Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/7/2012 12:00:00 AM

"Los colombianos no somos culturalmente hampones": Alto Consejero Lloreda

Francisco José Lloreda, alto consejero para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana y uno de los artífices del programa 'Yo le juego limpio a Colombia', habló con SEMANA sobre el objetivo del Gobierno de promover la cultura de la legalidad.

A propósito de la aspiración del Gobierno de entrar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), para lo cual presentó su candidatura formal en enero de este año, el presidente Santos lanzó el programa ‘Yo le juego limpio a Colombia’, con el cual se espera promover los principios de legalidad y competitividad dentro del sector empresarial. Francisco José Lloreda, alto consejero para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana y uno de los artífices del programa, habló con Semana sobre los alcances del mismo.

Semana: El programa ‘Yo le juego limpio a Colombia’ busca promover la cultura de la legalidad. Pero ¿cómo le quitamos a la gente el pensamiento de que la vía fácil no es la más adecuada, teniendo en cuenta que está tan arraigada?

Francisco Lloreda: La buena noticia es que esa no es una conducta generalizada. Los colombianos ni somos culturalmente violentos, ni somos culturalmente hampones. La inmensa mayoría de los colombianos son cumplidores de la Ley en términos generales. Sin embargo, eso no significa que en ocasiones no incurran en conductas desviadas. Acá lo importante es crear conciencia sobre el perjuicio de esas conductas para que de practicarlas no se continúen cometiendo y, además asumir la legalidad como un valor social, de forma que haya una sanción social, la cual puede ser más efectiva que la sanción jurídica.

Semana: En el caso de ‘Yo le juego limpio a Colombia’, ¿cuál es el objetivo que se quiere alcanzar?

F.Ll.: Afianzar una cultura de legalidad. Para lograrlo se requiere del compromiso de actores que son claves en la sociedad y entre ellos están los empresarios, más cuando ellos deberían ser los más interesados en el juego limpio, porque por un lado en el juego deshonesto son quienes más pierden y segundo, es fundamental dado el desafío que tiene Colombia de incursionar en mercados internacionales.

Semana: Dentro de esta estrategia de ‘Yo le juego limpio a Colombia’, hay 10 principios para conseguir o afianzar la cultura de la legalidad, ¿es esta la receta de la legalidad?

F.Ll.: No existe receta. Y así como se acordaron estos diez principios, perfectamente pudieron ser más, o menos. Sin embargo, son el resultado de un doble ejercicio en el que se buscó apreciar qué tipo de conductas básicas y sencillas necesariamente, contribuyen a una cultura de legalidad, como por ejemplo otorgar y recibir facturas u otras más complejas como el ser social y ambientalmente responsables. Al mismo tiempo hicimos un ejercicio en relación con cuáles son esos estándares internacionales que más temprano que tarde nos van a empezar a exigir, sobre todo si queremos entrar a la OCDE.

Semana: ¿Cómo se le asegura al país que se cumplen?

F.Ll.: Nuestro papel no es montarles a las empresas un esquema de verificación de cumplimiento de los principios. Lo que queremos es fomentar una cultura de la autorregulación, donde si una empresa cumple los principios es porque es verdad, y si no, tenga la certeza de que más temprano que tarde será encontrada en la mentira. Ni el Gobierno, ni la Alta Consejería van a cumplir un papel de policía, de fiscalización. Ese no es el propósito.

Semana: ¿Existen casos de países que a partir de la promoción de la cultura de la legalidad hayan podido erradicar la corrupción, por ejemplo?

F.Ll.: Claro que sí. Basta apreciar el apego a la Ley que existe en países como Canadá, Noruega, Suecia, Holanda, donde el cumplimiento de la Ley se ha interiorizado culturalmente y por lo tanto, también ha sido interiorizados por las personas como parte de su ética individual. De esta manera, sancionan socialmente muy fuertemente todo este tipo de actitudes.

Semana: Pero esos casos son de países con condiciones socioeconómicas muy diferentes a las del nuestro, ¿existen casos en Latinoamérica?

F.Ll.: Contrario a lo que unos creen, Colombia ha logrado mayores avances en construcción de cultura de la legalidad que otros países. No en vano nuestro el país ha sido y ha servido como referente de este tipo de iniciativas .

Un ejemplo de ello es el no rotundo a la cultura del atajo que durante tantos años en el caso de Bogotá, Antanas Mockus ha promovido. Después de mucho trabajo, este tipo de ideas cala en las personas, las cuales al final toman conciencia deque la seguridad es algo que nos toca a todos y que asuntos como la legalidad hacen parte de toda la sociedad.Cuando usted compra una película pirata o repuestos que sabe son de vehículos robados está promoviendo y financiando redes criminales.

Semana: ¿Cuánto está perdiendo Colombia en términos de evasión de impuestos y contrabando?

F.Ll.: Cifras de Presidencia nos dicen que por evasión perdemos 35 billones de pesos y al 2011 por contrabando cerca de 8.000 millones de dólares, es decir, el 15 % de las importaciones. Ahora, somos conscientes de que no es un camino fácil, pero el hecho de que no sea fácil no quiere decir que no debamos insistir en él.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.