Sábado, 21 de enero de 2017

| 1986/03/17 00:00

"LOS REVOLUCIONARIOS NO SE QUEMAN"

JAIME PARDO LEAL -ENTREVISTA-

"LOS REVOLUCIONARIOS NO SE QUEMAN"

Por fin la Unión Patriotica nombró candidato presidencial. Contrario a lo que se esperaba, el nombre no surgió de las filas de las FARC, organización guerrillera que creó este movimiento como prueba de su decisión de dejar la lucha armada y hacer política dentro de los marcos legales. Pero el hombre escogido tampoco es un político. Es el abogado Jaime Pardo Leal, de 45 años de edad, de Ubaque (Cundinamarca), uno de los juristas más respetados del país, quien fuera por 23 años juez de la República. Fundador de la Asociación Nacional de Empleados Judiciales, de la cual fue su presidente por 12 años. De rostro cobrizo, cejas pobladas, con no más de 1.65 de estatura, de complexión robusta, Pardo Leal no es un hombre carismático a simple vista. Sin embargo su poder de convicción logrado a través de su larga experiencia como dirigente sindical, no tiene nada que envidiarle al de ningún parlamentario. SEMANA lo entrevistó, y transcribe algunos apartes de la conversación.
SEMANA: ¿Está usted de acuerdo con las alianzas de la UP con representantes de los partidos tradicionales en diferentes partes del país?
JAIME PARDO LEAL: Esas alianzas han sido estudiadas muy cuidadosamente y corresponden a nuestra idea de ampliar la cobertura de la democracia en el país; además se inscriben dentro del marco de una manera más racional de hacer política.
S.: ¿Pero no son estos políticos los que ustedes han fustigado toda la vida y han combatido?
J.P.L.: Nosotros no hacemos alianzas con aquellos con los cuales discrepamos radicalmente. Básicamente aquellos que son partidarios de la democracia y de reformas sociales y que están contra el militarismo son nuestros aliados.
S.: Usted es conocido como jurista, como dirigente sindical. Como político es totalmente desconocido, ¿cómo va hacer política?
J.P.L.: Al país hay que acostumbrarlo a un nuevo estilo. La política que estilan los partidos tradicionales se hace sobre la base de discursos insulsos, insipidos y grandilocuentes, pero sin ningún contenido. Además, se distribuyen las partidas del presupuesto nacional halagando a los electores, se practica el clientelismo, se hace promeserismo. Nosotros vamos a modificar ese procedimiento, vamos a agitar ideas, a incitar a la gente para que pueda expresar todas sus pretensiones. Es decir, intentamos constituir un gran movimiento político de nuevo tenor que prepare las condiciones para que el pueblo pueda acceder al poder.
S.: Para muchos la UP sólo tendrá mayor votación en las zonas de influencia de las FARC, es decir, en los sectores campesinos. ¿Qué harán para obtener votos en las grandes ciudades?
J.P.L.: Lo que ocurre es que la UP no es un apéndice de ninguna de las fuerzas que la integran, entre otras las FARC. La UP es un movimiento pluralista al cual ha convergido no sólo la fuerza insurgente predominante en el país, las FARC, sino el ADO, dos destacamentos urbanos del ELN, el movimiento sindical, Provivienda, organizaciones agrarias, intelectuales y artistas. Entonces, por esta razón tenemos también una presencia en las ciudades. Le cuento, sin embargo, que las FARC despiertan gran simpatía en el movimiento popular colombiano y esto se ha podido confirmar cuando sus comandantes salen a las ciudades y a los campos de todo el país y son recibidos con ovaciones.
S.: ¿Va a participar en el debate electoral por televisión?
J.P.L.: Ya nos hemos dirigido al Comité de Garantías Electorales para que en la próxima semana y en el orden establecido, el candidato de la UP tenga la oportunidad de exponer las tesis por la televisión. Estamos en capacidad de hacer el debate en conjunto, ojalá alguno de los candidatos o todos aceptaran debatir lo que estamos proponiendo.
S.: Hasta último momento se pensó que la UP tendría de candidato a Jacobo Arenas. ¿Qué sucedió?
J.P.L.: Siempre quisimos que él fuera el candidato, pero como tuvimos noticias de planes elaborados por los grupos paramilitares para eliminarlo físicamente, no podíamos exponer su preciosa existencia a merced de los sicarios de la reacción, del militarismo. El hecho de que ahora yo venga a reemplazarlo me motiva aún más y exige de mí un mayor compromiso para con la UP de poderla representar decorosamente, vibrantemente ante las masas, ya que nuestro movimiento no es simplemente un movimiento electoral, es un movimiento estratégico que en el futuro indudablemente hará trepidar la estructura del país.
S.: .Si la votación no es tan caudalosa como usted lo espera, ¿no le parece que corre el riesgo de quemarse?
J.P.L.: No. Se queman los políticos, no los revolucionarios. Mi objetivo claro es llegar a la primera magistratura del país, pero antes que nada es difundir un programa y unas tesis diferentes. A mí me impulsa una ideología y ésta nunca se acabará, así los electores no respondan como yo quisiera.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.