Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/4/2014 12:00:00 AM

Los grandes crímenes de los jefes paramilitares

La Fiscalía imputa 15.000 víctimas a 12 comandantes paramilitares en los procesos de priorización con los que se busca condenarlos antes de que salgan de la cárcel.

Después de más de siete años de investigar uno a uno sus crímenes en el marco del proceso de Justicia y Paz, desde el robo de una gallina hasta masacres con docenas de asesinados, y ante la casi completa ausencia de condenas, la Fiscalía decidió dar prioridad a los procesos más importantes que adelantaba contra los grandes jefes paramilitares. 

El resultado son una docena de grandes casos contra los comandantes y sus lugartenientes que han llevado a imputarles finalmente una escalofriante colección de crímenes de guerra, además de los llamados “casos de connotación”, es decir, delitos particularmente notables o de relevancia pública, como masacres y homicidios selectivos. 

Esto no quiere decir que en los casos priorizados estén todos los crímenes de los cuales son responsables los jefes paramilitares. Solo se incluyeron aquellos que coinciden con los ejes que se priorizaron –desplazamiento forzado, violencia sexual, reclutamiento ilícito y desaparición forzada– y en los que hay suficientes pruebas para hacer imputación. 

En total, a una docena de comandantes se les imputan cerca de 15.000 víctimas por estos crímenes.

Varios de ellos fueron extraditados a Estados Unidos, pero sus procesos prosiguen en Colombia. Algunos, como Carlos Mario Jiménez ('Macaco'), jefe del Bloque Central Bolívar, y Rodrigo Tovar ('Jorge 40'), del Bloque Norte, han sido o están a punto de ser expulsados de Justicia y Paz y sus casos seguirán en la Justicia ordinaria.

A partir de junio próximo los jefes paramilitares que están presos en Colombia empezarán a salir libres, al cumplirse la pena alternativa de 8 años que contempla el proceso de Justicia y Paz, si han cumplido con los requisitos de contribuir a la verdad, entregar bienes y reparar a sus víctimas. Con la priorización, se busca que reciban una condena antes de que eso ocurra. Esta no impediría que salgan de prisión, pero enviaría una muy necesaria señal de que el proceso de Justicia y Paz, tan criticado por no haber producido sino un puñado de condenas en todos estos años, empieza a funcionar. Está por verse si de aquí a junio se logra lo que no se pudo hacer en los pasados siete años.

Semana.com presenta las cifras de los crímenes que cometieron 12 de los grandes jefes paramilitares y algunos de sus subalternos, por los que serán imputados en el marco de esta estrategia de priorización que impulsa la Fiscalía.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.