Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2012 12:00:00 AM

Los infiltrados de los 'narcos' en la Fiscalía

Así fue la operación que permitió descubrir y capturar a las personas que entregaban información privilegiada de la Oficina de Asuntos Internacionales de la Fiscalía a los mafiosos.

En los últimos días de marzo pasado un grupo especial antinarcóticos de la Dijín allanó un apartamento en el norte de Bogotá. Iban tras un narcotraficante solicitado en extradición por una Corte de Estados Unidos.

En la inspección encontraron un documento que los dejó sorprendidos. Se trataba de una copia de la solicitud de captura y extradición contra el propio narcotraficante solicitada por una Corte del Distrito Este de Nueva York. No se trataba de un asunto menor. Ese tipo de papeles son altamente confidenciales.
 
Tanto así que una vez los fiscales estadounidenses solicitan la captura de un narco solo envían ese tipo de documentos a la Embajada de ese país en Bogotá, a la Cancillería, al Ministerio de Justicia y a la Oficina de Asuntos Internacionales de la Fiscalía General.

Así las cosas, sólo un pequeño puñado de personas tiene acceso a esos expedientes. De allí la sorpresa de los investigadores de la Dijín quienes no entendían cómo el privilegiado documento estaba en manos del narco al que iban a arrestar. Ese hallazgo hizo obvio que había una grave fuga de información.
 
Con el documento en la mano los hombres de la Dijín se dirigieron a la Fiscalía con el fin de poner en conocimiento de esa entidad lo que acababan de encontrar. El fiscal General, Eduardo Montealegre, fue enterado de la situación y de inmediato designó a una de sus mejores fiscales para comenzar las pesquisas con el fin de detectar dónde estaba la fuga y quiénes podían estar involucrados.

Un primer análisis del documento permitió determinar que había salido de la Oficina de Asuntos Internacionales de la Fiscalía y no de alguna de las otras entidades. Cuando las notas diplomáticas llegan desde las cortes estadounidenses a su embajada en Bogotá de allí son enviadas en sobres sellados a esa dependencia en el búnker en donde son guardadas en una caja fuerte. Sólo cinco personas tienen acceso a ese tipo de información.

Con autorización de la Fiscalía se ordenaron interceptaciones telefónicas y seguimientos para establecer cuál de los funcionarios podía ser eventualmente la persona que estaba sustrayendo informes para entregarlos a la mafia. Gracias a una serie de llamadas sospechosas los investigadores enfocaron sus esfuerzos en un personaje en particular.

Se trataba de Freddy Mauricio Téllez, de 34 años, quien llevaba cinco trabajando en esa oficina en un cargo técnico de asistente. Por medio de las grabaciones interceptadas los investigadores pudieron darse cuenta que Téllez conversaba frecuentemente, y muchas veces en clave, con la abogada Adriana González Márquez, exfuncionaria de la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía.

Los investigadores comenzaron a seguirla y optaron por tenderles una 'carnada' para obtener más información. Utilizaron a un testigo protegido vinculado a la mafia quien buscó a la abogada González para pedirle ayuda para conseguir un documento de la Oficina de Asuntos Internacionales de la Fiscalía en el que se pedía en extradición a un narco.
 
La abogada pidió 10.000 dólares iniciales para sacar una copia. Todo lo que vino después quedó grabado por las autoridades en audio y video. Incluso el momento en el que ella recibió el pago.

Con esta confirmación los investigadores se comunicaron con la embajada de Estados Unidos en Bogotá, que a su vez informó a la Corte del Distrito Este de Nueva York que solicitó la captura con fines de extradición de Téllez y González por el delito de obstrucción a la justicia. En la mañana del pasado 16 de noviembre fueron arrestados. En la investigación quedó claro que por cada documento la pareja cobraba 10.000 dólares a los narcos.

Si bien la extradición del funcionario y la abogada se fundamenta en dos casos que están plenamente documentados, la realidad es que una vez lleguen a Estados Unidos tendrán que responder por muchos más. Se sabe que llevaban varios años con ese modus operandi y que obtuvieron información sensible que le fue entregada a la organización de 'los Comba', 'los Galeano' y el 'Flaco Jerson', entre otros.

Téllez y González no serán los únicos capturados. Pero, además, tendrán que confesar en Estados Unidos desde hace cuántos años estaban dedicados a esa actividad, pero sobre todo quiénes eran sus 'clientes' que les pedían conseguir documentos confidenciales. Esta es tan sólo la punta de un iceberg. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.