Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/24/1998 12:00:00 AM

LOS DUROS

Estas cinco personas serán las encargadas de manejar los temas más importantes del pais: la paz, la política, la economía y las relaciones internacionales

Mucho se ha especulado sobre el gabinete de Andrés Pastrana. No pasa día sin que la prensa, los programas de televisión o la radio incluyan cuatro o cinco nombres en el sonajero. Sin embargo lo que pocos saben es que a dos semanas de su posesión el Presidente aún no ha integrado, en su totalidad, su nómina ministerial. Son tantas las consideraciones que se deben tener en cuenta en la elaboración de un gabinete que siempre se requiere conciliar lo ideal con lo viable. No todos los ministros pueden ser amigos del Presidente. Tienen que representar diferentes regiones, diferentes corrientes políticas y hasta diferentes sexos. Esto sin mencionar la necesidad de ser compatibles con el Congreso. Por esto es tradicional que los gabinetes, como las declaraciones de renta, solo se firmen a última hora.
SEMANA ha podido establecer, no obstante, quiénes son los cinco personajes que serían los hombres clave del próximo gobierno. Teniendo en cuenta que los temas centrales van a ser la economía y la paz, las carteras de Hacienda, Defensa e Interior y la dirección de Planeación serían los ejes para superar la actual crisis. No menos importante será el restablecimiento de las relaciones con la comunidad internacional y sobre todo la normalización de la relación con Estados Unidos.
Los cinco hombres que estarán en los cargos claves son: Néstor Humberto Martínez, ministro del Interior; Rodrigo Lloreda Caicedo, ministro de Defensa: Guillermo Fernández de Soto, ministro de Relaciones Exteriores: Juan Camilo Restrepo, ministro de Hacienda, y Jaime Ruiz, director de Planeación Nacional. SEMANA analiza el perfil de los duros de Pastrana, los hombres que todos los días serán noticia desde el próximo 7 de agosto.


Néstor Humberto Martínez
Ministro del interior
Es tal vez el único ministro de la administración Samper que podía repetir con el presidente Pastrana. Martínez, sin ser un hombre de la política, ha tenido acogida en el Congreso. En 1995 fue escogido por los parlamentarios como el ministro estrella del gabinete. Impulsó la ley estatutaria de la justicia, el estatuto anticorrupción y logró la tipificación del delito de lavado de dinero. Consiguió, además, la aprobación de la ley de extinción de dominio y la de aumento de penas. Pero si bien Martínez ha mantenido una relación excelente con el Congreso, también ha sabido trancar en los momentos claves. Fue él quien logró atajar el narcomico que permitía la salida de la cárcel de los congresistas presos dentro del proceso 8.000 en una actitud que muchos calificaron de heroísmo solitario dentro del gabinete de Samper.Como ministro del Interior Martínez será clave para sacar adelante la reforma política que garantizará el espacio para opciones distintas al bipartidismo. El encargado directo de la coordinación de este tema será el ex fiscal Alfonso Valdivieso. Un asunto tan complicado, y de tan difícil trámite en el Congreso, requería un hombre con la formación jurídica de Néstor Humberto Martínez, quien conoce a fondo el tema de las reformas constitucionales. Su presencia en una cartera tan importante demuestra que el presidente Pastrana quiere entregarle un manejo destacado a los liberales Valdiviesistas que se la jugaron por él en la Alianza por el Cambio. Muy pocos asumieron tantos riesgos como el próximo ministro del Interior, quien en las últimas semanas de la campaña se jugó su futuro dentro del Partido Liberal denunciando lo que, según él, fue la actitud del candidato Horacio Serpa, por esos días primero en las encuestas, en el incidente del narcomico. El nombramiento de Martínez demuestra que, para él, correr el riesgo valió la pena.
Rodrigo Lloreda
Ministro de defensa
El nombramiento más difícil que tenía pendiente Andrés Pastrana era el del Ministro de Defensa. El cargo exigía un hombre que supiera recuperar la disciplina dentro de las fuerzas, solucionar conflictos como el enfrentamiento entre el Ejército y la Policía. Y que además tuviera un perfil gerencial para manejar la época de vacas flacas que en materia presupuestal tendrá que atravesar este gobierno. Epoca que será complicada en especial para los sectores tradicionalmente consentidos como las Fuerzas Militares. Un candidato que cumpliera tantos requisitos tenía que ser un estadista de la talla de Rodrigo Lloreda Caicedo. Desde los 26 años, cuando fue nombrado gobernador del Valle del Cauca, Lloreda ha recorrido todos los peldaños importantes de la administración pública. Ha sido senador, ministro de Educación, canciller, designado, embajador en Washington, candidato presidencial y constituyente. Rodrigo Lloreda es considerado como un prohombre del Partido Conservador y uno de los pocos colombianos con perfil presidencial. Su presencia en el Ministerio de Defensa le da un nuevo aire al cargo, otorgándole mayor nivel y prestigio. A su experiencia suma un temperamento excepcional que le permite actuar con autoridad y cabeza fría. Su condición de periodista, reconocida nuevamente la semana pasada con el Premio Simón Bolívar a la Vida y Obra, le da además una significativa ventaja para la relación con los medios de comunicación, considerada vital para cualquier titular de esa cartera. Con este nombramiento Andrés Pastrana logra tener al frente del sector defensa a un hombre con experiencia en procesos de paz. Como canciller de Belisario Betancur fue vital en la creación del Grupo de Contadora, que facilitó las condiciones para adelantar los procesos de paz que recientemente han dado fruto en Centroamérica.
Guillermo Fernández de Soto
Ministro de Relaciones Exteriores
Sí como hay personas que han estudiado toda la vida economía y tienen una hoja de vida para ser ministros de Hacienda, Fernández de Soto tiene en su haber una larga carrera diplomática en la que se ha preparado como muy pocos para ser Canciller. Es un experto en tratados y acuerdos internacionales. Conoce perfectamente la Cancillería por dentro y es consciente de las debilidades que deben ser corregidas. Como jefe de la campaña de Andrés Pastrana goza de la total confianza del Presidente y en lo personal tiene una relación muy cercana con él. Esto le permitirá impedir que haya ruedas sueltas en el tema de la política exterior para que no se repitan los episodios vividos durante el gobierno Samper, en el que varios funcionarios intervenían con declaraciones en la formulación de la política exterior del país como si se tratara de un bien mostrenco. En la agenda de la Cancillería habrá tres temas trascendentales: la relación con Estados Unidos, la paz y los derechos humanos. En los tres Fernández de Soto exhibe amplias credenciales. Trabajó cinco años en Washington en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Fue vicecanciller de Augusto Ramírez Ocampo durante la creación del Grupo de Contadora. Además tiene experiencia empresarial como presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá y de la Asociación Iberoamericana de Cámaras, lo que le da el perfil gerencial necesario para liderar el trabajo con el Ministerio de Comercio Exterior.

Juan Camilo Restrepo
Ministro de Hacienda
Sin desconocer que el gobierno de Andrés Pastrana afrontará grandes retos en otros campos, sin duda lograr la reactivación de la economía es la tarea más urgente. Sin una economía sana los anhelos del país en torno a la paz, el empleo y el bienestar social pueden quedarse en promesas y expectativas. Por eso la responsabilidad de Juan Camilo Restrepo será crucial en el futuro de la administración Pastrana. Los expertos han coincidido en que hay muy pocas personas tan preparadas como Restrepo para asumir ese monumental reto. Ha dedicado 20 años de su vida a la gerencia pública como superintendente bancario, presidente de la Comisión Nacional de Valores y de Acerías Paz del Río, asesor de la antigua Junta Monetaria y ministro de Minas y Energía de la administración Gaviria. Su carrera política, en cambio, es más bien reciente. En 1994 fue elegido senador como segundo en la lista de Fabio Valencia Cossio. Desde su curul se convirtió en el crítico más serio de la gestión económica del gobierno Samper. De ahí saltó a una precandidatura presidencial que obtuvo el 40 por ciento de los votos de la convención conservadora y que le sirvió para integrarse al staff de Andrés Pastrana en calidad de peso pesado. Restrepo tiene por delante la inminencia de una reforma fiscal, para lo cual cuenta con un aliado definitivo: el nuevo presidente del Senado, Fabio Valencia Cossio. Sobre su futuro político, que muchos ven en la Presidencia de la República, Juan Camilo Restrepo tiene un reto muy concreto: para ser Presidente se necesita tener apoyo en el Congreso y en los medios. Un ministro de Hacienda serio se convierte en ídolo de los medios pero con frecuencia antagoniza con el Congreso. Si Juan Camilo logra corregir los desbalances macroeconómicos y el PIB vuelve a crecer a tasas superiores al 5 por ciento anual sin duda en unos años estará llamado a destinos mayores.
Jaime Ruiz
Director de Planeacion
El presidente Pastrana tiene claro que el tema de la paz es ante todo económico. Sabe que la pacificación del país no se va a lograr solamente con reuniones en el monte con los jefes guerrilleros sino que además es necesario saber cuánto cuesta y de dónde va a salir el dinero para financiarla. Por eso el nuevo director de Planeación Nacional tendrá un papel determinante en la cristalización de la política de paz. El director de Planeación siempre ha sido un superministro al que tienen que hacerle fila los titulares de las diferentes carteras. Por eso para este cargo Andrés Pastrana necesitaba una persona de toda su confianza. Ruiz es su compañero de pupitre desde el colegio. Quienes lo trataron en esa época dicen que Ruiz era el más pilo de la clase. Es creativo, imaginativo y encuentra soluciones para todo. Esas características han hecho que el nuevo director de Planeación sea un hombre imprescindible en todos los equipos de Andrés Pastrana. En su alcaldía, Ruiz estuvo al frente del IDU y en esa condición manejó las obras públicas y el tema de la valorización. Quienes conocen el equipo de Pastrana dicen que Ruiz es, después del Presidente, el que mejor maneja su programa de gobierno. Sabe cómo concretar cada uno de los puntos de cambio propuestos durante la campaña presidencial. Andrés Pastrana escucha mucho a Ruiz y es su consejero de cabecera en los temas económicos. Por eso se prevé que desde la dirección de Planeación se trazará en gran medida el rumbo del gobierno.
Víctor G. Ricardo
PAZ
El hecho de que el presidente Pastrana haya decidido abocar personalmente el tema de la paz y las negociaciones con la guerrilla obliga a que sea una persona cercana quien maneje el día a día del tema de la paz. Víctor G. Ricardo tendrá en la administración Pastrana rango de superministro. La idea es acabar con las consejerías de paz, que en algunas ocasiones se han convertido en instancias paralelas que dificultan la unificación del criterio del gobierno en el tema de los diálogos con la subversión. En otras palabras, el nuevo Presidente quiere controlar el tema directamente y enviar la señal de que Víctor G. es su único representante para el manejo cotidiano.
Luis Alberto Moreno
Embajador en Washington
La embajada ante el gobierno de Estados Unidos ha sido siempre un cargo de primera línea. Muchos consideran que su rango es superior al de la mayoría de los ministerios. El estado de las relaciones entre los dos países hacía necesario que el Presidente asignara a esta misión a uno de sus mejores hombres. La cercanía de Luis Alberto Moreno con el primer mandatario es garantía para el gobierno estadounidense del interés del nuevo gobierno por sanear las relaciones así como su decisión de asumirlas personalmente. Aunque los retos de Moreno son muchos, su primera meta será la diversificación de la agenda de las relaciones que, de momento, está reducida al asunto del narcotráfico. Trabajará en el tema económico, especialmente en las áreas de inversión y cooperación, claves en el proceso de paz. De su gestión depende en buena medida que se concrete el 'Plan Marshall' de Pastrana para financiar la paz en Colombia. Como experto en el tema de comunicaciones, Moreno tendrá también un papel decisivo en el cambio de la percepción que sobre Colombia existe en Estados Unidos. Para ello seguramente trabajará con los consultores norteamericanos que asesoraron a Andrés Pastrana en sus dos campañas presidenciales (Shrum, Devine & Donylon).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.