Miércoles, 1 de octubre de 2014

| 2008/08/02 00:00

Lo que tiene por confesar ‘Diego Vecino’

Hasta ahora este jefe paramilitar se ha negado a colaborar con la justicia. SEMANA revela varias llamadas que dejan en evidencia sus falsedades.

Silencio y negación han sido hasta ahora las constantes en las versiones libres del ex jefe paramilitar

Además de testarudo, Édgar Cobo Téllez es un hombre olímpico. Este jefe paramilitar, más conocido como 'Diego Vecino', ha negado rotundamente tener responsabilidad por los crímenes del temido bloque Montes de María, que estuvo bajo su mando durante años y ejecutó varias de las peores masacres del norte del país (Chengue, El Salado, Mampuján). 'Vecino' insiste en que su papel se limitó al de comandante político y asegura ante los fiscales de justicia y paz que nunca impartió una orden de asesinar.

Sin embargo, SEMANA tiene un extenso material de llamadas que organismos de inteligencia interceptaron y que deja en evidencia que su grado de involucramiento fue muy distinto al que le dice a la justicia. 'Vecino' no sólo ordenó acciones violentas, sino que impartió varias de esas instrucciones desde Santa Fe Ralito, donde se suponía que la cúpula de las autodefensas estaba negociando una fórmula de paz con el gobierno hace tres años. Según las grabaciones, desde esa zona 'Diego Vecino' se mantuvo en permanente contacto con sus subalternos, ordenó hostigamientos contra la fuerza pública, minar los caminos para repelerla, preparó planes de emergencia por si las negociaciones fracasaban y hasta coordinó reuniones con líderes políticos.

En la tarde del 18 de junio de 2005 'Vecino' se comunicó con uno de sus hombres. Éste le informó que el Ejército los tenía sitiados en el norte de Sucre. Ante este reporte, la instrucción del jefe paramilitar fue categórica y paternal: "No, hijo, prepare las cosas como ya sabe, ¡mine, mine! Póngase y mine todos esos caminos. Minen, que la demora es que caiga el primer soldado y eso ahí mismo se paran. Ya no hay tiempo de correr y lo que hay es que atrincherarse y también responderles, por parejo, hacia todos los frentes, entonces, hijo, no nos queda otra alternativa que responder a lo militar".

Además de minar, 'Vecino' ordenó hostigamientos contra el Ejército y manifestó que podría abandonar la zona de ubicación de Ralito porque se sentía inconforme con el desarrollo de las negociaciones con el gobierno. "Esto aquí no sirvió sino para calentarlo a uno y para marcarse uno y para que lo conocieran y para que nos apretaran más allá con la gente sola" (sic).

En otra comunicación registrada de abril de 2005, un subalterno identificado como 'Lucas' le informó a su comandante sobre los preparativos de una reunión con diversos políticos. Al encuentro asistirían el presidente de la Cámara, el presidente de la comisión primera, siete congresistas más y el jefe del partido conservador. En la llamada, 'Lucas' anuncia que el comisionado Luis Carlos Restrepo otorgará el permiso y afirma que todos asistirán pues "esta gente ya se comprometió ahí con mi doctor".

Varias de las llamadas interceptadas son conversaciones que sostuvo 'Vecino' con alias 'Juancho Dique', otro de los comandantes del bloque, el mismo que hace unos días le contó a un fiscal cómo en 2001 asesinaron con machete y mazos a 29 personas en Chengue, Sucre. En una de las llamadas, 'Juancho' le informó a su jefe que acababa de sobrevivir de un atentado que le hizo otro jefe paramilitar conocido como 'Cadena'. 'Vecino' se mostró preocupado por las pugnas internas, pero de inmediato le manifestó a 'Juancho' su solidaridad y su respaldo "para lo que haya que hacer".

No cabe duda de que es mucho lo que tiene por confesar 'Diego Vecino'. Sin embargo, sus aportes a la justicia hasta ahora no han sido más que una burla. Sólo se ha presentado a rendir versión libre en tres ocasiones, a pesar de que lo han citado 11 veces. Y lo peor es que siempre se limita a repetir que no tiene responsabilidades graves. Entre tanto, el gobierno estudia extraditarlo y seguramente los magistrados ya ven en este ex jefe paramilitar un candidato para ser remitido a la justicia ordinaria por incumplimiento a la Ley de Justicia y Paz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×