Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/12/2011 12:00:00 AM

Los Nule y lo que falta por conocer

Los empresarios aceptaron el cargo de peculado en un solo proceso. Aún quedan pendientes otras 13 investigaciones en la Fiscalía y 10 en la Contraloría. La tarea de las autoridades apenas comienza.

Con la llegada de Miguel, Guido y Manuel Nule al país, y la aceptación del cargo por peculado por apropiación en tres contratos que tenían con el Distrito, apenas comienza a vislumbrarse el tamaño de la corrupción y el desfalco al Estado. 
 
La etapa del proceso que terminó este lunes fue la del control de garantías por un solo caso, de 14 investigaciones que están a cargo de la Fiscalía.
 
En esta etapa los Nule y Mauricio Galofre (cuñado de Miguel) aceptaron un solo cargo de cinco que les imputó el fiscal Germán Pabón. Sin embargo, tuvieron que ser "asegurados". No obstante, por razones de seguridad, los Nule no estarán en una celda convencional, sino que permanecerán, por ahora, en el búnker de la Fiscalía.
 
Para ellos está claro que tendrán una rebaja de penas si colaboran con la justicia. El fiscal Pabón espera, como lo dijo este lunes, “que se destape la corrupción al más alto nivel”, que involucra, en su criterio, a “las más altas esferas del poder”.
 
El proceso que apenas comenzó se refiere a los contratos 137 de 2007 (de la Calle 26) y el 071 y 072 de 2008. En estos contratos, los Nule aceptaron haber utilizado los dineros de los anticipos como plata de bolsillo, para pagar otros compromisos distintos a los de los contratos. Eso fue lo que configuró el peculado por apropiación, pues los anticipos provenían del Estado.
 
Pero también participaron en cohecho por dar, según explicó el fiscal, pues le dieron dinero (50 millones de pesos) a Inocencio Meléndez, exsubdirector del IDU, para favorecerse con algunas de sus decisiones.
 
Además, les imputaron otros cargos como concierto para delinquir, pues, según la fiscalía, los Nule ávidamente crearon empresas para constituir otras, hacerse a los contratos y apropiarse de dineros del Estado. En un momento la Contraloría calificó su actuación como la de una pirámide empresarial.
 
Sin embargo, este proceso es solo por la contratación en Bogotá. Los Nule tenían contratos de orden nacional con organismos como Invías y el Inco, o con otras entidades territoriales. Las investigaciones y sus consecuentes decisiones dan para rato.
 
Nuevas revelaciones
 
La Contraloría General de la Nación ha comenzado a indagar por la responsabilidad fiscal del grupo empresarial en distintos contratos con la nación. El ente de control tiene 10 investigaciones en etapa preliminar. A diferencia de las investigaciones penales, las de la Contraloría buscan determinar hasta dónde llega la responsabilidad económica del Grupo Nule con las instituciones del Estado.
 
Según lo reveló Noticias Caracol este lunes, la contratación de las empresas de los Nule con Invias y el Inco es de 700 mil millones de pesos, en 23 contratos repartidos así: Con el Inco ocho, y con el Invías 15.
 
Las dos instituciones le reclaman a las empresas del Grupo Nule por concepto de multas, anticipos e incumplimientos de cláusulas penales por concepto de 15 mil millones de pesos.
 
Sin embargo, para la Contraloría la cifra es mayor. Según sus hallazgos las pérdidas para estos organismos (adscritos a la Nación) podrían ascender a 30 mil millones de pesos.
El noticiero recordó que exfuncionarios de estas instituciones enfrentan procesos por el detrimento patrimonial que significó el incumplimiento de los Nule de sus compromisos.
 
Entre ellos, el exdirector del Inco, Álvaro José Soto; el exsubdirector de la red nacional de carreteras de Invias, Jaime Ezequiel Romero; Jose Luis Flores Segura, exfuncionario de Invias, y el actual director territorial de Invias en Nariño, José Fernando Viteri Muñoz.
 
El noticiero dio cuenta de que el 75 por ciento de los contratos de los Nule con el Inco se firmaron cuando Soto estaba como director de la entidad. Soto es investigado por su presunta responsabilidad fiscal por la firma de un otrosí de 7.515 millones de pesos.
 
La Contraloría investiga los presuntos pagos “irreales” y superiores del contrato.
 
Soto, quien aspira a la Gobernación del Cesar defendió sus actuaciones. Indicó que su actuación le ahorró “un billón de pesos al país”. 
 
“Aquí se estaba deshaciendo, reversando, prepagando un contrato en Derecho. Ya estaba hecho un contrato que establecía unas tasas financieras. Lo único que hice fue ajustarme, en derecho, dentro del marco legal, en las mejores condiciones financieras para beneficio del Estado”, dijo Soto.
 
Las pérdidas por los incumplimientos de los Nule, en todo el país, son millonarias. Las investigaciones, sin embargo, están en su etapa inicial.
 
Esa platica…
 
Dos empresas del Grupo Nule fueron liquidadas, una vez dejaron de cumplir sus obligaciones. Son Gas Kapital y MNV. Las dos empresas tienen 349 acreedores, entre los que se cuentan bancos, prestamistas particulares, contratistas e instituciones del Estado. Esa deuda llega casi a un billón de pesos, según lo han explicado los liquidadores.
 
Sin embargo, los activos de las empresas no alcanzan para cubrir ni siquiera una cuarta parte de la deuda.
 
Por ejemplo, según los liquidadores MNV tiene activos por 52 mil millones de pesos, mientras que los pasivos suman 593.517 millones de pesos.
 
Los activos de la empresa GAS Kapital suman 22 mil millones de pesos, mientras que los pasivos ascienden a 313.430 millones de pesos.
 
La Superintendencia de Sociedades intervino ocho empresas del Grupo Nule. Cuatro de ellas deben cerca de 1,5 billones de pesos. En reiteradas ocasiones este organismo ha dicho que la quiebra de los Nule es la mayor en la historia empresarial del país.
 
Los Nule conformaron 83 empresas y participaron en más de 80 consorcios para licitar contratos, muchos de estos incumplidos. La responsabilidad penal que han asumido a cambio de sus revelaciones sobre la corrupción en el Estado, es un aspecto del proceso de la contratación en Bogotá que podría llevar a desenredar la madeja de la corrupción en el Distrito.
 
Sin embargo, falta mucho por conocer sobre qué pasó con la contratación con la Nación. El desfalco es multimillonario y recuperar el dinero es una tarea casi imposible de cumplir.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.