Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1998/10/12 00:00

LOS EMISARIOS

Los gobernadores venezolanos que querían hablar con los líderes del ELN venían tras la pista de un secuestrado de la alta sociedad de su país.

LOS EMISARIOS

El pasado 3 de septiembre los gobernadores de los estados fronterizos del Táchira y Zulia, en Venezuela, llegaron al país con el propósito de entrevistarse con Francisco Galán y Felipe Torres, voceros del ELN, quienes se encuentran detenidos en la cárcel de Itagüí. El encuentro se vio frustrado porque el gobierno de Andrés Pastrana no autorizó la entrevista, tras alegar que la misma no había sido tramitada a través de las cancillerías y las embajadas de ambos países. El hecho produjo malestar en algunos sectores del vecino país, que consideran que el gesto de Pastrana fue por lo menos inamistoso. Una reacción similar produjo en los propios voceros del ELN. No obstante, el gobierno sostuvo que la entrevista era improcedente y que por esa razón no había autorizado el encuentro.
Aunque la visita había sido programada para tratar diversos asuntos relacionados con la situación de orden público que se vive en la frontera debido a la presencia cada vez mayor del ELN, había un tema en la agenda que despertaba gran interés para los funcionarios venezolanos: el secuestro el pasado 30 de mayo del joven empresario Carlos José Márquez Socorro, quien fue retenido por hombres del frente 'José Manuel Martínez Quiroz' en una de sus fincas en el estado del Zulia. Márquez Socorro pertenece a una de las familias más reconocidas y respetadas de Venezuela y su secuestro despertó una ola de solidaridad sin precedentes en el vecino país.
De acuerdo con informaciones de las autoridades venezolanas, el secuestro de Márquez, de 35 años y veterinario de profesión, ocurrió cuando éste visitaba una finca en la población de Machiques. Pese a que la Policía de ese país montó un operativo para tratar de impedir la materialización del plagio, Márquez fue trasladado hasta Colombia por la Serranía del Perijá, donde, según presumen los organismos de seguridad de ese país, todavía se encuentra.
El caso del secuestro de Márquez Socorro fue denunciado por el embajador de Venezuela en Alemania, Erik Becker Becker, durante el encuentro de algunos voceros del ELN con representantes de la sociedad civil colombiana en Maguncia (Alemania) a mediados de julio pasado.
Aunque la familia Márquez ha guardado absoluto silencio en torno del tema, trascendió que el grupo subversivo exige una millonaria suma en dólares para liberar al joven empresario. De acuerdo con voceros de organismos de seguridad colombianos, la situación de Márquez Socorro será resuelta directamente por el Comando Central (Coce) del ELN.
En la actualidad se encuentran secuestrados por el ELN tres ciudadanos venezolanos, quienes habrían sido retenidos en la frontera con Colombia. El secuestro de extranjeros cada día toma más fuerza en el interior de las organizaciones guerrilleras, al parecer, por las ventajas que para estos grupos tendría el negociar en moneda extranjera. El tema será sin duda uno de los que tratará el gobierno con las organizaciones subversivas en el momento en que se inicien las conversaciones de paz con la guerrilla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.