Martes, 2 de septiembre de 2014

LOS GREMNLINS DE LA GUERRILLA

| 1985/05/13 00:00

LOS GREMNLINS DE LA GUERRILLA

Aquí y allá siguen surgiendo grupúsculos guerrilleros de todos los colores.

"El poder nace del fusil", fue la consigna maoísta que hizo carrera en la década de los 60 y bajo cuya sombra nacieron algunos de los grupos guerrilleros latinoamericanos. En Colombia, 25 años después, este postulado sigue vigente. Aun ahora, cuando algunos grupos tradicionalmente guerrilleros como las FARC y el EPL han firmado un pacto de tregua y han empezado a incorporar en su lenguaje un vocabulario con uno que otro matiz civilista, para no hablar del nuevo movimiento político creado por las FARC, siguen apareciendo en el escenario nacional nuevos grupos guerrilleros que se oponen al proceso de paz y a cualquier tipo de diálogo con el gobierno. Consideran que los que se "han montado en el bus de la tregua traicionan los principios", y que son ellos, los que se han quedado a pie, los llamados a "levantar las banderas de la guerra popular y de la violencia revolucionaria".
Estos nuevos "peatones" de la revolución justifican sus posiciones con argumentos que van desde lo dogmático y sectario hasta lo pueril.
El grupo "Ricardo Franco" -disidencia de las FARC- , afirma que "el Partido Cómunista y las FARC abandonaron las tareas que se habían trazado en el VII Congreso del partido, cuando se insistió en la extensión de las FARC a las zonas urbanas". "Los francos", como familiarmente se los llama en la izquierda, tienen su base de operaciones en el norte del Cauca y se afirma que han hecho alianza con otro nuevo grupo, el "Quintín Lame". Algunas acciones como la toma de Yumbo en la que apoyaron al M-19, lo mismo que intentos fallidos de tomas de establecimientos estudiantiles en Bogotá y Medellín, y uno que otro atentado terrorista, han demostrado su creencia en la dialéctica del fusil. "Vieira y P.C. traidores", "Vieira, agente de la CIA", son frases con las que han llenado las paredes de las calles y las que han hecho exclamar a varios observadores: "Es muy simpático. Es la primera vez que veo que culpan a un agente de la KGB de ser de la CIA. ¡En qué país vivimos!".
De naturaleza muy distinta es el "Quintín Lame". Se afirma que ha sido creado por indígenas del Cauca, víctimas de fuegos cruzados (ver SEMANA N° 152), y que no está con la tregua, porque "el gobierno y la guerrilla están firmando la paz, para hacerle la guerra a los indígenas". Se define a sí mismo como "un comando de autodefensa" y sus acciones se han limitado hasta ahora a "castigar a los asesinos y perseguidores de los indígenas" y a hacer apariciones de respaldo en los encuentros de las comunidades. El grupo tomó el nombre de Manuel Quintín Lame Chantre, el indígena Paez que, en mayo de 1927, en Ortega (Tolima), organizó una marcha de más de 14 mil indígenas.
Si el "Ricardo Franco" surge para recoger las banderas que supuestamente dejaron tiradas sus camaradas y el "Quintin Lame" para eliminar a los enemigos de los indígenas vinieren de donde vinieren, otros grupos han surgido por lo que ellos consideran "cuestiones de principios". "Patria Libre" y el "Partido Revolucionario de los Trabajadores" afirman que "la tregua del gobierno de Belisario Betancur es una treta para descabezar el movimiento obrero y revolucionario" y sostienen que "sólo mediante el derrocamiento violento del Estado, se podrá hacer la revolución social".
"Patria Libre", que apareció por primera vez en un conflicto laboral de Fabricato, en Bello (Antioquia), y se desenvuelve en algunas zonas de la Costa Atlántica, afirma que su base es la clase obrera y que el principio de su lucha es el principio leninista de "armar al proletariado para vencer". Aunque sostiene que no está constituido como ejército, dice que "el ejército popular debe ir complementado por un partido proletario y ser el resultado de todas las fuerzas militares del pueblo". Sus acciones son definidas como de "autodefensa y operaciones especiales de finanzas". Su caldo de cultivo son las huelgas y en cuanta huelga se realiza hacen presencia, pues se supone que en el sector obrero tienen uno que otro militante. Aunque su origen no es muy claro, hay quienes sostienen que nació de las cenizas de alguno de los grupos maoistas que sucumbieron en la década pasada.
El "PRT" se hizo conocer en julio de 1984. Es dirigido por "un comandante Roberto". El grupo hizo apariciones en Yondó y Remedios, y se dice que tiene cierta fuerza en los asentamientos populares de Popayán. Su debut, encabezando una protesta contras las fumigaciones de glisofato en la Sierra Nevada, despistó a la opinión, que pensó que se trataba de un grupo de mafiosos. Sin embargo afirman que "estamos contra los mafiosos y la muestra es que secuestramos al traficante llanero José Vicente Baquero en un hospital de Villavicencio el año pasado". El grupo tiene su propio órgano de expresión, "El combatiente", y considera que "en Colombia se desarrolla hoy una guerra popular. Hay que preparar a las masas para el combate insurreccional, porque la burguesía le ha declarado la guerra al pueblo".
Y al lado de éstos, otros grupos grupúsculos: MIR, "Pan y libertad", "A luchar". Nada nuevo bajo el sol: los mismos principios con diferente maquillaje y grupos que surgen como los gremnlins de la película de Spielberg.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×