Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/2012 12:00:00 AM

Los huecos negros que entorpecen la movilidad en Bogotá

Si bien el anuncio de la reapertura del tránsito en la carrera 11 con calle 98 es una buena noticia, varios puntos críticos conspiran contra el libre tránsito. Improvisación, pleitos y desacuerdos, las principales razones.

Este miércoles se reabrió el paso en la carrera 11 con calle 98. El martes, una volqueta esparcía asfalto seguida por un piquete de trabajadores que rellenaba los huecos del pavimento, mientras un numeroso grupo de funcionarios de la Secretaría de Movilidad esperaba la orden para abrir el paso. Habilitar el tránsito por esta vía es una buena noticia, pero sigue sin tener presentación que los problemas que generaron el cierre hayan tardado ocho meses en resolverse.
 
No es por aguar la fiesta, pero los usuarios del norte de Bogotá han tenido que padecer incomodidades, pérdidas de tiempo y económicas por cuenta de varios cuellos de botella en esta zona. Todos son resultado de la falta de previsión y de coordinación entre diversas entidades. Al cierre de ocho meses de la carrera 11 con calle 98, se suma el bloqueo de más de un año de la avenida circunvalar con calle 92. Y, como si fuera poco, las obras de ampliación de la carrera 11 con calle 106 dejaron un surrealista paisaje en el que un gigantesco puente llega contra un muro del Cantón Norte del Ejército.
 
El cierre de la carrera 11 fue preventivo luego de que la vía se hundió en el sector donde se construye el edificio Green Office. Resolver el problema fue una papa caliente que se pasaron entre la Constructora Pijao, responsable de la obra; la Alcaldía Mayor de Bogotá; la Empresa de Acueducto, y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU). Entre ires y venires se realizaron dos estudios: uno de la Universidad Nacional de Colombia y otro de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, que llegaron a conclusiones diferentes.
 
Al final la Alcaldía de Chapinero entró a conciliar con la constructora un refuerzo de las bases del edificio. Tras pruebas de carga de la semana pasada quedó todo listo para la apertura de la vía y para la reanudación de la obra de Pijao. Pero ¿quién responde por los daños en las calles circundantes que tuvieron que soportar por ocho meses un tránsito de transporte público al que no debían ser sometidas en condiciones normales? ¿Quién compensa las pérdidas de la cuarentena de negocios que vieron reducida su clientela a más de la mitad todo este tiempo? ¿Y quién asumirá los gastos de los edificios cercanos que resultaron agrietados cuando cedieron los suelos, en plena temporada de lluvia?
 
En el bloqueo de la circunvalar las cosas no son muy diferentes. Desde junio del 2011 se construye una gigantesca estructura de concreto parecida a una malla que cubre el talud de la montaña, entre las calles 92 y 87, a la altura de la avenida Circunvalar. La obra se dividió en cuatro tramos y sólo uno está listo. El segundo está en el 75%, el tercero tiene el 40% de avance y el último apenas llega al 15% de progreso. Con eso queda claro que todavía habrá que soportar por unos meses más las incomodidades. Los cálculos más optimistas dicen que a fínales de este año la vía entrará en servicio.
 
"Calculamos que al menos unos 1.500 usuarios están afectados en cada hora pico por este cierre. Hemos tenido que desviar los vehículos hacia las calles 53, 63,72 y 76, con lo cual se genera mayor congestión en estas vías y se entorpece la cotidianidad de quienes residen en los barrios cercanos a la obra", reconoce el director de control y vigilancia de la Secretaría de Movilidad, Juan Carlos Abreo.
 
De otro lado, en la carrera 11 con calle 106 habrá que esperar mínimo año y medio más para que los vehículos puedan transitar por el puente vehicular terminado el año pasado. Sólo se podrá usar cuando que se complete la ampliación de la carrera 11 desde la calle 100 hasta la 110, con lo que habrá un corredor continuo entre Chapinero y la calle 127. La demora obedece a que el Ejército Nacional sólo llegó a un acuerdo con el Distrito en diciembre pasado para adquirir los terrenos por donde irá la vía, pero la entrega apenas se concretó a comienzos del pasado mes de julio. Durante este segundo semestre del año se realizará la licitación pública para la construcción, y en el primer trimestre del 2013 se calcula empezarán los trabajos. Por eso la espera es larga.
 
Las aspiraciones de que Bogotá se convierta en una de las principales capitales de América Latina se debilitan cuando las trabas que desata la incompetencia se hacen tan evidentes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.