Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2013 12:00:00 AM

Los millonarios equipos que se ‘pudren’ en una bodega

Computadores, cámaras y motos, adquiridos en varias administraciones, languidecen en el abandono.

Un hallazgo que pone nuevamente el dedo en la llaga sobre la manera como en Bogotá se despilfarran los dineros públicos hizo en la mañana de este viernes RCN La Radio, que halló en una bodega de la autopista Sur decenas de equipos que le costaron al fisco miles de millones de pesos, prácticamente pudriéndose.

Algunos de los equipos como motos, vehículos, cámaras, chalecos antibala y hasta teléfonos para la Policía, pasan a mejor vida porque cumplieron su vida útil. Sin embargo, allí hay objetos que fueron comparados en distintas administraciones como equipos de seguridad o vehículos para uso de los uniformados que nunca se licitaron, se pagaron y nunca se usaron.

Los reporteros revivieron el famoso contrato, sin licitación, que en 1994 se hizo en la administración de Jaime Castro por 20.000 millones de pesos para la instalación, puesta en funcionamiento, entrenamiento y financiación de un sistema integral de control de seguridad computarizada para la Policía Metropolitana de Bogotá.

El contrato 046 de 1994 fue celebrado entre el Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá y la Sociedad Francesa de exportación de Materiales, Sistemas y Servicios del Ministerio del Interior, Sofremi.

Entre ellos hay 40 grandes radios portátiles, pantallas de televideo, bastidores de expansión, microcomputadores, kits de instalación, antenas y balanceadores. Estos objetos debían servir para fortalecer el sistema de seguridad de Bogotá.

Cortesía RCN La Radio

La Contraloría Distrital tiene el ojo puesto en este tema, 19 años después, pero solamente desde el punto de vista ambiental. Estos objetos, tienen que salir de la bodega. El Fondo de Vigilancia de Petro ya logró que el Ejército, en un convenio de cooperación, se lleve los equipos y los desechen.

La segunda joya encontrada es de la administración de Samuel Moreno. Finalizando el periodo de Moreno, se firmó un contrato con la firma Autoexpress Morato para la compra de 50 vehículos autobalanceados para la Policía.

Pero surgieron dos problemas: la Policía, al parecer, no los pidió y hubo un sobrecosto de 900 millones de pesos. Cada aparato costaba 6 millones de pesos, pero se compraron en 25 millones. El distrito tiene demandada a la firma Autoexpress Morato por un presunto sobrecosto del contrato y busca la nulidad del mismo.

Los vehículos que fueron solicitados por la Policía debían tener una estructura metálica, mientras que los entregados cuentan con una estructura de fibra de vidrio o plástica. El hallazgo es del todo sorprendente porque demuestra de nuevo que el dinero de los bogotanos, en ocasiones, se va por un barril sin fondo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.