Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2014 12:00:00 AM

Los carriles mixtos para Transmilenio no eran recomendables

Aunque un estudio de 2011 le recomendó al Distrito no implementar la medida, ésta ya fue anunciada.

La Administración parece que sigue dando palos de ciego. En el afán de dar prontas soluciones al caos que está viviendo el sistema de transporte masivo de la capital, está implementando medidas que no serían tan efectivas.

La Contraloría de Bogotá realizó un seguimiento a la propuesta de utilizar los carriles mixtos de la autopista Norte y la avenida Caracas para los articulados de Transmilenio. En esta investigación, se encontró que un estudio técnico contratado por la Administración Distrital en el año 2011 recomienda no implementar esta medida.

Los carriles mixtos empezarían a funcionar desde el 17 de marzo. Los articulados tendrán un carril más en la avenida Caracas, desde la calle 80 hasta la Jiménez, entre 4:00 a. m. y 8:00 a. m., y entre las 4:00 p. m. y las 8:00 p. m. En la Autopista Norte, desde la calle 170 hasta la calle 76, entre las 4:30 p. m. y las 8:30 p. m., los buses de Transmilenio tendrán un carril adicional en sentido norte - sur.

Según el Contralor de Bogotá, Diego Ardila Medina, Transmilenio S.A., en diciembre 23 de 2011, realizó un contrato con la firma Steer Davies Gleaveel, por un valor de 194.626.250 millones de pesos. El objeto del contrato dice: “contratar la consultoría para evaluar el crecimiento de la demanda del sistema troncal dentro del SITP y priorizar soluciones de corto y mediano plazo para que permita ampliar la capacidad del sistema”.

Una vez revisados los productos entregados por el consultor, este organismo de control pudo evidenciar que aunque se considera la implementación de un tercer carril, llaman la atención varios puntos que hacen referencia a problemas que podrían presentar su implementación.

Algunos de los puntos más importantes son que la implementación de un tercer carril no es costo-eficiente. Identifica que el problema real que es la capacidad por estaciones continuaría sin resolverse generando bloqueo del segundo carril y eventualmente del tercer carril. Aclara que el bloqueo del tercer carril ocurriría en el evento en que un bus decida usar el tercer carril para llegar a su plataforma y la encuentre ocupada.

Lo que inicialmente preocupó a la ciudadanía, lo ratifica el estudio en uno de los puntos. “No se puede desconocer que la implementación de un tercer carril tendría el efecto de disminución en la capacidad de los carriles mixtos en la Caracas y Autonorte, vías que en la actualidad se encuentran saturadas en las horas pico”, concluye.

Finalmente, el estudio concluye que no se recomienda el tercer carril como una solución para mejorar el servicio de Transmilenio. “Por lo anterior, se recomienda no implementar el tercer carril y en su lugar ampliar las estaciones del eje mas cargado del Sistema: Autonorte – Caracas”.

Por esta razón, para Ardila el Distrito va en contravía de un estudio que contrató propiamente, ya que la Administración ha anunciado públicamente adoptar esta medida.

Además, la Secretaría Distrital de Movilidad informó que desde 2011 los operadores de las Fases 1 y 2 de Transmilenio han presentado propuestas encaminadas a la optimización del Sistema, realizadas a través de la firma consultora MoBiLé.

Si bien es cierto la Administración Distrital entregó este estudio como soporte para adoptar la medida, en él se identifican para la Troncal Caracas medidas paralelas como son el desplazamiento de los vehículos particulares a las vías aledañas y el análisis de la capacidad de las estaciones acorde con el aumento en capacidad de la troncal, no muestra viabilidad de la implementación del tercer carril sino que precisa: “previo a la implementación de esta medida es necesario realizar un análisis de la capacidad de las estaciones teniendo en cuenta el aumento en capacidad de la troncal”.

Por otro lado, el contralor Distrital agregó que a la fecha no se conoce el tipo de señalización a instalar y el plan de contingencia que adoptará la Administración para delimitar estos carriles en horas pico.

Hasta el momento, la Administración no cuenta con estudios que indiquen que los carriles de vehículos particulares puedan soportar el peso de los buses articulados, lo cual podría generar a futuro un deterioro en esta malla vial y un presunto daño al patrimonio público.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.