Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/23/2012 12:00:00 AM

“Los intelectuales en Colombia están poco comprometidos”

Marcela Prieto, directora del Instituto de Ciencia Política, habló con SEMANA sobre el aniversario del instituto y discutió el estado de salud de la democracia en el país.

SEMANA: Al cumplir 25 años, ¿cuál es su balance del Instituto de Ciencia Política?

MARCELA PRIETO
: Hay que exaltar que hayamos sobrevivido durante 25 años. Hoy día somos autónomos financieramente, tenemos sede propia, un consejo directivo comprometido y un excelente equipo de trabajo. Hubo periodos donde simplemente era un espacio de tertulia. A través de los años se ha venido consolidando como un verdadero tanque de pensamiento, un think tank.

SEMANA: ¿Cuál es el mayor logro del ICP?

M.P.:
El instituto ha logrado vincular al sector público, al empresarial, la academia, los medios y a la sociedad civil para que participen en los grandes debates. Garantizamos un espacio objetivo y serio de discusión de política pública.

SEMANA: En Colombia hay pocos centros de pensamiento. ¿Cuál es la razón?

M.P.:
Para existir como think tank uno debe garantizar confianza y credibilidad. Yo creo que ninguna otra organización de la sociedad civil tiene la capacidad de generar esa confianza por parte de los tomadores de decisiones en este país. Eso solamente se logra con el tiempo. Hay que insistir, persistir y no desistir.

SEMANA: Muchos creen que estos 'think tanks', solo formulan 'papers' y patrocinan foros. ¿Cuál es la incidencia real del ICP?

M.P.:
Reunir a los actores que tienen que tomar decisiones sobre política pública, formular las preguntas que se tienen que hacer y ponerlos a pensar sobre lo que realmente le interesa al ciudadano.

SEMANA: ¿Cuál debe ser el rol de los intelectuales en una sociedad?

M.P.:
Es importantísimo porque estamos en peligro de vivir un momento de apatía por parte de la sociedad civil, de la academia e incluso de los propios gobernantes y eso es un cáncer. Es fundamental que la intelectualidad resurja.

SEMANA: ¿La intelectualidad está muerta en Colombia?

M.P.:
Muerta no, pero sí poco comprometida con el quehacer público, porque hay esa desconfianza, esa apatía, esa indiferencia.

SEMANA: ¿O sea que no les interesa opinar?

M.P.:
Todo el mundo tiene una agenda oculta, y esos liderazgos intelectuales sin agendas y con interés de que al país le vaya bien cada vez son menos.

SEMANA: ¿Cómo describiría la democracia colombiana actualmente?

M.P.:
En vía de desarrollo. Le falta muchísimo para consolidarse, pero vamos mucho mejor de lo que íbamos hace 15 años. En la práctica hay mucha indiferencia por parte de la población. No siente que tiene derechos y no tiene dónde acudir para que sus derechos sean garantizados. En eso hay que mejorar muchísimo.

SEMANA: ¿Hay separación de poderes?

M.P.:
Sí, pero hay mucho para perfeccionar. Ahora estamos viviendo una coyuntura particularmente complicada. Tener una coalición de Unidad Nacional del tamaño que tenemos hoy es más perjudicial que beneficiosa. La falta de debate público, del ejercicio de una oposición constructiva es muy perjudicial. Actualmente sí está un poco desdibujada esa separación.

SEMANA: ¿Y frente a la Rama Judicial?

M.P.:
Esta reforma a la Justicia realmente no salió como esperábamos. Se ve que busca privilegiar intereses muy concretos.

SEMANA: ¿Se puede hablar de rendición de cuentas en Colombia?

M.P.:
No. Los servidores públicos no sienten que tienen el deber de rendir cuentas, pero el ciudadano tampoco lo exige. Falta muchísima educación en democracia.

SEMANA: Usted pinta una imagen fatalista. Hay apatía, los intelectuales no opinan, no hay separación de poderes y el ciudadano no exige. ¿Se puede hablar de un fracaso de la política y de la ciencia que la estudia?

M.P.:
No y no. Tenemos que lograr que los niveles de apatía bajen, que la educación suba y que la mejor gente vaya al servicio público. Es un proceso largo, no podemos ser fatalistas. No puedo decir que estamos en el mejor momento, pero ahí vamos.

SEMANA: En una frase, describa a los mandatarios de Colombia en los últimos 25 años…

Belisario Betancur.

Alguien que nunca estuvo preparado para ser presidente. Irresponsable políticamente.

César Gaviria.

Un gran transformador.

Ernesto Samper.

Un gran ingenuo.

Andrés Pastrana.

Un gran vanidoso.

Álvaro Uribe.

Caudillo.

Juan Manuel Santos.

Demasiado afán de pasar a la historia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.