Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/05/17 00:00

Los gladiadores

La alianza anunciada con los periódicos regionales de Colombia es la antesala de la feroz competencia que se avecina entres los grupos Planeta y Prisa por el mercado de los medios y las comunicaciones.

Los gladiadores

El intenso pulso que sostuvieron el año pasado los grupos Planeta y Prisa por el periódico El Tiempo, el diario más influyente del país, puso en evidencia que estos titanes de la industria editorial española trasladarían a América Latina la guerra que sostienen en el Viejo Continente.

Desde hace varias décadas, estas dos poderosas organizaciones se disputan la supremacía de la industria editorial y de medios en el mundo hispano. Prisa es el mayor grupo de comunicaciones en Hispanoamérica. En España es dueño de una vasta red de periódicos, emisoras de radio, canales de televisión, revistas y compañías editoriales. Su medio estrella es El País, uno de los 10 periódicos más importantes en el nivel internacional.

En América Latina su dominio se extiende a más de 20 países y en Colombia es el dueño de Caracol Radio, desde donde montó toda la estrategia para ampliar su presencia al continente.

Por su parte, Planeta, su competidor, es un grupo de gran dinamismo que en los últimos años ha crecido de manera exponencial. Es dueño de importantes medios de comunicación en España, como el canal de televisión Antena 3, uno de los más importante e influyentes en el país ibérico. De su propiedad son igualmente los periódicos La Razón y ADN, y en radio, posee la cadena Onda Cero. Planeta, con más de 30 editoriales, es el primer grupo productor de libros en lengua española. Hace pocas semanas adquirieron la editorial Editis, filial del grupo inversionista Wendel, que es el segundo mayor grupo editorial de Francia. Según fuentes europeas, el acuerdo alcanzado parte de la base de una valoración de Editis de 1.026 millones de euros.

Con estas fortalezas, estos dos colosos le apostaron a Colombia. Cuando Prisa perdió por una nariz la puja por el control de El Tiempo, con su archirrival Planeta, estaba escrito que no se quedaría quieto. Los directivos de Prisa no sólo tienen un gran afecto por Colombia, sino que les ha ido muy bien en el negocio con Caracol Radio. Por eso no sorprende la alianza que suscribió la semana pasada con el Grupo Nacional de Medios (GNM) que integran El Colombiano, El País, Vanguardia Liberal, El Universal y La República.

De paso dejó ver que el pulso entre los dos grupos de medios españoles se intensifica en Colombia. Tras perder el mano a mano por El Tiempo, Prisa se acercó al Grupo Santo Domingo con el fin de encontrar una fórmula que pudiera unir en un solo grupo Caracol Radio, Caracol Televisión y El Espectador. La jugada era lógica. Se convertiría en el grupo de comunicación más grande del país, con un pie en radio, otro en televisión y otro en prensa. Además, se capitalizaba el nombre Caracol y se aprovechaba para el Espectador toda la experiencia que tiene Prisa en prensa con su legendario diario El País.

Pero las cosas no se dieron. Si bien las sinergias entre estos medios saltaban a la vista, no pudieron ponerse de acuerdo en los números para una posible fusión o intercambio de acciones. Otra diferencia, aunque menor, era quién controlaba El Espectador. Ante la frustrada negociación, los Santo Domingo siguieron con su proyecto de volver diario El Espectador y Prisa siguió en su búsqueda de un socio local para licitar un tercer canal de televisión en Colombia y logró el acuerdo con los diarios regionales.

¿Hasta dónde podrá llegar la alianza entre Prisa y los diarios locales? ¿Será que en breve se verá otra gran venta como la de El Tiempo? Luis Miguel de Bedout, gerente de El Colombiano y quien preside el GNM, dijo a SEMANA que la alianza no incluye ceder la propiedad de los periódicos. Pero en el mundo de los negocios nada está escrito.

Por ahora, además del tercer canal, esta asociación de medios tiene otros proyectos muy ambiciosos relacionados con Internet y la comercialización de productos.

Lo que queda claro es que al Grupo Planeta, que al comprar El Tiempo se convirtió en el más poderoso grupo de medios en Colombia, le salió un feroz competidor. Los periódicos regionales encontraron la mejor alternativa para ampliar su presencia en otros negocios y fuera de sus regiones en donde son amos y señores.

"Hace más de tres años veníamos estudiando alternativas para tener una mayor cobertura y explorar otros negocios", dijo Alejandro Galvis, el hombre fuerte de Vanguardia Liberal y de una cantidad importante de medios regionales.

Para Luis Miguel de Bedout, encontrar a Prisa como socio para participar por el tercer canal es la gran oportunidad para los medios regionales que saben que ya no se pueden quedar, simplemente, con un periódico local como nacieron, sino que la tendencia que se impone en el sector es ofrecer a los anunciantes un portafolio de opciones mucho más diversificado.

Ahora bien. Aspirar al negocio del tercer canal no es una inversión de poca monta y se estima en 200 millones de dólares. ¿Están los diarios regionales en capacidad de asumir una participación del 60 por ciento que bien puede superar los 100 millones de dólares?

De Bedout dice que financieramente son muy sólidos, pero no se trata de apostar tanto dinero en este proyecto. Por ello, la aspiración del GNM es entrar con una menor participación. De hecho, están buscando la posibilidad de tener un tercer inversionista que acompañe a los diarios regionales en este ambicioso proyecto.

Es evidente que con la llegada de Prisa, los medios locales están muy satisfechos con el socio que se encontraron y con la perspectiva del nuevo mercado que tendrían. María Elvira Domínguez, directora de El País de Cali, destacó la llave tan poderosa que crearán con Prisa sobre todo con el aporte que hará el grupo español para el desarrollo de proyectos en Internet.

El GNM sabe que la pelea con el Grupo Planeta no será fácil. Este último se "la meterá toda" al tercer canal. Su socio local podría ser RTI y algunos de los Santos como personas naturales. Cabe precisar que, como Planeta es el dueño de El Tiempo, en el 55 por ciento, este medio no podría asociarse en la convocatoria del gobierno, por las limitantes legales que impiden que un socio extranjero sobrepase el 40 en televisión.

Con la sorpresiva alianza de Prisa y los periódicos regionales, Planeta probablemente repensará buena parte de su estrategia. De hecho, ya se sabe que el proyecto bandera de El Tiempo, del periódico gratuito, se aplazó y probablemente no salga este año.

Como están las cosas, Colombia será el campo de batalla de estos dos gladiadores de la comunicación que no querrán ceder ni un centímetro en sus pretensiones por la hegemonía del mercado de medios. Jaime Polanco, director general de Estrategia y Desarrollo Corporativo de Prisa, describió la asociación que sellaron la semana pasada en Bogotá, como "un paso más para el Grupo Prisa en su interés por crecer en Colombia, donde estamos presentes en la industria editorial, en la radiodifusión y en la comercialización de medios".

¿Hasta dónde este bloque de empresas periodísticas hará valer su poder? Ahí sí, como dice el adagio popular, "el tiempo lo dirá".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.