Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2012 12:00:00 AM

Los especialistas

Las declaraciones de víctimas ante Justicia y Paz y las versiones que los presuntos implicados han dado a las autoridades arrojan algunas pistas sobre cómo se legalizaba el despojo.

1. Comisionistas
 
Eran quienes buscaban a los campesinos, una vez se habían desplazado a municipios cercanos, luego de que sucedían hechos violentos como combates entre paramilitares y guerrilla, masacres o asesinatos selectivos. A veces los amenazaban de muerte si no vendían, otras veces les decían que si no se dejaban comprar las tierras las iban a perder de todas maneras porque nunca podrían regresar. Estas personas incluso acompañaban a las víctimas a firmar los contratos de compraventas en una notaría.
 
Algunos se identificaban como representantes de Salvatore Mancuso, del Fondo Ganadero de Córdoba o de una empresa con el nombre de Inversiones Tulapas. Entre los nombres de comisionistas que han salido de las versiones de víctimas y desmovilizados ante la Fiscalía están el de Guido Vargas y Roberto Ojeda. Jorge Eljach Zuñiga, Fabián Darley Roldán Villa y Carlos Alberto Grajales Gómez también han sido mencionados. Los últimos cuatro declararon en indagatoria que actuaban como comisionistas y ponían en contacto a las víctimas con los compradores, pero desconocían que las tierras que estaban comerciando habían sido las fincas de campesinos desplazados.

2. Financieros
 
Muchas víctimas de la región han identificado a Sor Teresa Gómez, a quien le dicen en sus declaraciones Teresa, como la persona que les entregaba dinero a cambio de sus tierras. Mencionan que su oficina quedaba al frente de la estación de policía de Montería. En versión libre, Salvatore Mancuso también dijo que Sor Teresa o Vicente Castaño eran los que administraban los dineros para comprar tierras.
 
3. Tramitadores
 
Antonio José Meléndez era, al parecer, el enlace entre los paramilitares, las notarías y las oficinas de instrumentos públicos, como lo han señalado otros implicados en indagatoria ante la Fiscalía. Aunque no era un funcionario notarial, las víctimas pensaban que sí porque era quien les indicaba cómo debían hacer los trámites. Él también se encargaba de los poderes que los propietarios firmaron. Algunos de éstos resultaron falsos. Meléndez murió en extrañas circunstancias en agosto de 2006.
 
4. Compradores
 
La Superintendencia de Notariado y Registrado ha identificado que una de las personas que hoy tiene más títulos de tierras es Zulma Yidi Romero Cerquera, entre ellos algunos de los predios que pertenecían a la finca Nueva Australia, da la familia Hoyos. Como lo muestran varios certificados de tradición y libertad de predios, ella aparece comprando algunas de las tierras que originalmente adquirió el mismo Salvatore Mancuso y algunas de las que vendió a través de poderes especiales Benjamín José Alvarado Bracamonte, ex paramilitar cercano a la casa Castaño. Lo conocían con el alias de Juancho o Misael y según un informe de inteligencia, al parecer, hoy hace parte de una banda criminal.
 
Según Notariado y Registro otro comprador de predios de la región es Otoniel Segundo Hoyos Pérez, quien después de haber sido soldado profesional ingresó a las AUC a principios de los 90 y terminó en las filas del Frente Costanero del Bloque Elmer Cárdenas. Otra persona que aparece como titular de varios predios es Humberto León Atehortúa Salinas, o alias Juan Diego, ex integrante del Frente Costanero de las AUC. Finalmente, muchas de las tierras de Tulapas aparecen hoy también a nombre del Fondo Ganadero de Córdoba.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.