Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/2014 12:00:00 AM

Los puntos en los que se rajó Gustavo Petro

Informe de la Contraloría muestra que sus proyectos bandera no dieron los resultados esperados.

La mayoría de los proyectos de la Bogotá Humana quedaron inconclusos. Además, varias de las propuestas de Gustavo Petro como: el cambio en el modelo de las basuras, que fue el que lo llevó a la destitución, los jardines acunar, la construcción de colegios, los Camad, el SITP y el mejoramiento de la malla vial local y arterial, no son bien evaluados por los organismos de control.

Semana.com hace un recuento de los temas que le correspondían al burgomaestre y que, al hacer el balance, mostraron falta de planeación, improvisación y desorden en la administración. Sin embargo, tal y como lo mencionó el presidente, Juan Manuel Santos, el actual alcalde ( e) Rafael Pardo, o el próximo que llegue a la capital, deberá continuarlos y no sólo eso, deberá acelerar el paso con el que venían.

Las basuras

Sin duda, el tema más polémico. El exalcalde decía que le había quitado el negocio a las mafias, lo había hecho más rentable para la ciudad y más efectivo. Según los resultados que muestra la Contraloría Distrital no es así.

En el tema de la formalización de recicladores, sólo logró una inclusión del 50 %. Además, tenía una meta de constituir y operar 60 empresas de reciclaje y a la fecha no hay construcción alguna.

Lo más grave, es que desde hace dos semanas, a pesar de que operativamente el modelo iba bien, en algunos sectores de la ciudad empezó a estancarse la recolección. Según la Contraloría, esto se da porque el Distrito alquiló el doble del parque automotor que se necesitaba y hoy, la mitad están varados. El cubrimiento actual del operador público sólo es del 52 %.

Otras de las irregularidades que se vieron en el modelo, es el hurto de combustible, un contrato interadministrativo con la Empresa de Desarrollo Urbano de Medellín (EDU) por 42.000 millones de pesos y, que Aguas de Bogotá no podía asumir el modelo de recolección de basuras ni técnica ni financieramente.

Contratación

Mientras Gustavo Petro tuvo un paso impecable por el Congreso de la República y fue uno de los mayores opositores al aumento de la contratación directa, su gobierno, a decir de la Contraloría, no fue tan transparente. En el 2013 se suscribieron 123.359 contratos por un total de 5.7 billones de pesos. De esos, sólo el 18 % fue por licitación pública, es decir, hubo 453 licitaciones, un total de 1 billón de pesos. Mientras que, la contratación directa fue de 58.476 contratos por un total de 3.2 billones de pesos.

El ejemplo más sonado de todos fue el contrato para traer una máquina tapahuecos, bajo la modalidad de ciencia y tecnología por cerca de 11.800 millones de pesos. Según expertos, al ser una obra civil debía pasar por proceso licitatorio.

Sistema Integrado de Transporte Público (SITP)


Para nadie es una sorpresa que el sistema de transporte público en Bogotá está pasando por el peor caos de la historia. Aunque los buses zonales (SITP) son un buen modelo, su operación no ha sido eficaz.

La fecha inicial para que los buses entraran a operar en su totalidad era de 18 meses, es decir, estaba definida para junio 9 del 2012, fue modificada para noviembre del 2013 y postergada, finalmente, para julio del 2014. Hasta la fecha no supera el 55 % de su ejecución.

La dualidad de las tarjetas es otro de los temas que fatiga a los bogotanos. Aún no se tiene certeza cuándo será la integración del medio de pago. Los operadores Coobús y Egobús tienen retrasada la operación del sistema en las troncales de la Fase III y las zonales, ya que estos manejan el 40 % de la operación.

Dentro de los cuestionamientos que hace la Contraloría de Bogotá, se destaca que se debe revisar técnica, jurídica y financieramente la política de subsidio a la tarifa, para no poner en riesgo la estabilidad financiera.

Malla vial local y arterial

Este fue uno de los peores puntos en la evaluación. En cuanto a los 220.000 huecos que tiene la malla vial local y que serían tapados en tiempo récord por la máquina ‘remalladora’, esta jamás pudo entrar a operar y los huecos están cada vez peor.

El informe de la Contraloría dice que el 58 % de la malla vial de Bogotá se encuentra en mal estado, el 23,8 % en regular estado y sólo el 17,9 %, en buen estado.

De las 2.377 calles cuya reparación fue priorizada por medio de cabildos ciudadanos en las 20 localidades de la ciudad, sólo se han intervenido 110.

Educación: colegios y jardines infantiles

Los programas de la Bogotá Humana para mejorar la calidad de la educación son intachables, pero los resultados de los proyectos tampoco fueron buenos.

El monto más alto del presupuesto para Bogotá en el 2014 fue para educación, con 3.2 billones de pesos.

En cuanto a infraestructura, la meta del Distrito era construir 86 colegios nuevos y ampliar la cobertura y hoy sólo se ha hecho uno: el San José de Castilla en la localidad de Kennedy. En cuanto a la terminación de los 43 colegios que quedaron inconclusos de la Administración anterior, sólo han terminado cuatro.

La cifra de los jardines construidos, uno de los proyectos más mediáticos, son vergonzosas. De 1.000 jardines que prometieron construir, no se ha hecho ninguno y sólo hay cuatro en proceso de construcción.

Desde el Concejo también se criticó la manera de operar del Distrito, pues estaba acabando con los centros educativos en concesión sin tener la capacidad de asumir la cobertura.

Los Centros de Atención para Drogadictos (CAMAD)


Uno de los proyectos más cuestionados. Nunca una Administración se había preocupado por atender a los habitantes de calle médicamente, es decir, tratarlos como enfermos. Aunque fue un proyecto interesante, se cuestionó la efectividad del mismo.

De agosto del 2012 a septiembre del 2013, el Distrito se gastó 2.150 millones de pesos. El 60 % de los recursos, es decir, 1.280 millones de pesos, fueron para enganchar personas y el 40 % restante, 868 millones, los utilizaron para combustible, papelería, transporte y gastos administrativos. De todos los gastos, ¿qué se llevaron los drogodependientes? Hasta la fecha, no han hecho un censo en el que muestren cuántos drogodependientes se han rehabilitado. Además, sólo hay 100 adictos en los Camad: Despertar y el Camino.

Comedores comunitarios

Desde el inicio de este programa, los organismos de control advirtieron el cierre de muchos, porque en vez de renovar el contrato antes de la fecha de vencimiento, lo dejaba caducar y terminaban cerrados. De los 164 comedores en los que se alimentaban con comida caliente a cerca de 44.000 personas, entre niños, adultos mayores, madres lactantes, no queda ni uno.

Lo que pasó, es que sin estudios previos técnicos se cambió a una estrategia denominada Mi Vital, que suministra un paquete alimentario o mercado. Esta nueva estrategia no contribuye al cumplimiento de la política de seguridad alimentaria, según la Contraloría Distrital.

Seguridad


Entre 2012 y 2013, el Fondo de Vigilancia ha invertido más de 362.000 millones de pesos y hasta la fecha, no se refleja en la disminución de los delitos que se siguen presentando en localidades vulnerables como Ciudad Bolívar, Bosa, Kennedy y Candelaria. Incluso, en la encuesta Bogotá Cómo Vamos, la percepción ciudadana revela que en los barrios los capitalinos se sienten más inseguros que antes.

Por otro lado, se debería contar, de acuerdo con la población, con más de 1.913 cámaras de alta tecnología, y apenas se tienen 480, de las cuales 150 están fuera de uso.

Finanzas de la capital

Mientras en el 2012 se tenía en cuentas de ahorro e inversiones 5 billones de pesos, en 2013 se incrementó en un 33 %, es decir, se pasó a 6.7 billones de pesos. Las cifras del organismo de control muestran que se tiene una deuda de 1.5 billones de pesos, por los que ha pagado en los últimos dos años cerca de 226.567 millones de pesos en intereses.

Otros puntos mal evaluados fueron el Canal Capital y la línea de emergencias 123. El canal “podría estar incurso en causal de liquidación, pues a diciembre del 2013, presenta pérdidas acumuladas por más de 41.000 millones de pesos”, aseguró el contralor Diego Ardila. La Secretaría Distrital de Hacienda ha tenido que aportar, desde la creación del mismo, cerca de 53.000 millones de pesos.

Finalmente, la línea de atención al cliente 123 que, desde la creación, ha tenido serios inconvenientes. Principalmente, porque los capitalinos la utilizan para burlarse del personal, por lo que se pierden millones de recursos en las llamadas falsas. En cifras, el Distrito pagó 14.773 millones de pesos y no compensa con el servicio que se brinda, pues hoy en día funciona más como un call center, en el que se da información de la ciudad.

El informe de la Contraloría Distrital desnuda los proyectos de la Bogotá Humana, los cuales, dos años después de su gobierno, no muestran buenos resultados. Las riendas quedan ahora en manos del alcalde (e) Rafael Pardo, quien a sus escasos siete días en el cargo, ya ha encaminado algunos, como el de movilidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.