Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2002/02/26 00:00

Los nuevos del barrio

Con mucho que aprender y con pocas ambiciones para la temporada 2002, Toyota es el primer equipo en debutar en la Fórmula 1 en los últimos 20 años.

Mika Salo y Alan McNish son las cartas de Toyota para desarrollar el equipo en su primera temporada

Todo lo que haga Toyota este año será ganancia. No tiene un historial que arriesgar en la categoría y todos en el Gran Circo saben que los japoneses llegaron para aprender. Es el primer equipo que debuta en la Fórmula desde 1979 con un auto totalmente nuevo. Además es el primer constructor nipón, desde 1968, que participa con su propio monoplaza. Ha tenido que diseñar el bólido, tanto motor como chasis, partiendo de cero.

A pesar de llevar dos años preparando su ingreso a la Fórmula 1 todo el equipo humano de Toyota va a ser nuevo. Será normal que cometan errores . Esto hará que la primera parte del campeonato sea especialmente dura ya que será la etapa en la cual aprenderán algunos de los conceptos esenciales de la competencia.

Tiene la gran ventaja de que todos en el equipo son conscientes de que los primeros resultados del trabajo en la máxima categoría del automovilismo sólo los verán hasta dentro de cuatro o cinco años. Pero no por eso renuncian a su aspiración de, por lo menos, convertirse desde este año en los rivales directos de Honda, su principal competencia en el Lejano Oriente.

Toyota tiene, a diferencia de algunas escuderías con trayectoria, la gran ventaja de contar con grandes recursos económicos gracias al contrato de patrocinio por cinco años firmado con Matsushita (la casa fabricante de equipos de sonido y video Panasonic, Technics y National, entre otros). Esa chequera casi ilimitada les ha permitido contar con una imponente base de operaciones en Colonia, Alemania, donde trabajan 550 personas de 30 países diferentes.

El experimentado finlandés Mika Salo asumirá las funciones de primer piloto. En sus manos está gran parte del éxito que espera Toyota de su primera temporada, el cual esencialmente consiste en terminar el mayor número de carreras posibles. En el otro monoplaza estará Allan McNish, quien con sus 33 años de edad es el novato más viejo de la grilla de partida de este año. El ha hecho realidad su ambición de toda la vida de competir en la Fórmula 1. Es un piloto muy experimentado y ha ganado en casi todo en lo que ha participado, desde la Fórmula Ford hasta la Fórmula 3000. También tiene experiencia en la Fórmula 1 como piloto de pruebas, pues pasó todo 2001 ensayando para Toyota en pistas alrededor del mundo. Además, anteriormente había sido piloto de pruebas de McLaren, Benetton y Lola. Las expectativas de Toyota son inmensas, no tiene nada que perder pero sufrirá los rigores de ser nueva en un mundo que se caracteriza por ser bastante hostil.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.