Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/2014 12:00:00 AM

Goles y cemento: los negocios de Florentino Pérez en Colombia

Con un pie en el fútbol y otro en la construcción, el presidente del Real Madrid acaba de firmar un contrato de infraestructura.

Setecientos millones de euros cuesta uno de los últimos negocios de Florentino Pérez. Esta vez no se trata de comprar futbolistas para el Real Madrid, de invertir en un nuevo palco en el estadio Santiago Bernabéu o de un adelanto por retransmisiones. La millonaria suma es por el contrato que su grupo ACS (Actividades de Construcción y Servicios) firmó la semana pasada con la Agencia Nacional de Infraestructuras (ANI) para construir la autopista Conexión Pacífico entre Medellín y Bolombolo.

Una obra para hacer una doble calzada de 49 kilómetros, 42 puentes y dos túneles que reducirán en 7 horas la conexión entre la capital de Antioquia y el puerto de Buenaventura. Este es, después del escándalo de Commsa, el nuevo proyecto en Colombia de Florentino Pérez, un mastodonte del fútbol y de la infraestructura, para quien goles y negocios siempre van de la mano.

Pérez, de 67 años e ingeniero de formación, lleva más de 40 años en el sector. A punta de retroexcavadoras, puentes, carreteras, túneles, instalación de fibra óptica, dragados, logística portuaria armó un imperio que hoy factura 110 millones de euros diarios y tiene más de 200.000 empleados. Según la revista Forbes la fortuna de Florentino sobrepasa los 2.100 millones de dólares y es uno de los hombres más ricos de España.

No es la primera vez que Pérez viene a Colombia. Hace unos años protagonizó el escándalo de Commsa, un consorcio español que en 1997 que se comprometió a construir la troncal del Magdalena Medio por 425 millones de dólares. La empresa incumplió, pidió prórrogas, adiciones, no había firmado póliza y finalmente el contrato caducó.

Un megapleito corrió hasta 2007, cuando el Estado y Commsa conciliarion y todo el asunto quedó en una condena por abuso de confianza. Durante todo el escándalo salieron a relucir las relaciones entre Florentino y, según escribió SEMANA en ese momento, “todos los colombianos importantes que han pasado por ese país, incluidos a dos expresidentes -Ernesto Samper, como embajador, y Andrés Pastrana, durante su año sabático- y a la embajadora actual, Noemí Sanín”.

Aunque cuando le otorgaron el contrato Pérez no era presidente del Madrid, cuando corría la demanda ya comandaba los Galácticos y en más de una ocasión invitó a Andrés Pastrana, que acababa de terminar su presidencia, al Bernabéu.

Pues entretanto Florentino aplicó su talento financiero al fútbol. Hincha del Madrid, en 1985 se hizo socio y en 2000 conquistó la presidencia del club. Trajo a Luis Figo, a Zinedine Zidane, a David Beckham, Ronaldo, el combo de los galácticos. Y sobre todo reinventó la manera de ganar dinero con el deporte rey.

Se dio cuenta que la pasión madridista daba para más que vender boletas. Impuso un modelo de negocios donde el marketing, la publicidad, los derechos de imagen se volvieron un eje estratégico. Pérez lo explicaba así: "Los futbolistas hacen un anuncio de natillas y les dan, por ejemplo, 20 millones; si ese anuncio lo hicieran con la camiseta de su club, les darían 200". Así el prestigio del Real Madrid se combinó con el de los galácticos para crear un producto irresistible, victorioso y muy rentable.

Florentino borró en esa primera etapa como presidente parte de la deuda del Madrid, se ganó dos copas de Europa, una Intercontinental, tres Ligas de España, dos Copas del Rey y se volvió una leyenda mundial: el presidente más famoso del club más famoso del mundo. Y eso ayuda, y mucho, para cerrar negocios.

Una posición que despierta cada vez más suspicacias. Unos días después de que el Madrid comprara a James Rodríguez en 80 millones de euros, el Diario Gol de España publicó que “el desembarco de James en el Bernabéu esconde un movimiento estratégico de Florentino Pérez que va más allá de las necesidades deportivas del Real Madrid”. El fichaje que, según afirman, estaría ligado a las concesiones viales colombianas.

Ahora quien está en la mira es el mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández, que los merengues también compraron esta temporada. Unas semanas después de la contratación se supo que ACS consiguió un contrato en México con Pemex, la petrolera estatal, por un valor de 432 millones de euros.

En España también señalan que la primera gira del Real Madrid en Asia en 2003 coincidió con un negocio de ACS en el puerto de Jingtang en China. También dicen que después de que el Madrid comprara Asier Illarramendi a la Real Sociedad en 2013, ACS consiguió el contrato para renovar el estadio de ese club.

Como se pregunta el periodista deportivo Rubén Uría en una columna, “¿Es casualidad que Florentino Pérez haga negocios justo en los países donde ficha el Real Madrid o es casualidad que el Real Madrid fiche justo donde Florentino Pérez hace negocios?”.

El presidente merengue se defiende diciendo que "el 35 % de la facturación de ACS es de Australia y no hay ningún australiano en la plantilla. Esa es una información que sólo sacan los violentos”. Y es verdad que es exagerado relacionar fichajes de 80, 40 o 30 millones de euros con obras de miles de millones. Pero ser el presidente más exitoso y mediático del Real Madrid sin duda abre muchas puertas.

En un entrevista al diario AS el exdirigente merengue José Luis López Serrano dijo: “Todo el mundo sabe quién es Florentino y lo que busca en el Madrid: tener la entrada libre a cualquier organismo nacional o internacional importante. Es un hombre que juega a todas las barajas. Enarbola la bandera del Madrid para que le concedan una reunión con el presidente de cualquier país o con las empresas más importantes. Luego les dice: ‘Oye, que te puedo traer al equipo para que juegue aquí, que tus hijos o nietos o familiares van a ver a los jugadores’”.

Y Florentino tiene entradas. Vino a Colombia en 2013 a proponerle a Juan Manuel Santos un partido por la paz. Le regaló además al presidente una camiseta firmada por toda la plantilla y aprovechó para resaltar la obra social del club en el país, que tiene 23 escuelas deportivas y sociales. Afirmó que "es un orgullo y una satisfacción poder decirle (a Santos) que Colombia para el Real Madrid siempre está en su corazón". Si él lo dice.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.