Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/1998 12:00:00 AM

LOS DESAPARECIDOS

Un libro recién publicado documenta cómo quienes caían en desgracia en la Rusia estalinista salían también de la historia. En el aniversario de la revolución SEMANA presenta varios ejemplos.

Que la historia la escriben los vencedores es una frase nunca mejor demostrada que en la Rusia de los primeros años de la revolución bolchevique. Sobre todo desde las grandes purgas del final de la década de los 30 emergió una nueva forma de falsificación histórica cuando los oponentes políticos de Josef Stalin, tanto los reales como los percibidos como tales por la paranoia del dictador, fueron eliminados por miles. Esos personajes, que contribuyeron al triunfo de una revolución en la que Stalin ni siquiera participó, sufrieron una desaparición que trascendió lo meramente físico. Todas las huellas pictóricas de su existencia fueron borradas para que jamás fueran recordados. Un libro del norteamericano David King documenta ese período, en el cual la historia era un cuento y la muerte daba paso al olvido.

En febrero de 1897
fue tomada esta fotografía (página anterior) de la Unión para la Lucha por la Liberación de la Clase Obrera. Alexander Malchenko, estudiante entonces de ingeniería, aparece de pie. Malchenko abandonó la política y fue arrestado en 1929 bajo cargos de sabotaje. Fusilado el año siguiente, su foto fue borrada de todas las publicaciones hasta su rehabilitación en 1958

Una fotografía
del álbum 'Diez años de Uzbekistán' muestra en su extremo a Abel Yenukidze, uno de los 'viejos bolcheviques' que acompañaron a Lenin. Una edición posterior requirió un trabajo detallado en el vestido de uno de los participantes. Yenukidze había sido ejecutado junto con ocho miembros de su familia

Una reunión de exiliados bolcheviques en Turukhansk, Siberia, en 1915, dos años antes de la revolución. De sombrero y tercero en la fila de pie está Stalin, quien ni siquiera intentó dejar el destierro para estar presente en Moscú. Una versión de 1939 muestra cómo varios de los concurrentes han desaparecido

Lenin y un grupo de delegados del II Congreso de la Internacional Comunista en Petrogrado en 1920. Quien aparece detrás es el escritor Máximo Gorki. Para 1930 Stalin era amigo de Gorki y le convenía acercar a su amigo al antiguo líder. Por eso aparecen como si hubieran estado solos

León Trotsky, fuerte opositor de Stalin, hacía frecuentes viajes a Georgia en busca de mejor clima. La fotografía, tomada en 1924, lo muestra en una de esas ocasiones con su esposa en el asiento posterior del automóvil. En una nueva edición, publicada en 1936 para celebrar a un funcionario que aparece allí, Trotsky no aparece

En enero de 1934 Stalin se hizo fotografiar con miembros del Comité Central. En una edición posterior desapareció Abel Yenukidze, descrito como un típico ejemplo de la corrupción degenerada de la burguesía. Yenukidze era en realidad el inofensivo y eficiente administrador del Kremlin. Su error fue oponerse a las purgas de finales de los 30

Esta foto, tomadaen abril de 1925 en la Decimocuarta Conferencia del Partido Comunista, es un clásico de la manipulación. La misma imagen, publicada en 1939, muestra a un grupo de cuatro. Sesenta por ciento de los presentes han desaparecido de la historia

El Teatro del Arte de Moscú cumplía 40 años en 1938 y Stalin se fotografió junto con miembros de su gobierno y del teatro. Quinto de pie de derecha a izquierda (junto a Nikita Khruschev) aparece Nikolai Yezhov, comisario de asuntos internos de la NKVD. La misma foto, publicada en 1949, muestra la desaparición de Yezhov y del director del teatro, Y. Boyarsky, ambos ejecutados en 1940. Nótese la cuidadosa extensión de los paneles de las paredes

La desaparición del mismo Yezhov queda subrayada en la foto de un apacible paseo por las riberas del canal del Volga-Moscú
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.