Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/1996 12:00:00 AM

LOS SECRETOS DE DEFENSA

SEMANA REVELA LOS ARGUMENTOS CON QUE LOS ABOGADOS DEL PRESIDENTE PIENSAN REFUTAR CADA UNA DE LAS ACUSACIONES DE LA FISCALIA.

Víctor Patiño con Samper
La Fiscalía
De acuerdo con las pruebas aportadas por la Fiscalía a la Comisión de Acusación de la Cámara, el 16 de junio de 1994 la campaña samperista realizó una comida para recoger fondos en el exclusivo hotel Casa Medina, en el norte de Bogotá, con la asistencia de Ernesto Samper, Fernando Botero y Santiago Medina. Cada puesto tenía un valor de 20 millones de pesos. Esa noche, en la que fueron recolectados 380 millones de pesos, uno de los asistentes a la velada fue Víctor Patiño Fómeque, quien se entregaría a las autoridades un año después ante el asedio del Bloque de Búsqueda.
La Defensa
De acuerdo con la pruebas que presentará el abogado defensor del Presidente Ernesto Samper, la campaña liberal realizó numerosos actos para recaudar fondos. Esta cena fue una más. A ella no asistieron solo las 20 personas a las que se refiere SEMANA sino más de 90. El candidato llegó a la comida con dos horas de retraso proveniente de Pasto, Neiva y Popayán y no permaneció en ella más de 45 minutos. Cabe señalar además que solo conversó con quienes lo acompañaban en la mesa principal y salió de inmediato.
El responsable de la organización de la cena, y de los demás actos destinados a recoger financiación para la campaña era, como es lógico, el tesorero Santiago Medina. A nadie le cabe en la cabeza que el candidato en una campaña pueda estar enterado de cada asistente a cada acto de financiación, que el candidato venda las entradas o que reciba el pago de cada boleta o que solicite siquiera la relación de los asistentes.
Vale la pena recordar que para esa época _hace 20 meses_ el señor Víctor Patiño Fómeque no era públicamente conocido, ni se conocían de él fotografías. Meses después, cuando Patiño se entregó a las autoridades, tras la presión que el gobierno ejerció para su captura tampoco existían fotos que permitieran reconocerlo. Al evento asistieron empresarios de la prestancia de Pedro Gómez, Ronald Bakalars, Isaac Mildenberg, entre otros.

La plata llega
La Fiscalía
Otra de las pruebas que contiene la denuncia de la Fiscalía tiene relación con las indagatorias de Santiago Medina y Fernando Botero, quienes afirmaron que Samper sí estuvo enterado de ingresos de dineros del cartel de Cali a su campaña. Según Botero y Medina, el candidato les dijo en varias ocasiones que no se preocuparan si se veían obligados a endeudar a la campaña en la primera vuelta, pues había manera de conseguir fondos para pagar esas deudas después de la votación. "Tranquilos que la plata llega", les habría dicho Samper en varias oportunidades.
La Defensa
En cuanto a esta acusación, el abogado del Presidente afirma que es muy curioso que los reos que hoy acusan al Presidente exhiban una asombrosa memoria para recordar frases o palabras inofensivas a las cuales solo después, en forma novelesca, han pretendido atribuirles un sentido 'oculto y delincuencial'. Cuando el candidato decía que el dinero que faltaba para financiar la campaña llegaría, solo estaba recogiendo lo que es una vieja y lógica tradición de las campañas políticas en Colombia y en el mundo entero. Esto es, que a medida que aumentan las posibilidades de triunfo de un candidato, aumenta también su respaldo popular y crece su respaldo económico. En una segunda vuelta, con solo dos candidatos, esta posibilidad es mucho más obvia. Como todo el país, Samper era consciente de que su nombre pasaría a la decisión de la segunda vuelta. Tanto es así, que el sábado anterior al día de la primera vuelta se reúne en su apartamento con un grupo de sus colaboradores más cercanos para planear la estrategia de la campaña para la vuelta definitiva. En ese momento para nadie era un secreto que los grupos económicos y los empresarios acudirían en ayuda de los candidatos favorecidos como en efecto ocurrió.

La llamada de Becerra
La Fiscalía
Según Medina, en una reunión que tuvo lugar a principios de junio de 1994, el entonces contralor general de la Nación, Manuel Francisco Becerra, le habría ofrecido al candidato liberal conseguir 300 millones de pesos del cartel de Cali para financiar la campaña en el suroccidente del país. Para lograr el suministro del dinero, Becerra habría hecho una llamada a Cali desde el teléfono privado de Samper para hablar con Miguel Rodríguez, con quien habría confirmado la consecución del dinero.
La Defensa
Sobre este tema se afirma por parte del abogado del Presidente Samper que quienes conocieron de cerca el funcionamiento de la campaña Samper Presidente saben que además de la sede de la calle 72, el candidato tenía otra oficina en el hotel Orquídea Real y su despacho de toda la vida en el segundo piso de su apartamento donde atendía la mayor parte de su tiempo cuando se encontraba en Bogotá. También saben que la sede la calle 72 como toda sede política, y más aún en vísperas del día de elecciones, era diariamente invadida por romerías de visitantes y simpatizantes que, una vez en el interior de la sede podían transitar libremente y utilizar sin restricción los teléfonos de las oficinas.
Según SEMANA, Medina habría afirmado que desde la oficina del candidato se hizo una llamada a un teléfono que tenía que ver con los hemanos Rodríguez Orejuela. Que este hecho se haya comprobado no quiere decir que dicha llamada hubiera sido realizada como lo afirma Medina por el señor Becerra y muchísimo menos que el candidato Samper hubiera estado presente cuando alguien realizaba tal llamada. Jamás el entonces candidato Samper presenció ninguna llamada de nadie a los señores Rodríguez Orejuela.
Resulta además extraño que Medina revele el contenido de esta llamada que se supone privada. ¿Por qué sabía de ella? Sería importante que este punto se investigara. Tampoco se puede olvidar que en una de sus indagatorias Medina reveló que desde las oficinas de la campaña él realizó llamadas a personas vinculadas con el cartel de Cali.La 'gran prueba' de Medina para reforzar esta acusación es el papelito que, con la letra aparentemente de Ernesto Samper, exhibió en una entrevista a una cadena internacional. En ese momento se demostró que en dicho papel no aparecía el nombre de 'Kiko' al que se refiere SEMANA ni suma de dinero ni siquiera el signo pesos, y según testimonio del Doctor Bula, cuyo nombre aparece en el papel éste podría corresponder a una reunión que sostuvo con el candidato para planificar el reforzamiento de algunas zonas electorales por parte de la Alianza por Colombia.

El viaje de Medina a Cali
La Fiscalía
Santiago Medina, en su indagatoria ante la Fiscalía, afirmó que el lunes 2 de mayo de 1994 se encontró con Ernesto Samper en el piso 33 del hotel Orquídea Real de Bogotá, donde funcionaba el centro de estudios de la campaña. En esa reunión, Medina le habría informado a Samper que Fernando Botero le había dado la orden para viajar a Cali en compañía de Alberto Giraldo para reunirse con los hermanos Rodríguez Orejuela y conseguir el dinero que necesitaban para financiar la segunda vuelta de la campaña presidencial. Según Medina, Samper le contestó en tono muy nervioso que él prefería mantenerse al margen de todo eso y que el tesorero debía coordinar con Botero todo lo que ellos estimaran conveniente.
La Defensa
Uno de los temas de mayor controversia ha sido el relacionado con el viaje de Medina a Cali. SEMANA estableció que sobre este tema el abogado defensor del Presidente argumentará que es absolutamente claro que si alguna vez Medina le comentó al candidato Samper que programaba viajar a la ciudad de Cali no le mencionó el nombre de Alberto Giraldo ni mucho menos que tuviera intenciones de encontrarse con personas vinculadas al Cartel. La versión de Medina, por lo demás se contradice en sus distintas declaraciones. Sobre este punto es interesante anotar que según Medina su pasaje lo pagó el señor Alberto Giraldo, lo que significa que ni siquiera ese viaje, si lo hubo, quedó registrado en la campaña.

La avioneta de Monteria
La Fiscalía
Uno de los testigos sin rostro que declaró, trabajó muy de cerca en la campaña y que decidió colaborar con la Fiscalía relató en detalle lo que ocurrió con la famosa avioneta que aterrizó en el aeropuerto de Montería, que transportaba 180 millones de pesos enviados desde Cali y que fue detenida por la Policía.
La Defensa
De acuerdo con el abogado defensor, por desconocer la identidad del testigo secreto cuya existencia real no está demostrada resulta imposible referirse a su versión que pretende vincular al candidato Samper con una avioneta que habría transportado dinero a la ciudad de Montería.

Patiño presiona a Medina
La Fiscalía
En la ampliación de indagatoria, Santiago Medina afirmó que cuando se encontraba detenido en la cárcel Modelo, en la madrugada del sábado 29 de julio de 1995, sorpresivamente llegó al pabellón de máxima seguridad Víctor Patiño Fómeque, quien acababa de ser trasladado de la cárcel de Palmira en el Valle. Según Medina, Patiño le dijo que lo mejor era que se quedara callado y no hablara. El ex tesorero le contestó que ya era demasiado tarde.
La Defensa
De acuerdo con las pruebas que serán aportadas a la comisión de acusaciones, el Presidente demostrará que el traslado de Víctor Patiño de la cárcel de Palmira a la cárcel Modelo de Bogotá, dos días después de la entrega de Medina, fue una decisión tomada exclusivamente por Fernando Botero y ocultada a los restantes funcionarios que debían haber intervenido y a quienes se les comunicó cuando ya estaba en ejecución.
Según el abogado defensor, Fernando Botero Zea entonces Ministro de Defensa, llegó a la ciudad de Bogotá, procedente de Estados Unidos, el viernes 28 de Julio de 1995. Dos días antes Santiago Medina se había entregado a las autoridades. El sábado 29 en las horas de la tarde, cuando se encontraba en la sede del Club Militar, el Señor Director del INPEC Norberto Pelaez recibió una llamada del Ministro de Defensa en la que le comunicaba que tenía un asunto urgente para tratarle y que le pedía el favor de trasladarse a su apartamento. Una vez Peláez arribó a la residencia del ministro Botero, este le comunicó que Víctor Patiño y Phanor Arizabaleta recluidos en la cárcel de Palmira, tenían el plan de fugarse esa misma noche y que por tanto su traslado a la cárcel de la Modelo de Bogotá debía ser inmediato. Sorprendido el coronel Peláez señaló que el no tenía indicio alguno sobre esa fuga, pero que si el Ministro Botero consideraba indispensable sacarlos de la cárcel de Palmira el traslado se haría, pero no a la cárcel Picota alegando que la presencia de estos reclusos en dicha cárcel podía generar problemas, y ordenó los trasladara a la Modelo. Seguidamente el director del INPEC le recordó al ministro Botero que debía reportarse tal situación al señor ministro de Justicia y al Fiscal General de la Nación. Botero le respondió que no se preocupara que el mismo hablaría con ellos para ponerlos al tanto de la situación. Así las cosas el director del INPEC se trasladó a su oficina en donde un oficial de la Fuerza Aérea Colombiana le informó telfónicamente que el Ministro de Defensa había ordenado que un avión se pusiera a disposición del INPEC inmediatamente para un viaje en la ruta Bogotá-Cali-Bogotá. Esta orden aparece registrada en el Comando de la Fuerza Aérea. Aprovechando que pasaría algún tiempo mientras se recogía a los reclusos para su traslado, el coronel Peláez buscó al Ministro de Justicia para informarle directamente. Sin embargo no pudo encontrarlo por hallarse el ministro en una función de teatro. Solo hasta la madrugada el ministro de justicia respondió su llamada. El ministro le comentó que Botero no le había informado nada hasta ese momento, pero que tratándose del Ministro de Defensa debía confiar en su buen juicio y por tanto atender su petición urgente.Por otra parte, el Ministro de Defensa esa misma noche del sábado se comunicó con el Presidente Samper para informarle del traslado urgente de dos detenidos de Palmira a Bogotá cuyos nombres no mencionó. El Presidente le ordenó al ministro comunicarse con su homólogo de justicia puesto que era él quien debía tomar esa decisión, orden que nunca se cumplió.Hacia las dos de la mañana Víctor Patiño llegó a la cárcel Modelo de Bogotáy fue recluido en el pabellón de alta seguridad en el que estaba también Santiago Medina, quien le ofreció algunos elementos de uso personal. El lunes a primera hora un oficial del INPEC se presentó ante el director, coronel Peláez quien le informó que encontraba muy extraña la situación y que creía que el traslado de Patiño parecía ser un montaje, puesto que de las averiguaciones efectuadas se desprendía que cuando el personal del INPEC llegó a la cárcel de Palmira, Patiño ya había sido enterado de su traslado a la cásrcel Modelo.

La amistad con Elizabeth de Sarria
La Fiscalía
En su declaración ante la Fiscalía el recién ascendido coronel de la Policía Germán Osorio, quien se desempeñó como jefe de seguridad de Ernesto Samper durante la campaña, reconoció que Elizabeth Montoya y su esposo, Jesús Amado Sarria, tenían estrechos vínculos de amistad con Samper y su señora.
La Defensa
En cuanto a este tema, Samper afirma que como todo hombre público de larga trayectoria en los sectores populares, conoció a miles de simpatizantes de las ideas y sus programas de gobierno en todo el país.
A la señora de Sarria la conoció en su actividad política y su relación con ella se limitó a los contactos propios que un candidato mantiene con actividades regionales durante cualquier debate electoral.

Las disculpas a miguel rodriguez
La Fiscalía
De acuerdo con la indagatoria de Fernando Botero, el propio presidente Samper lo llamó y de forma muy sutil le dio instrucciones para que públicamente las autoridades le pidieran excusas a la familia de Miguel Rodríguez Orejuela por el allanamiento al hotel Intercontinental de Cali cuando se celebraba el cumpleaños de una de sus hijas, el 3 de diciembre de 1994.
La Defensa
Las pruebas que ha recopilado el abogado del Presidente demostrarán que las primeras declaraciones del entonces Ministro de defensa Fernando Botero sobre este tema son contradictorias si se le comparan con la indagatoria que rindió ante los fiscales sin rostro. En una rueda de prensa que Botero dio luego de la captura de uno de los miembros del cartel de Cali,ante la insinuación de una periodista de que las acciones del gobierno contra el narcotráfico eran una respuesta al 'jalón de orejas' de Estados Unidos por las excusas que se habían ofrecido a los Rodríguez este respondió: "No hay absolutamente nada que ver. Quiero decir que nunca se han ofrecido disculpas y eso es una versión periodística que carece totalmente de fundamento, que no tiene absolutamente ningún fundamento, que es absolutamente falsa. Aprovecho la oportunidad para aclararla: jamás ni el Presidente Samper, ni el ministro de defensa, ni el comandante general de las fuerzas militares, ni el director de la policía, ninguna autoridad, jamás han pedido disculpas. Es una versión periodística y de algunos sectotres que no tiene ningún fundamento". Por otra parte, Botero le dijo al Presidente que en el allanamiento habían sido encañonados los niños asistentes a la primera comunión ante lo cual el Presidente solicitó una investigación. Más tarde el propio Fiscal desmintió a Botero ante el Presidente. Conviene aclarar que el mismo Botero le dio al periodista Juan Gossain la versión del encañonamiento, pese a lo cual posteriormente rectificó la información de Gossaín como si este hubiera sido el autor de dicha versión.
Finalmente, de acuerdo con lo que se publica de la declaración de Botero este no declara en forma concreta que el Presidente le hubiera pedido excusarse ante los hermanos Rodríguez Orejuela o disminuir la persecución del Cartel de Cali. Habla de instrucciones 'sutiles'. Lo que nada quiere decir distinto a intentar una estrategia de defensa.

El video de Escobar
La Fiscalía
La Fiscalía presentó a la Comisión de Acusación un video en el que Pablo Escobar asegura que entregó dinero a la campaña de Samper en 1982. Igualmente el ente acusador hizo entrega de un memorando de finales de 1985, enviado por el periodista Oscar Rentería Jiménez, entonces gerente del Grupo Radial Colombiano, a Ernesto Samper ofreciéndole, por instrucciones directas de Miguel Rodríguez, cuñas radiales sin costo alguno para su campaña como senador.
La Defensa
Como lo aclaró el propio noticiero CM& en la fecha que presentó el video sobre financiación de la campaña presidencial de Alfonso Lopez Michelsen en 1982, las investigaciones entonces realizadas por un tribunal de honor conformado entre otros por los doctores Jorge Ferro Mancera, Samuel Hoyos Arango y Juan José Turbay, pesonas de intachable conducta, concluyeron en que no se encontró indicio alguno de que dineros provenientes de Pablo Escobar o de cualquiera otra actividad ilícita hubieran ingresado a la campaña y menos que hubieran sido recibidos por su director Ernesto Samper Pizano. El propio ex Presidente López Michelsen despejó cualquier duda sobre el particular.
Por otra parte resulta burda la pretensión de demostrar una supuesta relación antigua del candidato Samper con el Cartel de Cali, a través de aparentes ofertas de quien era justamente el peor enemigo del cartel, el señor Pablo Escobar.
Sobre el ofrecimiento del Grupo Radial Colombiano, el entonces director de la emisora, Oscar Rentería, quien suscribió la carta, aclaró que esa oferta se hizo en ese momento a todos los jefes políticos y según lo que recuerda, Samper candidato al Senado, ni siquiera contestó la comunicación.

Reuniones a media luz
La Fiscalía
De acuerdo con la declaración de Fernando Botero a la Fiscalía en el tema relacionado con el encubrimiento, señaló que hubo reuniones periódicas en el tercer piso del Palacio de Nariño a las que asistían el presidente Samper, Horacio Serpa, Juan Manuel Turbay, Rodrigo Pardo y Fernando Botero. Las citas se cumplían a altas horas de la noche y tenían como particularidad que cuando comenzaba la reunión las luces del salón eran apagadas.
La Defensa
Para los defensores de Samper, que el Presidente se reuniera con su inmediatos colaboradores a cualqueir hora no podía ser extraño para nadie como para que tuvieran que hacerlo a oscuras y tomando especiales precauciones para que no fueran identificados desde el exterior. Cualquier persona que haya pertenecido al gobierno del Presidente Samper sabe y puede corroborar que las reuniones de trabajo del jefe de estado se realizan muchas veces pasadas las 9 de la noche. Por tanto darle significado misterioso a una reunión igual a cualquier otra no pasa de ser un ejercicio imaginativo y malintencionado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.