Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/1/2011 12:00:00 AM

Los Nukak, comunidad hostigada por las Farc

El pueblo Nukak Makú se encuentra en peligro inminente de desaparición ante la presión de grupos armados ilegales. Becca Stenham, de la organización Survival, pide al Gobierno que garantice su protección.

Los Nukak Makú es la única tribu indígena nómada que habita la Amazonía noroccidental de Colombia. Desde hace algún tiempo y ante la agudización del conflicto armado en la región, los Nukak se han visto obligados a salir de su bosque hacia las poblaciones más cercanas, lo que altera toda su forma de vida.

La guerrilla de las FARC ha venido ocupando paulatinamente su territorio, lo que ha obligado a los indígenas a desplazarse. Pero el acoso no termina ahí. Hace un par de semanas y según información difundida por la Organización Indígena Nacional de Colombia (ONIC), una brigada de salud que se dirigía a prestar servicios médicos a la comunidad fue abordada por integrantes del grupo armado. Los guerrilleros se llevaron equipos de cirugía, unidades portátiles con sus respectivas camillas, medicamentos, además del bote-ambulancia, que estaban destinados para prestar asistencia a los Nukak, una comunidad que ha visto diezmada su población a la mitad desde 1988, fecha en la que se descubrió su existencia.

En un comunicado, la ONIC, su Consejo Mayor de Gobierno, denuncia el hecho como una clara violación al Derecho Internacional Humanitario que, según el Primer Convenio de Ginebra de 1949, estableció que “los establecimientos fijos y las unidades sanitarias móviles del servicio de sanidad no podrán en ningún caso ser objeto de ataques, sino que serán en todo momento respetados y protegidos por las partes contendientes”.

ONU lanza campaña

Ante la inminente extinción de pueblos indígenas como los Nukak Makú, la organización Naciones Unidas acaba de lanzar una campaña para alertar y pedir protección para 35 comunidades en Colombia que están en riesgo de desaparecer. Se trata de una campaña que busca llamar la atención nacional e internacional sobre la necesidad de proteger a estas tribus aborígenes expuestas y completamente vulnerables a los efectos de la guerra. Una guerra que los desplaza, desaparece, masacra, destroza con minas antipersona y se lleva a sus hijos y adolescentes a combatir.

En una entrevista, la periodista Luisa Fernanda López, de Radio Nederland, habló con Rebecca Spooner, de la organización Survival, quien indicó que las campañas ayudan, “pero en el caso de Colombia, la violencia es muy grave”.
Esta es la entrevista con Spooner:

Radio Nederland: Naciones Unidas ha sacado una campaña para proteger a 35 pueblos indígenas colombianos en peligro de extinción. Uno de los pueblos son los Nukak. ¿Qué es lo que amenaza la sobrevivencia de este pueblo?

Becca Stenham:
En el año 1988, los Nukak fueron contactados por primera vez, y después la mitad de la tribu murió a causa de enfermedades comunes. Ahora, el problema es que las FARC y miembros de otras organizaciones han ocupado sus tierras. Hay mucha violencia en la región en donde viven.

R.N.: ¿Eso quiere decir que los han obligado a desplazarse o han sido atacados?

B.S.:
La mayoría de los Nukak viven en pueblitos cerca de otros pueblos grandes. Pero no pueden entrar en su selva, es muy peligroso para ellos. La mayoría está desplazada.

R.N.: ¿Podríamos hacer un cálculo del porcentaje?

B.S.:
Desde su primer encuentro con el mundo exterior murió la mitad. Ahora, no es que se estén muriendo por el conflicto interno, sino que no pueden entrar en sus selvas y su modo de vida fue alterado. Es una tribu nómada y ahora no se pueden mover con libertad.

R.N.: ¿Están en campos de refugiados?

B.S.: El problema de Colombia es que el 2,5 por ciento de la población desplazada es indígena. Eso muestra la situación que está viviendo.

R.N.: La Organización Nacional Indígena de Colombia denunció la situación grave de derechos humanos de los Nukak, incluso se conoció que fue robada una ambulancia de una misión médica que iba a prestarle su servicio a la comunidad. ¿Qué saben ustedes?

B.S.:
Hasta ahora no sabemos mucho. Conocimos de la noticia y estamos en contacto con ONIC. Pero estamos muy preocupados.

R.N.: ¿En qué consiste la campaña de ONU?

B.S.:
Más que nada se trata de darle publicidad a la situación que enfrentan estas 35 comunidades de Colombia. Es para darle información al público en general sobre sus problemas y sus historias. Es muy importante porque la ONU es una organización conocida en el mundo. Lo que busca es poner presión al gobierno colombiano para que haga algo por la situación de los pueblos indígenas.

R.N.: ¿Esas campañas sí tienen algún efecto?

B.S.:
Yo creo que sí. Aunque la situación en Colombia sigue muy grave. Por ejemplo, los Nukak lograron conseguir su reserva a través de campañas mundiales, de organizaciones como Survival. El problema es que por la extrema violencia que vive ese país no tienen acceso a esta reserva, pero la reserva está allá para que hagan uso de ella. El Gobierno es el que tiene que asegurar que sus territorios están seguros para que puedan regresar y vivir en paz.

R.N.: ¿Pero sí sienten que los gobiernos toman decisiones con las campañas?

B.S.:
En Colombia es complicado porque todas las personas carecen de la protección de sus derechos humanos. Es un caso muy particular. Yo creo que hay falta de voluntad del Gobierno y por eso los problemas se siguen presentando.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.