Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/23/2011 12:00:00 AM

Los cambios que trae el nuevo plan de contingencia

Directores de socorro de las seccionales de la Cruz Roja Colombiana revisaron las "lecciones aprendidas" de la primera temporada de lluvias y ajustaron las lineas de acción para la atención de los damnificados.

Esta semana se reunieron doce directores de socorro de las seccionales de la Cruz Roja Colombiana para ajustar el plan de contingencia que se aplicará ante la segunda temporada de lluvias.

Su trabajo se desarrolla en dos talleres, el primero denominado 'Lecciones aprendidas durante la primera ola invernal', el cual se realizó esta semana en Bogotá. Un segundo taller se llevará a cabo en Riohacha, Guajira, el próximo 3 y 4 de octubre.

En el primer encuentro, en el que participaron las regiones de la zona andina, fueron catalogados lugares con más alto riesgo de sufrir deslizamientos e inundaciones en los próximos meses, las zonas que comprenden la ruta del Valle del Cauca hacia Buenaventura, el sur del Cauca, el municipio de Virginia, en Risaralda, el departamento de Caldas, la vía de la Línea, en Tolima, y Cundinamarca, en el Magdalena Medio.

Para la Cruz Roja Colombiana, las regiones que pueden mostrar un cuadro de afectación considerable durante los próximos meses corresponden a Antioquia, Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, Magdalena, Guajira, César, Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Chocó, Quindío, Risaralda, Caldas, Casanare, Meta, Tolima, Huila, Cundinamarca, Boyacá, Santander y Norte de Santander.
 
Estos departamentos, que pueden presentar crecientes de ríos, deslizamientos, colapsos de vías y derrumbes, están convocados al segundo taller.

Metas

De acuerdo con Marinson Buitrago, subdirector operativo del Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana, estas son las líneas de acción del plan de contingencia que se ejecutará ante la nueva temporada de lluvias.

1. Como la temporada invernal en 2010 y 2011 desbordó las capacidades de las instituciones gubernamentales y humanitarias, en los próximos meses se ampliará el margen de maniobra para beneficiar a más damnificados.

2. Se destinarán unidades de carpa con plantas eléctricas como una solución inmediata de alojamiento temporal. Después de máximo tres meses, las familias damnificadas podrían beneficiarse con subsidios de arrendamiento activados por el Gobierno.

3. Se practicará el preposicionamiento, donde se habilitan sedes de la organización como puntos estratégicos dotados con ayuda alimentaria, colchonetas y demás enseres. Con esta línea de acción, se busca apoyar a las comunidades afectadas en un tiempo máximo de 24 horas. Las sedes que se usarán son las de Guajira, Bolívar, Caldas, Valle, Huila, Meta, y Quindío. Buitrago afirma que se empleará la rotación de productos perecederos entre las sedes para evitar desaprovecharlos si se vencen.

El ingeniero agrega que la Cruz Roja Colombiana tiene 16 plantas potabilizadoras de agua,ciento por ciento funcionales, para apoyar la emergencia.
 
Lecciones

Entre las lecciones aprendidas de la primera temporada de lluvias, el representante de la Cruz Roja Colombiana advierte que en los pasados meses "no se pudo contar con sitios secos para el alojamiento temporal y se tuvo que adecuar a los damnificados a las condiciones que había".

Como punto a favor, Buitrago cita el esquema de Colombia Humanitaria que garantizaba a las comunidades afectadas la seguridad alimentaria. "Se tomó la decisión adecuada por parte del gobierno, fue una herramienta oportuna y efectiva", apunta. 

Con respecto a la tercera lección, el ingeniero recordó que se seguirán coordinando las funciones de cada una de las instituciones que atienden las temporadas de lluvias para que "cada una de las entidades pueda potenciar su fortaleza: las Fuerzas Militares apoyan la logística, mientras la Cruz Roja y Defensa Civil están encargadas de la evaluación de los daños, el análisis de las necesidades, los procesos de distribución y los alojamientos temporales"
 
Añadió que, por su parte, "la Dirección de Gestión del Riesgo para la Prevención y Atención de Desastres responde por los recursos y asistencias especiales". De esta manera, Buitrago aclara que no se generará la duplicidad de asistencia.

El ingeniero señala que el trabajo del Dane con la elaboración del censo de las familias damnificadas, realizado casa por casa, es una base de datos que facilitará el trabajo en las próximas temporadas de lluvias.
 
Primeros eventos naturales

Buitrago expone por departamento cuáles son los eventos naturales más recientes de la nueva temporada de lluvias:

Sucre (San Benito Abad): algunas veredas presentan afectación por inundaciones presentadas por la creciente del Río San Jorge.

Córdoba (Tierraalta y Montería): estos municipios están en alerta naranja por el aumento del caudal del Río San Jorge. Hallan afectados por lluvias pequeñas.

Atlántico (Campo de la Cruz, Candelaria, Ponedera, Manatí): se presenta una afectación por las lluvias que afectan a los municipios por la cercanía que éstos tienen a la desembocadura del Río Magdalena.

Cundinamarca, Tolima (Honda), Risaralda (Virginia), Caldas (La Dorada), Santander (Puerto Wilches y Barrancabermeja), Bolívar (San Pablo, Cimití, y Cantagallo) , César (Gamarra y Aguachica), Norte de Santander (Gamarra) son zonas de posible riesgo por invernales fuertes, inestabilidad del terreno, y vías inservibles o intransitables.

Valle del Cauca (Cali y Palmira): se presentan situaciones de emergencia por su cercanía a las riberas del Río Cauca.

Cauca (Mercaderes): se presenta una situación especial por la inestabilidad del terreno.

Chocó (Quibdó, Río Sucio y Vigía del Fuerte): El río Atrato y San Juan aumentan su nivel y afectan a las comunidades palafitos.

Antioquia (Medellín, Apartadó y Turbo): Hay riesgo de deslizamientos.

Buitrago recuerda que en esta semana, que oficializó el inicio de la segunda temporada de lluvias, se presentaron lluvias moderadas que afectaron especialmente a la Guajira y a Córdoba.

Según las cifras de la Cruz Roja Colombiana, desde el primero al 22 de septiembre pasado, se han presentado 84 eventos naturales (avalanchas, deslizamientos, tormentas eléctricas, vendavales e inundaciones) que han dejado 47.659 personas afectadas, 9.977 familias damnificadas, cuatro muertos, dos personas desaparecidas, 19 heridos, 4.070 viviendas averiadas y 64 viviendas destruidas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.