Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/20/2012 12:00:00 AM

Los 'chicharrones' de TransMilenio

Al margen de los líos con los taxistas, TransMilenio vive su propio calvario. El próximo gerente del sistema deberá afrontar problemas políticos, técnicos y contractuales. De su habilidad dependerá el futuro de la movilidad. ¿Por qué?

A la seguidilla de renuncias en el gabinete de Gustavo Petro, se sumó una inesperada. El gerente de TransMilenio, Fernando Rey, dimitió en un momento crucial para la empresa transportadora. El hecho de que hubiera anunciado intempestivamente su salida, con menos de cuatro meses en el cargo y mientras el alcalde se recuperaba de una operación, supone que la crisis política del gobierno distrital no se ha conjurado. Rey es el tercer gerente de TransMilenio en ocho meses.
 
Con la salida del gerente queda acéfala la punta de lanza de la estrategia para resolver los problemas de movilidad de la ciudad. Además refrenda la falta de estabilidad en uno de los frentes clave del gobierno.
 
Como dijo la concejala de Progresistas Angélica Lozano, "TransMilenio es el presente y buena parte del futuro de la movilidad de Bogotá". Pero asumir la gerencia es una papa caliente, pues mezcla problemas políticos, técnicos y contractuales. Conseguir un remplazo del gerente no va a ser tan fácil, pues el sistema deberá enfrentar varios chicharrones.
 
Veamos:

La implementación del SITP
 
TransMilenio es la empresa encargada de poner en marcha el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), una de las apuestas más ambiciosas para mejorar la movilidad. Este sistema busca crear una red que integre los diferentes modos de transporte para que las personas puedan pagar unas tarifas más bajas. Los buses que van a reemplazar la flota antigua debieron entrar a funcionar este mes. No obstante, problemas contractuales con el sistema de recaudo y la falta de algunas obras de infraestructura, entre otros, ha retrasado su entrada en vigencia.
 
Así TransMilenio pasará de administrar 1,8 millones de viajes a más de 6 millones; la circulación de 1.300 buses a 12.300 (que entrarán paulatinamente, según el gerente saliente, Rey, a partir del 26 de septiembre); una central de control a 13 centrales.

La reforma administrativa
 
Por todo lo anterior, TransMilenio tuvo que aprobar una reforma administrativa. No obstante, todavía no hay claridad sobre cómo y quienes la ejecutarán. En una entrevista con El Espectador, la veedora Distrital, Adriana Córdoba dijo: "TransMilenio dice que está en proceso de incorporación del personal para culminar esa reforma administrativa; la Secretaría de Movilidad informa que no se harán cambios hasta que se presente la reforma ante el Concejo. Eso muestra que no hay claridad sobre dónde estamos".
 
Para Lozano, una de las preocupaciones más importantes de esa reforma es cómo se va a crear la figura del defensor del usuario. En su criterio, no puede ser el simple nombramiento de un funcionario, sino todo un mecanismo para formalizar la atención, el control y la vigilancia del funcionamiento del sistema.
 
El pasado y el futuro
 
La infraestructura de TransMilenio está rezagada. Según lo proyectado, para esta fecha debían estar construidos cerca de 200 kilómetros de vía. Sin embargo solo hay construidos 114 kilómetros. Eso se debe, en parte, a la falta de ejecución y a los problemas de corrupción de las administraciones pasadas.
 
A TransMilenio le corresponde el diseño de la Fase IV y V, que es la puesta en marcha del sistema por las avenidas Boyacá y Carrera 68, incluidas en el Plan de Desarrollo. El gerente anterior a Rey, Carlos García, había dicho que la construcción de esas calzadas estaría lista en 2015. No obstante, se desconoce cuál es el avance de los estudios y el cronograma para el desarrollo de esas obras. El gerente que llegue deberá asumir esa tarea.
 
Otro asunto pendiente es el rediseño de los contratos de la Fase I. Este uno de los asuntos más trascendentales para el futuro del sistema. Desde el punto de vista del gobierno es una oportunidad para financiar la rebaja de las tarifas y los operadores esperan mantener unas condiciones favorables.
 
Cuando el sistema entró en funcionamiento, el distrito ofreció unas garantías ventajosas para los operadores privados, pues debió convencerlos de que el negocio sería rentable. Pero hoy ya no es sostenible. El problema es que los contratos vencen en aproximadamente año y medio y el vencimiento del contrato supone suspender la operación de más de 700 buses. ¿Cuál será el pasó del Distrito? Lo que está en juego no solo es un multimillonario negocio, sino el servicio de transporte de miles de personas.
 
A esto se suma que el Plan de Desarrollo facultó a TransMilenio para que administre nuevos modos de transporte (metro, tranvía y cables) cuyo diseño todavía está apenas esbozado.

¿Y la Séptima?

El alcalde Samuel Moreno firmó improvisadamente un contrato para comenzar las obras de TransMilenio por la Carrera Séptima. Pero, con el paso del tiempo y gracias al control ciudadano se advirtió que faltaban estudios y planeación. Ante una recomendación de la Procuraduría, el IDU suspendió el contrato hace dos años.
 
El próximo 26 de septiembre sin embargo, vence el plazo para que el IDU decida si el contrato se prorroga se ejecuta o se liquida. Lo más probable es que el contrato se liquide o se suspenda nuevamente, pues el alcalde Petro ha anunciado que por la Séptima se construirá un "metro ligero" o tranvía. (Vea el artículo: ¿Qué va a pasar con la Séptima?)
 
No obstante, llevar a la realidad esa apuesta depende de estudios y diseños. Y TransMilenio, nuevamente, jugará un papel clave. La hora cero, que es el momento en el que se definirá el rumbo del contrato sobre la Séptima, se acerca.
 
Ya el personero Distrital, Ricardo Cañón, instó al gobierno distrital a definirse: "El peor de los escenarios es no tomar una decisión pronta, pública y pretender prolongar en el tiempo un interrogante sobre una vía tan importante para la ciudad", dijo. Falta ver cuál es la apuesta final, pues en el juego político del Distrito, la movilidad es la reina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.