Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2011 12:00:00 AM

Los retos de Vivianne Morales, la nueva Fiscal General de la Nación

Este miércoles la exparlamentaria asume la dirección del ente investigador, donde deberá ocuparse de polémicos procesos judiciales.

El pasado dos de diciembre los magistrados de la Corte Suprema de Justicia decidieron que Vivianne Morales se convirtiera en la primera mujer en llegar a la dirección de la Fiscalía.

Después de más un año de interinidad en el cargo de Guillermo Mendoza Diago y de varios intentos por encontrar su reemplazo, la elección de la exparlamentaria como nueva Fiscal General de la Nación se convirtió en una de las noticias más esperadas de 2010, sobre todo si se tiene en cuenta la magnitud de los procesos judiciales que afronta el país.

Los retos no son pocos. Por algo, desde el mismo momento en que fue designada como la nueva Fiscal empezó el empalme con el fiscal (e.) Guillermo Mendoza Diago. Y como ella misma lo aseguró cuando fue elegida, “el tiempo apremia, y las tareas que tiene que abordar no son fáciles”.
 
Este miércoles asumirá su cargo, y con esto la expectativa por la determinaciones que tome son cada vez mayores. Independencia y lucha contra la corrupción son, en principio, sus principales retos.

Retos de la nueva Fiscal

La congestión judicial: la principal tarea será buscar la manera de destrabar los procesos judiciales, que se han represado aún más después de la aplicación del sistema penal acusatorio.

Según cifras oficiales, hasta el 2009 había 1’400.000 procesos en espera, de los cuales el 86 por ciento pertenecen al sistema penal acusatorio. La Fiscalía recibe en promedio casi un millón de casos anuales y logra evacuar menos del 50 por ciento.

Algunos expertos han señalado que los problemas de la congestión se deben entre otras cosas a escaso personal, falta de preparación de los funcionarios, instalaciones en mal estado y a las trabas propias del sistema, entre ellas cantidad de audiencias que deben practicarse.

Justicia y Paz: cinco años después de la desmovilización de los paramilitares sólo se han proferido tres condenas, en un proceso de justicia transicional en el que hay 3.000 postulados.
 
La fiscal Morales propuso la reducción del número de audiencias de tres a dos, para agilizar los procesos. Ella podría jugar un papel fundamental en la propuesta de reformas legislativas, sin embargo, las modificaciones al sistema dependen del Congreso.

“Chuzadas”: la propia Morales reconoció que uno de los casos prioritarios de su gestión será el de los “aforados”. Se refería así a las investigaciones en curso a exfuncionarios del gobierno de Álvaro Uribe. La Fiscalía comenzó a investigar la posible participación de exfuncionarios del gobierno anterior en las interceptaciones ilegales a periodistas, magistrados e integrantes de la oposición. Ahora, Morales deberá continuar con las pesquisas, y tomar decisiones de gran trascendencia.

‘Yidispolítica’: otro caso que involucra a “aforados” y que la Fiscal deberá avocar es la presunta responsabilidad de los exministros Sabas Pretelt de la Vega y Diego Palacio, entre otros exfuncionarios, en los hechos relacionados con la aprobación del acto legislativo que permitió la reelección presidencial, para el período 2006 - 2010.

Palacio de Justicia: el exfiscal Mario Iguarán, después de 20 años de los hechos ocurridos el 6 y 7 de noviembre de 1985, se comprometió con revivir la investigación sobre qué fue lo que ocurrió durante la toma del Palacio de Justicia.

Las desapariciones forzadas de once personas en esos días no prescriben por ser considerados crímenes de lesa humanidad. Durante la gestión de Iguarán avanzó significativamente el proceso en aras de hallar a los responsables. Fue condenado en primera instancia el coronel retirado Alfonso Plazas Vega y están en proceso de investigación y juzgamiento el general (retirado) Jesús Armando Arias Cabrales, el general (retirado) Iván Ramírez Quintero y el coronel (retirado) Edilberto Sánchez Rubiano (hoy en libertad por vencimiento de términos).

Cabe recordar que, una polémica decisión, el fiscal saliente Mendoza Diago removió de su cargo a la fiscal María Ángela Buitrago, quien estaba al frente de las investigaciones. Ahora, la fiscal Vivianne Morales deberá ver de esos casos y de ella depende la suerte de las investigaciones hasta ahora adelantadas.

“Falsos positivos”: esos casos de jóvenes que fueron ejecutados por miembros del Ejército y presentados como guerrilleros caídos en combate deberán ser resueltos, para que no queden en la impunidad, por la Fiscalía y su equipo de investigaciones. Un gran reto le esperan en este sentido a la nueva Fiscal. Las llamadas ‘madres de Soacha’ esperan determinaciones en ese sentido, que les permita conocer qué fue lo que realmente pasó con sus hijos, quienes desaparecieron, y luego fueron encontrados muertos durante el 2008. Dos años después siguen esperando justicia.

Corrupción: escándalos como el llamado “carrusel de la contratación”, que según indicios de la Contraloría y denuncias del excandidato presidencial Gustavo Petro, el concejal Carlos Vicente de Roux y el senador Luis Carlos Avellaneda (del Polo), ponen en el ojo del huracán a la administración local por la entrega de los contratos más grandes a un grupo reducido de contratistas, hace parte de los casos de corrupción que la Fiscalía deberá esclarecer.

De la efectividad de las investigaciones y los consecuentes castigos será la contundencia del mensaje contra los corruptos.

Reorganización: nadie duda de que la Fiscalía requiere una reorganización de acuerdo a las exigencias actuales. Esto quiere decir que se deben fortalecer algunas unidades y buscar la especialización de los funcionarios en algunas áreas.

La misma Morales ha dicho que es necesaria la aplicación de la carrera judicial, no solo para que lleguen los mejores a la entidad, sino también para que los funcionarios rindan cuentas de su actividad.

Serán cuatro años de una carrera sin pausa. Ella lo sabe y lo resumió el día en que hizo su presentación ante la Corte: “asumiré un compromiso sin descanso por la justicia. Porque como dijo el profeta Isaías: ‘el efecto de la justicia será la paz de la justicia; y la labor de la justicia, seguridad y reposo para siempre”.

¿Quién es la nueva Fiscal?

Vivianne Morales inició su carrera de abogada en la Universidad del Rosario cuando apenas tenía 15 años. Siendo la más joven de su promoción se graduó con un promedio de 4,7.

Fue designada colegial de número, la más alta distinción a la que puede acceder un alumno en esa institución. Culminó sus estudios en la Universidad de París II y desde cuando regresó al país sus cargos han sido en el sector público.

Fue elegida representante a la Cámara por el Partido Liberal y posteriormente senadora. Fue la autora de la ley de cuotas, de la ley de libertad de cultos y de la ley de acciones populares, además ponente de la ley de extinción de dominio y de la ley estatutaria de partidos políticos.

Como representante a la Cámara participó en el controvertido proceso 8.000 y votó con otros 108 representantes por la absolución al presidente Ernesto Samper, decisión que le acarreó una acusación de prevaricato por lo que interpuso y ganó una acción de tutela ante la Corte Constitucional que consagró la inviolabilidad del voto parlamentario. Posteriormente, ha sido conjuez de ese alto órgano judicial.

Morales es la sexta persona, y la primera mujer, en llegar al cargo de Fiscal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.