Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2012 12:00:00 AM

Los nombres del caso Jaime Garzón

Luego de 13 años del asesinato del periodista son varios los nombres que han salido en el marco del proceso. Aquí algunos de ellos.

"Lo que pedimos nosotros, sus familiares, es que se sepa la verdad de la muerte de mi hermano Jaime Garzón ocurrida hace 13 años y que cada uno de los responsables pague". La frase, casi suplicante, es de Marisol Garzón, hermana de Jaime, quien sigue clamando justicia por el homicidio del recordado periodista y cuyo caso sigue en impunidad.
 
Varios son los nombres que se han vinculado al hecho que conmocionó al país. Uno de los más recientes es el de Diego Fernando Murillo, ‘Don Berna’, el exjefe paramilitar quien está en un cárcel de Estados Unidos. Según la Fiscalía, el próximo 13 de septiembre se le imputarán cargos, no sólo por su presunta responsabilidad en el crimen de Garzón, sino por otros hechos delictivos.
 
Murillo, en febrero pasado, confesó ante un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz que el entonces jefe paramilitar Carlos Castaño le pidió el favor de contactar a un sicario conocido bajo el remoquete de 'Negro Elkin' para que hablara sobre la importancia de "dar de baja" a Garzón, después de revisar una información suministrada por José Miguel Narváez, quien fungía como director del extinto DAS.
 
Con respecto a Narváez, es de recordar que hace poco más de un año fue llamado a juicio por presuntamente haber instigado a Carlos Castaño para que se ejecutara el asesinato.
 
Durante la audiencia preparatoria del juicio contra el exfuncionario, el juez Séptimo Penal Especializado de Bogotá llamó a rendir su versión a los exjefes paramilitares Salvatore Mancuso; Fredy Rendón Herrera, el alemán’; Iván Roberto Duque, ‘Ernesto Báez’, y Rodrigo Tovar Pupo, ‘Jorge 40’.
 
Una de las pruebas que presentará la Fiscalía será una memoria (USB) del desaparecido Carlos Castaño que, según fuentes consultadas por VerdadAbierta.com, contiene información que supuestamente Narváez le filtró a los paramilitares para que se cometiera el crimen. La USB fue entregada por Éver Veloza, alias ‘HH’ a la justicia.
 
Por su parte, Carlos Castaño, de quien se dijo fue asesinado por sus subalternos, fue condenado por el hecho a 38 años de prisión. La decisión judicial se conoció en marzo del 2004, un mes antes de la fecha de su muerte conforme señalaron otros integrantes de las AUC.
 
Los militares
 
Hace un año, cuando se hizo la conmemoración de 12 años del asesinato, los abogados que representan a la familia como parte civil en el proceso pidieron a la Fiscalía vincular como posibles instigadores del crimen a los generales retirados Harold Bedoya, Jorge Enrique Mora Rangel y Rito Alejo del Río.
 
“Garzón venía siendo víctima de hostigamientos y temerarios señalamientos por altos mandos de las Fuerzas Militares, en particular del general Jorge Enrique Mora Rangel, quien tildaba al periodista de ser amigo de la guerrilla”, sostuvieron los juristas.
Entre las pruebas que los abogados tienen está una carta fechada de 22 de mayo de 1998 Garzón le escribió a Mora Rangel: “General, no busque enemigos entre los colombianos que arriesgamos la vida a diario para construir una patria digna, grande y en paz, como la que yo quiero y por la que lucha usted”.
 
Según le dijo después el mismo general Mora a SEMANA, él no contestó esa carta porque no le dio importancia a una carta cuyo original no llegó a sus manos. En esa misma entrevista, el general negó rotundamente que las averiguaciones que él había pedido al zar Antisecuestro que hiciera sobre las labores humanitarias que venía cumpliendo el periodista para la liberación de secuestrados, tuvieran algo ver con su muerte. Dijo además que le encantaba Quac, el programa de humor en el que Garzón se burlaba de todos.
 
También aportaron un cable de la Embajada de Estados Unidos en Bogotá al Departamento de Estado de agosto de 1999, enviado con motivo del asesinato de Jaime Garzón. En el documento citan a una fuente que asegura que “Garzón le contó que había organizado una reunión con el general Mora por la reacción negativa de este ante los esfuerzos de Garzón para ayudar en una posible negociación entre el Gobierno y la guerrilla del ELN. El general Mora no se presentó a la reunión y en su lugar envió al general Rito Alejo del Río”.
 
En la comunicación de los diplomáticos estadounidenses también se cita a otra fuente que asegura que “el general Rito Alejo regañó duramente a Garzón por su intervención como gestor de paz, diciendo que en el mejor de los casos estaba siendo utilizado por los guerrilleros. Garzón salió muy afectado por las demostraciones de rabia del general”.
 
Con información de AP y Verdad Abierta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.