Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/06/06 00:00

"Los corruptos nos metieron varios goles"

Dos preocupantes decisiones judiciales hirieron gravemente casos emblemáticos en los que trabaja la oficina del Zar Anticorrupción.

Oscar Ortiz, Zar Anticorrupción

SEMANA: ¿Qué es lo que tiene tan conmocionado al alto gobierno, al punto de que dicen que la pasada fue una semana negra para la lucha anticorrupción?

Óscar Ortiz: Unas actuaciones del Consejo Superior de la Judicatura y la Fiscalía pusieron en aprietos dos casos en los que venimos trabajando. El primero es uno en el que el Programa Presidencial, la Fiscalía, la Procuraduría y el Ministerio del Interior y de Justicia lograron que en este ministerio se revocara una adjudicación de un contrato por 53.000 millones de pesos a un oferente que, con maniobras engañosas, sacó del juego una oferta válida, y así violó la ley. El segundo es un caso en Barranquilla donde en conjunto con la Procuraduría, se logró la suspensión del director de la Corporación Autónoma Regional, a quién después la Fiscalía detuvo junto a 26 personas más, por participar en unos contratos irregulares de reforestación y de capacitación ambiental por más de 2.000 millones de pesos. En el primer caso, el Consejo Superior de la Judicatura falló una tutela que obliga a firmar el contrato, aun en contra de todas las evidencias de trampas que se encontraron. En el segundo, se produjo la libertad del que era director de esa Corporación Regional, gracias a que hubo fallas en una notificación que debía hacer la Fiscalía. Como resultado, los corruptos nos metieron varios goles.

SEMANA: ¿Los goles fueron gracias a que ellos son buenos jugadores o porque el Estado tiene un mal equipo?

Ó.O.: Creo que el equipo del Estado falló, pero el partido no se ha terminado. Creemos que el árbitro, en este caso la justicia, será consciente de esos desaciertos y capaz de corregirlos. Esperamos que la Corte Constitucional seleccione la tutela del Consejo Superior de la Judicatura y emita un nuevo fallo que corrija los defectos de éste. En el otro caso esperamos que la misma Fiscalía, cuando califique el expediente de la Corporación Autónoma Regional ó del Atlántico, logre de nuevo poner a buen recaudo al director y a las otras personas que quedaron libres por cuestiones de ineficiencia.

SEMANA: ¿No será que en este caso los intereses de los corruptos infiltraron las motivaciones de la justicia en sus actuaciones?

Ó.O.: Yo aspiro a que no. Tenemos profundas divergencias con las actuaciones del Consejo Superior de la Judicatura, tanto por interpretaciones del derecho administrativo, como por el alcance de los derechos fundamentales. Creemos que este caso amerita una selección por parte de la Corte, para que unifique la jurisprudencia. Esperamos que ese fallo obedezca simplemente a una disparidad de criterios, y no a un tipo de infiltración. Sería absolutamente grave que algo así estuviera pasando.

SEMANA: ¿Pero ustedes van a solicitar que se investiguen las actuaciones de los funcionarios judiciales que tomaron decisiones aparentemente en contravía de los intereses del Estado en estos dos casos?

Ó.O.: En el caso de la Fiscalía sí. Ahí no fue por haber tomado decisiones, sino por dejar de actuar, y permitir que se vencieran los términos y poner en libertad a una persona que no la merece, excepto por cuestiones de derecho procesal. En el tema del Consejo Superior de la Judicatura lo vamos a debatir en derecho. En el fallo hay varias aclaraciones de voto, que parecen más salvamentos de voto. Es decir, parte de los argumentos consignados al interior del mismo fallo serán argumentos que vale la pena que la Corte Constitucional revise, porque no parecen muy compatibles con algunas de las aclaraciones de voto.

SEMANA: ¿Cómo va el partido? ¿el Estado va perdiendo y los corruptos van ganando?

Ó.O.: En estos dos casos íbamos ganando y nos acaban de empatar. La reacción correcta es tener una indignación inteligente, activa y constructiva que tenga la capacidad de generar correctivos. Que logremos desempatar, para que se proteja el interés público.

SEMANA: ¿Cuánto tiempo queda del partido?

Ó.O.: Estamos en los últimos minutos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.