Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/11/13 00:00

Los pormenores tras el relevo de Luis Tovar, comandante del Buque Gloria

La decisión se toma en medio del juicio del almirante (r) Arango Bacci, acusado de complicidad con el narcotráfico, y después de que la Procuraduría ordenara la investigación al comandante de la Armada.

Buque ARC Gloria de la Armada Nacional de Colombia.

El nombre del capitán Luis Tovar ha sido mencionado varias veces en el juicio al contralmirante retirado Gabriel Arango Baccci, quien  enfrenta en la Corte Suprema de Justicia cargos por nexos con el narcotráfico cuando era jefe del Comando Específico de San Andrés y Providencia (2004) y director de la Escuela Naval de Cadetes Almirante Padilla, en Cartagena (2006).

Tovar acaba de ser relevado de su cargo como comandante del Buque ARC Gloria por orden del comandante de la Armada, almirante Guillermo Barrera. Ahora será Segundo Comando de Guardacostas de la Armada Nacional y el capitán de navío Guillermo Laverde será el jefe del barco Gloria.

Si bien la Procuraduría había apoyado a la Fiscalía en acusar a Arango de haber beneficiado a narcotraficantes entregándoles información reservada de la Armada, en desarrollo del reciente juicio al contralmirante Arango,  y luego de que cambiaran fiscal y procurador, el caso se dio vuelta.
 
La semana pasada en el juicio, el procurador delegado ante la Corte, Jaime González, respaldó a la Fiscalía en decir que ahora consideraba débiles las pruebas contra Arango. Y a quienes habían rendido testimonio, pasaron de acusadores a acusados. El procurador González pidió investigar a Tovar, quien era el jefe de contrainteligencia; a Barrera y al almirante Álvaro Echandía Durán, ex director de Inteligencia, porque según el Ministerio Público habían complotado en contra del almirante Arango. Esta es la razón por la que, según fuentes extraoficiales, el comandante de la Armada decidió relevar a Tovar.

Sin embargo, de manera oficial, la Armada dio a conocer un comunicado este viernes que dice que “después de un año exitoso de crucero, el relevo del Señor Capitán de Navío Luis Jorge Tovar Neira, obedece exclusivamente a la planeación de personal que se tiene estipulada”. Y agrega que: “la Institución Naval no conoce de ninguna investigación que se adelante en contra del Capitán de Navío Luis Jorge Tovar Neira, ni ha sido destituido”.

El capitán Tovar Neira, en sus declaraciones ante la Fiscalía, contó cómo cuando realizaba sus labores rutinarias de contrainteligencia,  una persona en el hotel Tom de Cartagena le entregó el 14 de marzo de 2007 un recibo donde supuestamente Arango firmaba un pago clandestino. En el documento aparecía una huella del almirante Arango al lado de dos logotipos con las figuras de una herradura y un caballo, utilizados frecuentemente por organizaciones criminales.

El oficial llamó a unos colegas del DAS para verificar si tenían una validez y comprobó que la huella era del almirante. Sin embargo, Arango Bacci negó tajantemente que él hubiera puesto su dedo en ese papel y que esa fuera su firma. Más adelante, la Fiscalía ordenó un análisis minucioso y se logró probar que esta huella, aunque original, había sido estampada a través de un sello húmedo, pero que no había sido de manera directa, puesto que no quedaron registrados los poros de las yemas. Es decir, las crestas coincidían con las de Arango, pero fueron sacadas de un sello, y no del dedo del oficial.
 
Por esto, la Fiscalía no tuvo en cuenta esta prueba para la acusación contra Arango.

Así mismo, fue el capitán Tovar quien acompañó al almirante Guillermo Barrera, a mediados del 2007, a una reunión con la periodista María Isabel Rueda en su apartamento, donde se habló el tema de tres recibos que supuestamente involucraban a Arango Bacci con narcos.

En entrevista con Gustavo Gómez en la pasada edición de la revista Semana, Barrera dijo: “Iba acompañado por el capitán Tovar y debí preguntarle si de pronto tenía una copia y, efectivamente, él llevaba en su libreta una fotocopia que únicamente le mostré a María Isabel”. Sin embargo, lo que despertó polémica de este hecho es que, semanas atrás, ante la Corte Suprema de Justicia el comandante de la Armada dijo no recordar esta reunión y sólo hasta que lo confrontaron con las declaraciones de la periodista, hizo memoria.

Ahora, los destinos del Buque Gloria estarán en manos del capitán Laverde, quien ha ocupado cargos en la Dimar y en el Estado Mayor de la Fuerza Naval del Caribe. Se destacó en Acción Integral de los Montes de María y se realizó un trabajo serio de recuperación de la confianza en la población de esa región.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.