Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/2013 1:00:00 AM

Un año en Colombia

La tensión con Nicaragua, el primer matrimonio gay y las disputas de figuras nacionales marcaron la agenda del país.

Tire y afloje
La disputa entre Colombia y Nicaragua tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya tuvo este año nuevos capítulos. Primero, Noemí Sanín dijo que tras las ínfulas expansionistas del presidente nica, Daniel Ortega, se ocultan intereses chinos. Luego Ortega anunció que quiere más mar, y el presidente Juan Manuel Santos respondió con una frase ya antológica: “El fallo no es aplicable”. Así dio a entender que acatará la decisión, pero no la aplicará. La declaración le valió elogios, incluyendo al expresidente Álvaro Uribe. Finalmente, y cuando la gente pensaba que las aguas ya se calmaban, unos bombarderos rusos surcaron sin permiso el cielo colombiano, pasando encima del mar en disputa. Nadie explicó el incidente, pero algunos vieron una provocación encomendada por Ortega. En conclusión: Nicaragua se ha convertido en una pesadilla que parece nunca terminar.

El zar verde
En abril, tras un cáncer de próstata, murió Víctor Carranza, una de las figuras más polémicas de la segunda mitad del siglo XX. La vida del zar de las esmeraldas siempre estuvo entre sombras. Fue acusado de enriquecimiento ilícito y de impulsar el paramilitarismo en Meta y Vichada, pero nunca recibió una condena. Hoy su familia se disputa su inmensa fortuna.

¡Fuerza gay!
En julio se celebró el primer matrimonio entre personas del mismo sexo. El hecho rompió un paradigma. Algunos sectores y los activistas lo consideraron un paso hacia la igualdad de derechos, pero los conservadores y el procurador Alejandro Ordóñez lo condenaron arguyendo que rompe la familia tradicional. Más allá de la controversia, los gays hoy siguen casándose ante los notarios. 

EN LA PICOTA PÚBLICA

Silvia Gette
‘La decana del mal’. Así tituló SEMANA la historia de la exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe, a quien acusan de haber pagado por matar al esposo de su hijastra. Difundía el terror en Barranquilla, hasta el punto de que quien la denunciaba terminaba perseguido o, en algunos casos, asesinado. Hoy está en la cárcel acusada de asesinato.

Kiko Gómez
Este año el país conoció a un personaje que se mantuvo oculto a pesar de las acusaciones que le hacían: el gobernador de La Guajira, Juan Francisco Gómez. Lo señalaban de vínculos con bacrim y de homicidio, pero una portada de SEMANA titulada ‘Un gobernador de miedo’ le dio la estocada final. Hoy está en la cárcel acusado de homicidio y concierto para delinquir.

Tolemaida
La historia del Centro de Reclusión Militar de Tolemaida vivió un nuevo giro. En abril, SEMANA publicó una denuncia titulada ‘Tolemaida Tours’ que descubría que los reclusos seguían teniendo un trato especial. Militares condenados a más de 30 años andaban de compras en Bogotá, salían de fiesta y hacían negocios. El informe generó un temblor en el Ejército.


Ebrios al volante
Este año la opinión se indignó por cuenta de varios conductores que, en estado de embriaguez, mataron, hirieron o provocaron desorden. Uno fue Fabio Salamanca, que mató a dos jóvenes y dejó herida a una persona más. Otro, el concejal de Chía Carlos Martínez, que protagonizó una penosa persecución. La polémica atizó el debate sobre si se necesitan penas más severas.

Sangre en el fútbol
La violencia entre los hinchas dejó una mancha negra sobre el fútbol colombiano. En septiembre, en una semana, las peleas entre aficionados dejaron tres muertos. Los hechos causaron protestas, no solo desde la política, sino también desde los mismos seguidores del fútbol, pues por los estragos de una minoría todos tuvieron que pagar.

PALABRA DEL AÑO: 

'Word games': 

Así rezaba la inscripción de las medallas de los Juegos Mundiales celebrados en Cali en julio. El descuido de varios funcionarios condujo a una penosa situación: debieron recoger las preseas repartidas y cambiarlas por otras con la inscripción correcta: World Games.

FRASES DEL AÑO

Juan Manuel Santos
Presidente de la República 

“El tal paro no existe”, dijo en uno de los momentos más difíciles de la protesta agraria de agosto.

Juan Manuel Galán
Senador del Partido Liberal

“No voy a ser el Pacho Santos del Partido Liberal”, dijo al confirmar que no iría a una convención de su partiro pues, según él, faltaban garantías.

Andrés Jaramillo
Dueño de Andrés Carne de res
“A qué está jugando una niña que llega en minifalda”, dijo al enterarse de que una joven denunció a un hombre de violarla en su restaurante.

Francisco Santos
Miembro de Uribe Centro Democrático
“Adivine quién ha matado más policías”, rezaban las vallas que instaló para criticar las negociaciones de paz en La Habana.

Pablo Catatumbo
Negociador de las Farc
“Prolongar el secuestro sí fue un error”, dijo en una entrevista para la televisión.

Álvaro Uribe Vélez
Expresidente de la República
“(02 45 29.8 - 74 10 40.2) (02 45 19.7 - 73 43 47. 7) (02 18 24.7 - 74 10 34.6) (02 18 18. 8 - 73 42 45.5)”, rezaban las coordenadas de un operativo militar para trasladar guerrilleros a La Habana, que difundió a través de su cuenta de Twitter y desataron una polémica sobre seguridad nacional.

LA MALA LENGUA

Este año varios líderes brillaron por el mal ejemplo que dieron al usar un lenguaje vulgar y ofensivo.

“El sexo escatológico es inane”, dijo el conservador Roberto Gerlein para criticar el matrimonio igualitario.

“Pastrana está como loco de atar”, dijo el expresidente César Gaviria para referirse a una denuncia que aquel le hizo.

“Nos lo están metiendo con vaselina”, dijo el procurador Alejandro Ordóñez sobre el Marco Jurídico para la Paz.

“Espero que las cosas a sus espaldas no se hayan hecho con vaselina”, le respondió el fiscal Eduardo Montealegre al procurador.

“No me gusta que me manden esa clase de mujerzuelas”, dijo el concejal de Bogotá Jorge Durán al dirigirse a unas activistas LGBTI durante un debate.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.