Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Los mandos medios

Con nadadito de perro y sin mucho ruido han ido cayendo los principales 'mayores y coroneles' de las Farc. Un paso clave en la guerra.

Alas 7 de la noche del miércoles de la semana pasada, Éver Díaz Cardona salió de un consultorio médico en el centro de Medellín. Llevaba 15 días en una ciudad que consideraba segura para él. Pero se equivocó. En la puerta del consultorio lo estaban esperando varios oficiales de la Policía Nacional que desde hacía varios días venían siguiendo todos sus movimientos en la capital antioqueña. Desde el 14 de abril, Díaz se había convertido en un objetivo prioritario para los uniformados. No era para menos. Conocido con los alias de 'Mauricio' o 'Buchepavo', era el comandante de una de las cuatro compañías que conforman la columna Jacobo Arenas de las Farc que ese día ejecutó la toma que destruyó gran parte del municipio de Toribío en Cauca. Con 36 años de edad, 'Buchepavo' llevaba 15 años en las filas de la guerrilla y se había convertido en uno de los subversivos más temidos en el oriente del país. La Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía lo buscaba para responder por los delitos de terrorismo, homicidio agravado y desplazamiento forzado. La misma noche de su arresto, 'Buchepavo' fue trasladado a Bogotá. Cuatro días antes de esa captura, hombres del Ejército habían dado otro importante golpe a las Farc cuando arrestaron en el aeropuerto El Dorado a Farouk Shaikh Reyes, alias 'El Mechudo', quien era nada más y nada menos que el encargado del intercambio de cocaína por armas para el Bloque Sur de las Farc. Tan sólo dos semanas atrás las Farc ya habían recibido otros golpes tan contundentes como esos dos arrestos. El 29 de octubre, un comando especial conformado por el Grupo Antiterrorista de la Dijín (Grate) y Escuadrones Móviles de Carabineros (Emcar) ubicaron cerca del municipio de Pasca, Cundinamarca, a Darío Bolaños Castro. Conocido con el alias de 'Danilo', era el comandante del frente Antonio Nariño de las Farc, estructura encargada de realizar secuestros y más de 300 extorsiones en el último año en Cundinamarca y Bogotá. 'Danilo' estaba en compañía del segundo y el tercero al mando de esa estructura, Ómar Sarmiento Delgadillo, alias 'Fernando'; y Jesús Soto Castellanos, alias el 'Cojo' respectivamente. Los tres subversivos se enfrentaron a la Fuerza Pública y murieron. Ese mismo fin de semana, el Ejército dio de baja en las selvas de Vichada a los comandantes de los frentes 44 y 39 de las Farc. El primero era Élmer Caviedes, alias 'Albeiro'. Llevaba más de 30 años en las filas guerrilleras y era hijo de Noel Mata Mata, 'Efraín Guzmán', antiguo integrante del Secretariado que murió en 2003. 'Albeiro' también hacía parte del estado mayor del Bloque Oriental. 'Jacinto', comandante del frente 39, militaba en las Farc hacía 25 años y siempre estuvo al frente de las acciones del Bloque Oriental entre Meta, Casanare y Vichada. Estos son tan sólo algunos de los más recientes operativos en contra de guerrilleros de las Farc. La mayoría ha pasado prácticamente inadvertidas para la opinión pública. Pero la realidad es que la importancia de esos golpes es incuestionable y son tan sólo una muestra de una tendencia que puede ser definitiva para inclinar la balanza a favor del Estado en la lucha contra la subversión: atacar las estructuras y los mandos medios de la guerrilla. "El proyecto estratégico de las Farc está ligado a un territorio definido y esa es su mayor vulnerabilidad. De ahí la importancia de los golpes a mandos medios que son quienes están pegados al territorio y garantizan la logística, afirma un análisis de la Fundación Ideas para la Paz sobre el tema. La operación de la Policía (caso de 'Danilo') desarticuló toda una red de extorsión -y por ello de control- sobre Bogotá y sus alrededores, mientras que la del Ejército, con las bajas de los comandantes delos frentes 44 y 39, debilitó la principal línea de abastecimiento del Bloque Oriental (que comienza con el frente 16 en la frontera con Venezuela y Brasil, pasa por los frentes 39, 44, 43, 27, 1, 7 y llega hasta la Macarena o baja a zona del Plan Patriota), dice otro de los apartes del análisis de Ideas para la Paz Esos golpes a los mandos medios quiebran el vínculo entre la dirección y el territorio. Y ese vínculo a su vez es un criterio importante de la efectividad de los golpes", concluye. Para la mayoría de la opinión pública, e incluso para algunos sectores del propio gobierno, el concepto de éxito en la lucha contra las Farc está determinado en la medida en que la Fuerza Pública capture o dé de baja a reconocidos comandantes guerrilleros como el 'Mono Jojoy', 'Romaña' o 'Raúl Reyes'. Sin embargo, la realidad es que lo que está ocurriendo al atacar a los mandos medios tiene un impacto real sobre la guerra mucho más contundente y efectivo. De acuerdo con el análisis efectuado por la Fundación Ideas para la Paz, y con el cual coinciden muchos de los especialistas en temas de seguridad nacional, no hay duda de que los mandos medios son los pilares de la guerra. Si se derrumban, se desmorona toda la organización. "Como primera línea de fuego, conocen de palmo a palmo la región donde operan. Son los encargados de recoger la inteligencia de combate, de cubrir corredores de movilidad y de planear las operaciones de menor envergadura. Su conocimiento de estas dos cosas -el territorio y la población- les otorga la mayor ventaja estratégica a las Farc en sus enfrentamientos con la Fuerza Pública", dice el análisis. Los casos del último mes no han sido hechos aislados. A lo largo del año más de 30 'coroneles y mayores' de las Farc han sido capturados o han caído en combate. Lo importante es que las Fuerzas Militares y la Policía continúen y consoliden esa estrategia que, aunque no les da pantalla, sí puede llegar a hacer una diferencia en la guerra que vive el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.