Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/1993 12:00:00 AM

LOS Mac Gyver colombianos

Los detectives de los organismos secretos fueron dotados de la más sofisticada tecnología investigativa y de inteligencia disponible en el mundo.

ESTE ERA UN CRImen perfecto. Nadie conocía la identidad de la víctima, y menos aún los motivos del delito. Lo único que podían decir las autoridades era que el cuerpo de la mujer había sido encontrado entre una maleta de color escarlata en la estación del tren en Puente Nacional, Santander. Había sido descuartizada y empacada en una tela yoryé con tal minuciosidad y sangre fría que las crónicass judiciales de 1946 se referían al criminal como "el más pecador de los mortales y el más pervertido de los hombres", pues se daba por descontado que semejante atrocidad no podía ser obra de una mujer.
El periodista Ismael Enrique Arenas,quien escribió los pormenores de esta historia en el diario El Tiempo, recuerda que el cadáver fue descubierto porque, "como era natural, empezó a descomponerse en las bodegas de los Ferrocarriles Nacionales y nadie se aguantó el olor tan repugnante.
De la investigación se hizo cargo el más astuto de los detectives. "Chocolate'', que debía su fama a que sólo utilizaba la "malicia indigena'' para hacer sus averiguaciones. Y en este caso, conocido como el de la maleta escarlata, la puso una vez más a prueba. Las sospechas, o más bien la intuición de "Chocolate", desbarataron en sólo cinco meses la trama del crimen: el asesino de la bella mujer era su propio esposo, Luis Ariza, quien la había matado en el barrio 20 de Julio, al sur de Bogotá, en el sitio conocido como Llano de Meza. Ariza confesó y terminó sus días en la cárcel La Modelo;" Chocolate'' se convirtió en héroe de inmediato. Sus herramientas para llegar hasta el asesino habían sido una fotografía de la mujer, que sirvió para localizar a sus allegados y la propia maleta escarlata, que resultó ser de Ariza, prueba irrefutable de que era el criminal.

ADIOS A LA MALICIA
Cincuenta años después, estas historias no dejan de ser simples anécdotas judiciales de cuando Colombia era otro país, porque la audacia de la delincuencia ya no se puede combatir con la simple "malicia indigena ".
Los modernos detectives colombianos se parecen más a un sofisticado robot del año 2000 que a la imagen cándida y romántica del astuto "Chocolate". Podría decirse que en vez de ojos tienen cámaras de video, y que en vez de malicia que tampoco les falta tienen potentes computadores para armar las más frágiles pistas de los más insólitos delitos.
De hecho, la figura del detective es una de las más fascinantes y misteriosas. Pero tampoco son como los pintan las extravagantes películas hollywoodences, machos seductores y apuestos al estilo de Harrison Ford. Están más cerca de parecerse a MacGyver, el de la televisión, que convierte una moneda de plata en un soldador, o un gancho de ropa en una llave mágica que abre todas las puertas.
Como es de suponerse, los hay feos y bonitos, altos y bajos, gordos y flacos, rubios y negros. Sin embargo, por encima de cualquier diferencia, todos ellos tienen algo en común: son expertos en electrónica y tienen edades que oscilan entre los 18 y 25 años. Como dijo uno de ellos a SEMANA, "botamos a la caneca la vieja lupa de Sherlock Holmes y ahora tenemos en un zapato, en la solapa del vestido, en la punta de un esfero o en la correa de los pantalones, un potente microchip "made in Japan"'.

EL COMPUTADOR X_400
Cuando " Chocolate" investigaba el caso de la maleta, sus jefes lo enviaron en flota hasta Puente Nacional, por carretera destapada, con viáticos paupérrimos y hospedaje en la cárcel del pueblo por la misma falta de dinero. Si el detective viviera en 1993, tan solo le habría bastado encender el nuevo y potente computador X-400 -que está en una acogedora oficina de la Interpol de Colombia- esperar 45 segundos y hubiera tenido en sus manos la información sobre casos similares aquí y en cualquier parte del mundo.
Esta máquina semejante a un computador personal, es capaz de interconectarse por satélite con las oficinas de la policía internacional en 165 países. Y puede entregar datos inmediatos sobre prontuarios judiciales de los delincuentes, su descripción física y cualquier otro dato adicional que se requiera, incluyendo fotografías y huellas dactilares vía fax. La memoria matriz del computador,que coordina a los otros 165 terminales, está en Lyon, Francia, y es uno de los sistemas más modernos que tienen las autoridades del mundo para localizar a los criminales.
El X-400 ejemplifica el cambio tecnológico que se ha operado durante los últimos siete años en los organismos de inteligencia colombianos. Los métodos de investigación rudimentarios cedieron su puesto a insólitos aparatos electrónicos que pueden realizar labores de espionaje y seguimiento de delincuentes.
Según fuentes oficiales consultadas por SEMANA, la aparición del narcotráfico obligó a las autoridades a la tecnificación absoluta. 'Nos dimos cuenta - dijo la fuente - que no podíamos combatir a Pablo Escobar con los sistemas tradicionales, cuando Sus hombres usaban redes privadas de telefonía móvil y otros aparatos que ni siquiera poseían los mismos organismos de inteligencia. De alguna forma teníamos que combatirlo con los ele mentos con que ellos se nos enfrentan".
Por esa misma necesidad, los detectives colombianos usan ahora micrófonos tan pequeños que pueden caber en un arete, un pisacorbata, la cabeza de un esfero y hasta un cordón de zapato. O cámaras de video y de fotografía que se pueden integrar a la chapa de la correa, a un botón de la camisa e inclusive a un reloj.

OTRAS HERRAMIENTAS
También utilizan computadores que pueden intervenir aparatos de fax y micrófonos tan supersensibles que son capaces de captar conversaciones a 500 metros de distancia. En situaciones en que se requiere seguir a un vehículo por la ciudad, los detectives le pueden instalar, bajo el tanque de gasolina o en cualquier parte metálica, un transmisor imantado que emite cada segundo una señal que puede ser localizada por satélite o desde una pequeña estación ubicada en un sitio alto.
Sin embargo, estos equipos si bien son eficientes- suelen presentar dificultades porque algunas veces se caen durante la persecución. Otras veces, cuando los organismos de inteligencia colombianos no tienen los sistemas adecuados, se acude a ayuda de agencias internacionales -como la DEA o el FBI, que prestan sistemas computarizados, tales como visores de rayos infrarrojos que pueden "ver" en la más absoluta oscuridad. Aparatos similares fueron usados por la cadena de televisión norteamericana CNN para transmitir a sus abonados la guerra del Golfo Pérsico.

COSTO VERSUS EFICIENCIA
Si bien esta tecnología resulta altamente costosa, su eficiencia compensa los gastos. Como dijo a SEMANA el director del DAS-lnterpol en Colombia, Germán Cano. "el problema no es la tecnología, ni siquiera su costo; el asunto es saberla utilizar adecuadamente para sacarle el máximo de provecho. La verdad es que una linea telefónica intervenida reemplaza el trabajo que harían durante días unos 50 investigadores ".
Los detectives colombianos tardan siete meses en aprender a utilizar la mayoría de esos sofisticados aparatos, pero luego pueden especializarse -por ejemplo- en el manejo de un maletín con cámara fotográfica. "Cuando trajimos ese tipo de maletines -prosigen Cano- tuvimos ciertas dificultades, porque en las pruebas nos dimos cuenta de que los detectives enfocaban mal y no tenian buen pulso, lo cual en un caso verdadero hubiera sido de graves consecuencias. A raíz de eso,ellos tienen que someterse a rigurosa pruebas antes de usar el aparato asignado ".
Ya en la práctica las cosas son diferentes. Antes de utilizarse un sofisticado equipo de espionaje, los organismos de seguridad hacen una evaluación del caso, qué dificultad reviste, su peligrosidad, la facilidad para emplear detectives "de carne y hueso" y si vale la pena -por supuesto- invertirle dinero en investigación electrónica. En las investigaciones contra miembros de los carteles del narco- tráfico, por ejemplo, casi siempre se han usado los sofisticados aparatos electrónicos. Sea como fuere, todos los indicios que se recogen servirán posteriormente como elementos probatorios para el juez.
Gracias a la tecnología del computador las autoridades colombianas pudieron descubrir a una pareja de terroristas belgas que estaban en Barranquilla.
UN CASO REAL
A finales de 1990, el embajador de Bélgica le pidió una cita al entonces director del DAS, el general Miguel Maza Márquez. El diplomático le expresó su preocupación por la posibilidad de que los dos hombres más buscados de su país estuvieran en Colombia. Se trataba de Philipe Lacroix y Marc Van Dam, terroristas que además estaban en la lista de los 12 criminales mas peligrosos del mundo.
Según el embajador, Van Dam y Lacroix estaban siendo buscados de tiempo atrás por la justicia belga, pero el rastro se había perdido. Fué entonces cuando se inició una de las más espectaculares persecuciones en las que han participado los organismos de inteligencia colombianos. Y en las que se puso a prueba la eficiencia de los sistemas computarizados de busqueda.

A comienzos de 1991 se descubrió que una mujer europea que había volado de Bogotá a Paris había utilizado documentos falsos. Cuando la Interpol de Bogotá detectó esta anormalía pasó la información a las autoridades francesas, que finalmente lograron capturarla. La joven era nadie menos que la novia de Lacroix, y tras los interrogatorios confesó a los franceses que la pareja estaba en Colombia .

La lista de nombres falsos usados por los delincuentes fue introducida a un computador para confrontarla con los nombres que aparecían en las últimas transacciones bancarias hechas en todo el país. En segundos se supo que desde Suiza se le había hecho a Lacroix un giro por 40 mil dolares. Una revisión de los extractos condujo a una dirección en Barranquilla, a donde se desplazaron las autoridades. Labores de rastreo permitieron saber que el belga tenía un fax, que de inmediato fué interceptado por un aparato que decodifica los impulsos electrónicos y los imprime en un fax normal. Así se averiguaron posteriormente los negocios de la pareja, que finalmente fué capturada y extraditada a su país.

Otro de los casos en que se usó la investigación electrónica fué el del matrimonio Pombo Uribe , que captó ilegalmente en Colombia unos cuatro mil milones de pesos y hulló posteriormente. Durante cerca de un año,los investigadores intervinieron varios teléfonos de gente cercana a la pareja para tratar de localizarlos. El equipo, adaptado especiallllente para esta averiguación, se activaba solamente cuando se producía una llamada o alguien levantaba el auricular.
"En una de esas ocaciones, dijo una fuente, algien se refirió a plazas y Brazil,lo cual nos la pista para localizar al matrimonio varios días después en Rio de Janeiro".
De cualquier manera, las posibilidades de investigació electrónica son infinitas. Hace poco las autoridades de un país europeo Ie siguieron la pista hasta Colomhia a uno de sus delincuentes. En un maletín que cargaba el sujeto le colocaron microchip tan delgado que emitía una señal eléctrónica que era captada luegom por un satélite.
Cuando el DAS lnterpol avisó a la sede en Europea que el hombre estaba en Bogotá, ellos ya sabían la dirección con pelos y señales de donde éste se encontraha. La memoria del computador y el satélite la habían ubicado. Las únicas limitaciones son el propio costo de los aparatos y la imaginación humana, que es en última la que le da el adecuado manejo, y que sin ella de nada servirían tantas máquinas.
"Chocolate quedaría perplejo si hubiera conocido tan solo el X-400, siquiera uno de los telescopios infrarrojos para ver de noche o un simple micrófono de largo alcance.Sin embargo, hoy como ayer, la parafernalía de microchips, circuitos integrados, rayos infrarrojos, transistores, cuarzos y satélites no bastan por sí solos para combatir al delito. La materia prima principal sigue siendo la astucia, la sagacidad y la inteligencia de los detectives,cualidades que podrían definirse entre nosotros como simple y llana" malicia indígena"

Cómo escudriñar las vidas ajenas
LA VENTA DE APARATOS PAra espionaje es una industria que mueve millones de dólares al año en Estados Unidos.
En los"spy shops" de Miami por ejemplo, se pueden ordenar audiotelescopios con capacidad para escuchar el más mínimo ruido a 100 yardas de distancia; o un micrófono parabólico y un periscopio con cámara camuflada en el respiradero de una camioneta. Si la labor de espionaje es nocturna, se puede comprar el MK-850 Pocket Scope, un equipo de visión que permite ver y fotografiar en plena noche a una distancia de 80 metros.
En realidad, los 'spy shop~ son supermercados de espías especializados en equipos para escudriñar las vidas ajenas y no dejarse esculcar la propia. Los dos locales de Miami están especializados. Uno en seguridad de empresas y otro en equipos militares y de policía. Pero ambos venden aparatos que identifican el número telefónico de la persona que llama tan pronto suene el primer timbre. Y otro que puede convertir la voz de un hombre en la de una mujer, o distorsionarla de tal manera que haga imposible su identificación. Inclusive, hay un tajalapiz que tiene una cámara adentro; o un roceador que permite descifrar si hay bombas en las cartas...
Casi todos estos almacenes son manejados por asesores militares israelíes cuyos mejores clientes son los organismos de seguridad de América Latina. Sin embargo los productos que venden estos almacenes están prohibidos en Estados Unidos, pero autorizados para la exportación. Las autoridades consideran que los equipos pueden ser utilizados para violar la privacidad, por lo cual esos aparatos se venden a personas y orgamzaciones que tengan un certificado de uso final verificado por el Departamento de Estado y la embajada estadounidense del país donde serán utilizados.
De acuerdo con esos mismos 'spy shops", el negocio ha crecido en proporción directa a la violencia y fortunas "non sanctas" de los paises suramericanos. No obstante, hay otros clientes que solo desean espiar a su esposa. Sea como fuere, las ventas a países suramericanos aumentan en un 300 por ciento cada año. Colombia es uno de los mejores clientes, junto a Venezuela y Chile.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?