Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/2012 12:00:00 AM

Los líos jurídicos del director del HUV

El prestigioso médico Jaime Ramón Rubiano enfrenta un juicio por lesiones personales culposas. El reconocido cirujano se defiende.

En el Juzgado Séptimo Penal de Cali se desarrolla por estos días el juicio contra el actual director del Hospital Universitario del Valle, Jaime Ramón Rubiano Vinueza, a quien la Fiscalía acusa de ser el presunto responsable del delito de lesiones personales culposas en la modalidad de responsabilidad médica.

Los hechos por los que es procesado el reconocido cirujano se remontan a 2007. En ese entonces, María Teresa Restrepo Cañón decidió practicarse un chequeo de rutina para evitar un cáncer de seno. En ese primer dictamen le recomendaron que debía realizarse una biopsia la cual fue efectuada el 18 de julio.

Los resultados de la misma salieron el 24 de julio y allí determinaron que había presencia de células cancerígenas por lo que fue remitida donde Rubiano Vinueza como médico especialista de la materia. El 21 de agosto de ese año, el especialista determinó que había que extirpar el seno derecho así como un ganglio para descartar que hubiera hecho metástasis. Esa cirugía fue programada para el 3 de septiembre siguiente.

Luego del procedimiento, Ómar Kasury, el esposo de María Teresa, recibió una llamada del laboratorio donde semanas atrás le habían tomado algunas muestras para confirmar o descartar el cáncer. "A él (Ómar) le dijeron que le tenían una buena noticia que yo no tenía cáncer. Él quedó de una sola pieza porque ya me habían extirpado el seno. Ahí empezó mi pesadilla", recuerda la mujer.

María Teresa no tuvo otra opción que denunciar el caso a la Fiscalía quien comenzó una investigación. A la par con Rubiano, quien practicó el procedimiento quirúrgico, el ente investigador acusó al patólogo José Edgar Duque quien a los ojos del fiscal fue quien emitió el informe de patología "en el cual erróneamente anota que la paciente María Teresa Restrepo tiene carcinoma ductal de tipo tubular".

Pese a que el caso es de hace cinco años, solo hasta este 2012 se inició el juicio porque en el proceso, según el abogado Daniel Largacha, quien defiende los intereses de María Teresa, se han dado, de manera inexplicable, cambios de fiscales en el curso de la investigación.

De acuerdo con el jurista, a lo largo de este tiempo "doña María Teresa ha estado en tratamiento sicológico porque se le ha afectado su vida, principalmente en el núcleo familiar".

De allí que dice que el caso no puede quedar en los anaqueles del olvido sino que debe haber una condena. La alerta la lanza toda vez que de no darse un sentido de fallo esta semana, el caso podría quedar prescribir a comienzo del próximo año.

Tal es la situación de esta ciudadana que ha batallado durante cinco años para que se haga justicia por el daño del que fue objeto.

"No he cometido errores": Rubiano

Por su parte, Rubiano Vinueza le dijo a Semana.com que está confiado de una sabía decisión de la juez que tomará la decisión toda vez que los argumentos presentados por su defensa ante el estrado dan cuenta de que el procedimiento practicado por él era el correcto.

"Yo no tengo duda de que lo que hice era lo que había que hacer. Me llega una paciente donde un patólogo me dice que tiene cáncer, actué en propiedad y no he cometido errores", advierte el laureado especialista.

"Mi proceder estuvo dentro de lo que se hace en estos casos: recibo una paciente ya diagnosticada por lo que yo no tenía que dudar de ese resultado. Yo no opero a nadie que no tenga cáncer", enfatiza.

Rubiano Vinueza sostiene, además, explica que optó por hacer la masectomía radical ya que cuando le llegaron las muestras no se precisaba a cuál región del seno pertenecía. Es decir, cada tejido debía ir marcado con la zona de la que fue extraído así como especificar cuál era el que presentaba el carcinoma.

Pero, según recuerda, no llegaron así. "No marcaron los nódulos (muestras) y eso hubiera ayudado mucho", concluye Rubiano quien está a la espera de la decisión judicial que, sin duda, podría darle un giro a su reconocida carrera. Y de paso a la historia de la medicina en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.