotá y la Registraduría Distrital del Estado Civil, establecieron las reglas del juego en cuanto a la instalación de elementos de publicidad política en la ciudad y las multas para aquellos que las incumplan, con el fin de controlar la proliferación de propaganda electoral del próximo año. 

Por otro lado, la Secretaría de Ambiente, junto con las Alcaldías Locales, serán las encargadas de los desmontes.

Finalmente, quedó prohibida la publicidad a través de afiches, pasacalles y pendones en espacio público y/o en paraderos de buses. No se permite más de un aviso por sede política, ni anuncios en carrovallas o motovallas, ni la propaganda política a través de vallas o pantallas electrónicas.

Estas son las especificaciones 

Para cada partido y movimiento político se habilitarán hasta 40 vallas comerciales. Además, deberán comunicarle a la Secretaría de Ambiente el número de estructuras en las que van a instalar la publicidad, con ubicación y número de registro. 

En materia de publicidad móvil, máximo 10 vehículos podrán ser utilizados por partido político para instalarla y estos, también deben ser autorizados por la SDA. La publicidad sólo podrá estar en un costado vehicular, por lo que no se permiten afiches, carteles o elementos adicionales.

En cada sede de campaña sólo se permite un aviso, totalmente adosado a la fachada, que no debe superar los 48 metros cuadrados, ni el 30 por ciento del total de la fachada. 

Los ciudadanos podrán denunciar a las autoridades competentes si ven afiches, pasacalles y pendones en el espacio público, sostenidos por personas o los paraderos de los buses, ya que también están prohibidos. 

Los afiches, que son la pieza más utilizada por políticos, cada candidato sólo podrá pegar hasta tres por partido en las carteleras locales de cada Alcaldía Local y estarán allí por un plazo máximo de cinco días. 

En el tema de multas, el Consejo Nacional Electoral impondrá las multas y castigos, que para esta temporada electoral, irán desde $10.482.533 hasta $104.825.330.

“Realizaremos operativos por toda la ciudad para desmontar la publicidad que no cumpla, tanto en el espacio público, como en las diferentes sedes políticas”, advirtió Néstor García Buitrago, secretario Distrital de Ambiente. 

En conclusión, no podrá instalarse publicidad política en vías principales y metropolitanas, en postes de redes eléctricas y telefónicas, puentes, torres eléctricas, estructuras del Estado, zonas históricas, edificios, sedes de entidades públicas, embajadas, áreas de reserva natural, y en lugares donde se obstaculice el tránsito peatonal. 

Los pecados más frecuentes de la publicidad política 

Según un informe de la SDA, los pecados más frecuentes de la publicidad política a la hora de promocionar los candidatos son las caravanas de vehículos, en los que instalan afiches y pendones promocionando al candidato. 

También, promocionar un candidato en afiches, postes, puentes peatonales y vehiculares, armarios telefónicos, bancas de los parques, monumentos históricos y hasta troncos de los árboles.

En algunos casos utilizan personas con pendones y pasacalles en los semáforos, infringiendo no sólo las normas de publicidad exterior visual, sino las de tránsito y policía.

Pero además de adueñarse de los espacios públicos de la ciudad, inundan las fachadas de las sedes políticas con avisos, en sus ventanas y en las puertas; incluso, llegan a forrar toda la fachada con afiches.

Así que si es participe de alguna de estas anormalidades, podrá dar aviso a las autoridades competentes para que éstas sancionen a los que incumplan la normativa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.