15 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Locomotora minera, pero no a cualquier precio

DESARROLLONunca antes tantos proyectos de minería, infraestructura, hidroeléctricos y hasta de turismo han estado suspendidos por la protección del medio ambiente y los derechos sociales. Estas fueron las principales polémicas del año.

Locomotora minera, pero no a cualquier precio. Santurbán: el agua o el oro

Santurbán: el agua o el oro

Santurbán: el agua o el oro
 
La que sería una de las minas de oro más grandes del continente está frenada por el riesgo que puede causar en las fuentes hídricas de Santander. Una parte del páramo (10.000 hectáreas) fue declarada parque natural, pero dejó por fuera la zon
a de interés minero. Como la situación lleva dos años sin definirse, la empresa Eco-Oro (antes GreyStar) pidió el retiro voluntario de los trabajadores mientras el Ministerio de Ambiente define si el lugar es páramo y si se puede tocar.
 
Tatequieto al carbón
 
El Cesar es el departamento que produce más carbón en Colombia. Este año, las empresas que allí operan (Drummond, Prodeco, Vale y CNR) planeaban hacer una expansión que aumentaría el 50 por ciento la producción. La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales les negó ese permiso por los altos niveles de contaminación del aire que tenían. Las empresas tuvieron que duplicar su inversión en el medio ambiente para poder volver a operar.
 
Túneles peligrosos
 
En la construcción tanto del Túnel del Oriente como en el de la Línea hubo alerta de las autoridades ambientales. Ambas obras tuvieron que suspenderse debido al posible impacto de las fuentes hídricas. En el de la Línea, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales suspendió un tramo porque encontró filtraciones de agua y contaminación. Y en el Túnel del Oriente porque consideró que los estudios sobre el impacto en los recursos hídricos no habían sido suficientes. Ambas obras se reactivaron.
 
Prohibido tocar
 
Como pocas veces en la historia, los petroleros y los ecologistas trabajaron de la mano. La Agencia Nacional de Hidrocarburos y el Ministerio de Ambiente estudiaron juntos en qué zonas podría haber exploraciones y en cuáles el valor ecológico era tan alto, que era preferible no tocarlas. De 130 bloques petroleros que se iban a ofrecer, 13 fueron excluidos por razones ambientales. La mayoría estaban en la Amazonia. Del mismo modo, el Ministerio de Ambiente expidió un decreto diciendo que parte de la selva fue considerada zona estratégica minera, no se puede hacer ninguna concesión sin el visto bueno ambiental.
 
Cerro Matoso: viviendo en el pasado
 
El medio ambiente fue uno de los ejes en la polémica sobre la renovación de la licencia de Cerro Matoso, la operación de ferroníquel más grande del país. La Contraloría denunció que la empresa no solo no tenía licencia ambiental, pues el contrato se otorgó hace 20 años cuando esta no había sido creada, sino que cumplía menos del 10 por ciento de las obligaciones ecológicas que el país demanda hoy. Al renovar el contrato, el gobierno le dio un plazo de tres meses a la empresa para definir un plan sobre el tema. Se espera un fallo del Consejo de Estado sobre si Cerro Matoso tiene que cumplir las normas ambientales de hoy.
 
Orinoquia, proyecto en veremos
 
La idea de convertir a la Orinoquia en una despensa alimentaria y un polo de desarrollo quedó en veremos por un fallo de la Corte Constitucional. Este tumbó tres artículos del Plan de Desarrollo que permitían que las tierras baldías fueran arrendadas o vendidas para grandes proyectos productivos, muchos de los cuales son liderados por los principales cacaos del país que han invertido enormes sumas. El fallo obliga a que estos predios sean destinados a campesinos. También está pendiente un proyecto de ley que prohibiría la venta de grandes extensiones de tierras a extranjeros.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad