Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/8/1997 12:00:00 AM

LOS HENAO SON LOS NUEVOS CAPOS

ENTREVISTA: THOMAS CONSTANTINE<BR>EL DIRECTOR DE LA DEA EN WASHINGTON EStuvo en Bogota la semana pasada para firmar un acuerdo de cooperacion con la Policia Nacional para el control de la produccion de heroina. Habló en exclusiva con SEMANA.



SEMANA: ¿Usted cree que el tema de los derechos humanos puede afectar la cooperación antidrogas entre Colombia y Estados Unidos?

THOMAS CONSTANTINE: El tema de los derechos humanos es algo que no esta dentro del temario de la DEA. Se discute mucho en el Congreso y en el Departamento de Estado. Nosotros proveemos equipo o dinero, ofrecemos información e inteligencia sobre lo que sucede en los paises y se la entregamos a entidades como la Policin Nacionnl de Colombia. Hasta ahora en ninguno de los países donde la DEA esta presente el tema de derechos humanos ha limitado esa cooperación.

SEMANA: ¿Cómo ve la cooperación antinarcóticos con la Policia Nacional de Colombia?

T.C.: La única razón por la cual hice este viaje fue para ex presar personalmente mi respeto y admiración por los miembros de la Policía Nacional, por su liderazgo y profesionalismo, especialmente del general Serrano, el general Montenegro y el coronel Gallego. Tanto ellos como sus hombres estan entre los mejores del mundo. Siempre quise venir, pero cada vez que lo intentaba algo se atravesaba. Finalmente pude hacerlo para manifestarles lo que pienso y lo que siento.

SEMANA: ¿Y con el ejercito?

T.C.: Somos una agencia antinarcóticos de caracter civil, y por lo tanto en cual quier pais nuestra cooperación es con entidades civiles como la Policía Nacional. Aun en Estados Unidos son muy limitadas nuestras relaciones con el Ejercito, la Armada o la Fuerza Aerea. Si hay necesidad de apoyo por parte de los militares colombianos, normalmente vamos a la Policia Nacional o al DAS y a traves de ellos solicitamos la ayuda. No lo hacemos directamente.

SEMANA: ¿ Cual es su opinión sobre lo que sucedera si no se restablece la extradición?

T.C.: No me corresponde hablar de las situaciones domesticas de Colombia, pero creo que la extradición es una herramienta fundamental. Si un ciudadano norteamericano mata a una persona en una calle en Brasil y luego huye a Estados Unidos merece ser extraditado al Brasil y sentenciado a muerte. Cuando una organización de narcotraficantes en Colombia envia a 100 personas a Estados Unidos para vender drogas y posiblemente matar a otras personas, la única forma de que se haga justicia es que sean juzgados por un jurado conformado por conciudadanos de sus victimas. A lo que mas le temen los narcotraficantes es a ser extraditados a un pais donde viven las victimas de su crimen.

SEMANA: ¿Cree usted que la guerra contra las d rogas esta funcionando ?

T.C.: Yo creo que si lo miramos históricamente han sido muchos los exitos. En Estados Unidos hemos podido reducir el consumo casual de drogas en un 80 por ciento en los últimos 10 años. De hecho, hoy en dia el consumo entre los adultos norteamericanos sigue reduciendose cada año. Si alguien logra reducir el sida o el cancer en un 80 por ciento yo le garantizo que se ganara el Premio Nobel. El problema es que hoy casi toda la población del mundo se esta viendo afectada por la droga y por eso se ha agrandado el problema.

SEMANA: ¿Cree que se puede ganar la guerra contra las drogas?

T.C.: Tiene que haber un mayor compromiso por parte de los lideres del mundo. Durante la Segunda Guerra Mundial en mi país yo repartia periódicos con mi hermano. En frente a las casas se colgaba una estrella dorada, que simbolizaba la muerte de un miembro de la familia en esa guerra que muchos norteamericanos aseguraban no podia ganarse. Pero fue gracias al sacrificio de muchos jóvenes que fue posible derrotar al fascismo. Creo que las guerras se pueden ganar, solo es cuestión de aplicar la voluntad y los recursos.

SEMANA: ¿ Cual es la estrategia de la DEA para combatir el consumo en vez de la sola producción de drogas?
T.C.: Nuestra batalla no es contra la producción sino contra una organización internacional que maneja miles de millones de dólares en ganancias y cuyos blancos son la gente debil. Los lideres de la mafia que hemos capturado en Estados Unidos han sido sentenciados a cadena perpetua, en carceles de maxima seguridad. Jamas volveran a tener contacto con la sociedad. Gastamos, ademas, 15.000 millones de dólares al año en programas de reducción de demanda y rehabilitaci6n de adictos. Creo que quienes hacen juicios simplistas sobre paises productores, paises de transito y paises consumidores realmente se estan equivocando. Ademas, la demanda no causa la oferta. El unico producto en el cual la demanda causa la oferta son los alimentos. En cualquier otro producto, desde unos jeans hasta un automóvil o unos cigarrillos, son los oferentes los que generan la demanda. Siento lastima por los adictos, porque son gente debil, a veces de bajos recursos que no tienen alternativa en la vida. Hay una gran diferencia entre ellos y un capo de la mafia que se gana 200 millones de dólares al año y que anda por ahi en un Mercedes-Benz.

SEMANA: Pero algunos de quienes siembran coca o amapola en Colombia son gente pobre que tampoco tiene otra alternativa d e supervivencia.

T.C.: Si, pero la acción de la DEA y de la PolicLa Nacional no pretende atacarlos a ellos, sino capturar a los grandes capos como a los Rodriguez. Si los capos fueran tan buenos, ¿por que no le entregan su dinero a los pobres cultivadores que viven en la miseria en vez de quedarse con el?

SEMANA: ¿Como funcionan las relaciones entre los carteles colombianos y mexicanos para introducir droga a Estados Unidos?
T.C.: Antes todo el proceso corria por cuenta de los colombianos. Enviaban a cientos de personas a Mexico y a Estados Unidos. Cuando se aplicó presión a los canales de distribución en el Caribe y la Florida, los narcos colombianos hicieron contacto con organizaciones mexicanas para que actuaran como unidades de transporte, pagandoles 1.000 dólares por kilo por ingresar embarques de 10 toneladas a Houston y Los Angeles. Los mexicanos vieron que los colombianos hacian 14.000 dólares por kilo, y entonces pidieron un pago de cinco toneladas de mercancia por cada 10 transportadas y empezaron a vender la droga desarrollando su propia cadena de distribución. Al caer presos los Rodriguez Orejuela detectamos una creciente fuerza de los carteles mexicanos, que han desplazado en alguna medida a la mafia colombiana, aunque no del todo y ni siquiera se puede decir que han tomado una porci6n mayoritaria del mercado.

SEMANA: ¿Cree usted que Mexico se esta colombianizando?

T.C.: La Policia Nacional de Colombia y su Unidad Antinarcóticos estan entre las mejores instituciones del hemisferio. Hacer un comentario asi es injusto con Colombia, que ha tenido que enfrentar una dificil situación y que ha logrado gran fortaleza en esta lucha.

SEMANA: ¿Cual es su opinion sobre el testimonio de Pallomari?

T.C.: Usted lo ha leido, todo lo ha dicho bajo juramento. Si yo digo algo al respecto antes de un veredicto, violaria una norma del Departamento de Justicia que lo prohibe ya que la defensa me acusarIa de tratar de influenciar el juicio. Pero lo que ustedes han leido es una transcripción oficial de sus palabras y coincide con lo que nos había dicho a nosotros.

SEMANA: ¿Quienes son los nuevos capos?

T.C.: Vemos una creciente influencia de los grupos del cartel del Norte del Valle, de los hermanos Henao. Tambien algunos de los familiares de los Rodriguez Orejuela estan tratando de mantener el negocio. Esperamos que ningun grupo vuelva a convertirse en lo que llegaron a ser los carteles de Cali y Medellin, porque su capacidad de influenciar a los politicos y acceder a sistemas de contrainteligencia los hacia muy poderosos. Queremos mantenerlos fraccionados.

SEMANA: ¿No le parece que al menos asi era posible identificar a los lideres y capturarlos o darlos de baja? De todas formas el flujo de drogas con el fraccionamiento de los carteles no ha disminuido.

T.C.: ¿Prefiere una gran organización poderosa capaz de influenciar con millones de dólares a los politicos y funcionarios, infiltrar empresas de telefonos, comprarlos negocios legitimos en Colombia, y afectar la reputación de su país en todo el mundo? Dudo que alguien quiera volver a ver eso.

SEMANA: Hace un año usted dijo que el general Serrano y Alfonso Valdivieso eran los heroes de Colombia. ¿Cual es su opinion de Valdivieso ahora que tomo la decision de renunciara la Fiscalia para lanzarse a la Presidencia?

T.C.: Yo no puedo opinar de la politica en Estados Unidos, menos aun puedo hacerlo sobre la politica colombiana. Pero cuando se escriba la historia de Colombia desde 1990 hasta el ano 2000, creo que esos dos individuos seran destacados como personas buenas que dieron una batalla por su pais.

SEMANA: ¿Cual es su opinion del nuevo fiscal general, Alfonso Gomez Mendez?

T.C.: Acaban de presentarmelo, no lo conozco bien. Se que tiene una muy buena reputación. Todos mis contactos personales han sido hasta ahora con Valdivieso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.