Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/10/2012 12:00:00 AM

"Los senadores Guevara, Avellaneda y Romero ya no hacen parte del Polo"

El Polo oficializó la salida de la colectividad de los senadores Luis Carlos Avellaneda, Camilo Romero y Jorge Eliecer Guevara, lo que pone punto final a una incómoda situación desatada siete meses atrás. Tras la decisión se abre paso a un vacío legal para resolver a quienes les pertenecen las tres curules.

En noviembre del 2011, el Comité Ejecutivo del Polo Democrático Alternativo tomó la decisión de dar vía libre a los congresistas conocidos como los "rebeldes", Luis Carlos Avellaneda, Camilo Romero Galeano y Jorge Eliecer Guevara, por haber mantenido una postura crítica contra las directivas y por su cercanía a Gustavo Petro durante las pasadas elecciones.

Esta decisión del Polo sembró polémica e incertidumbre porque esta "vía libre", no generaba ningún efecto jurídico para los afectados. Tanto así que durante los siete meses siguientes, los congresistas siguieron asistiendo al Senado en representación de dicha bancada.
 
La incertidumbre, sin embargo, parece haber llegado a su fin después de que la directora de la colectividad, Clara López, le dejara muy claro a Guevara y Avellaneda que "su nombre ha sido igualmente retirado de la lista de afiliados y afiliadas, así como de los órganos de dirección del mismo". (Ver carta a Avellaneda y a Guevara)

Después de conocer este comunicado, Avellaneda aceptó que ya no hace parte de la militancia. "Fui notificado de mi retiro del Polo por una carta de la Dirección Nacional, ni siquiera fue del Comité de Ética", confirmó Avellaneda.
 
La gota que derramó el vaso tuvo lugar durante la votación de la reforma a la Justicia. Para esa ocasión, el Polo Democrático emitió un comunicado en el que "aclara ante la opinión pública que los senadores Luis Carlos Avellaneda, Camilo Romero y Jorge Guevara se separaron del partido para unirse al movimiento Progresistas, y por lo tanto no están autorizados para utilizar el nombre de esta colectividad de izquierda con el fin de cobijar sus actuaciones que van en contravía de la línea política polista".
 
Añadió el texto que "tal es el caso de su actuación los días miércoles 27 y jueves 28 de junio en el Congreso de la República cuando acudieron a las sesiones extraordinarias y votaron en contra de la decisión de la bancada y la Presidencia del Polo Democrático Alternativo respecto de la reforma a la justicia".
 
Curules: ¿en manos de quién?
 
La decisión del Polo de apartar a sus tres senadores deja un vacío legal para resolver en manos de quien quedan las curules, pues no existe ninguna norma ni jurisprudencia que resuleva esta situación.
 
Aunque el espíritu de la reforma política del 2003, era la de ajuiciar a los partidos y a los congresistas y se impulsaba el voto y las decisiones en bancada no quedó ninguna norma expresa que diga que la curul le pertenece al partido o al congresista.

"Lo que quedó claro es que los partidos eran los encargados de imponer las sanciones a los que no atiendan la ley de bancadas, pero las sanciones quedaban a discreción de los estatutos internos porque no hay ninguna norma que haga referencia de a quien pertenece el asiento en el Congreso", aseguran desde la oficina jurídica de la Misión de Observación Electoral, MOE.

Por su parte la Reforma Política del 2009 que hace alusión a la 'doble militancia' le da a los partidos la posibilidad de expulsarlos o prohibirles el derecho al voto dentro del Congreso pero tampoco se habla de la curul.

En este caso tampoco procede la sustitución como ocurrire cuando hay un sanción disciplinaria o una inhabilidad. El artículo 134 de la Constitución Política establece los casos en los que los congresistas podrán ser reemplazados. "Solo podrán ser reemplazados en caso de muerte, incapacidad física absoluta para el ejercicio del cargo, declaración de nulidad de la elección, renuncia justificada, y aceptada por la respectiva Corporación, sanción disciplinaria consistente en destitución, pérdida de investidura, condena penal o medida de aseguramiento por delitos distintos a las relacionadas con pertenencia, promoción o financiación a/o por grupos armados ilegales, de narcotráfico, delitos contra los mecanismos de participación democrática o de lesa humanidad".

Tampoco son de los senadores
 
Aunque los congresistas tendrán la facultad de seguir asistiendo al Senado, y así lo afirmó Camilo Romero a Semana.com, ya no estarán respresentando a ninguna colectividad. Aunque es evidente que los tres son afines y seguidores del Movimivento Progresistas, que lidera el expolo y actual alcalde de la capital Gustavo Petro, este grupo no tiene personería jurídica.  
 
Sin duda, lo que ocurra de aquí en adelante sentará jurisprudencia y por eso se espera que las autoridades electorales y el propio Congreso se pronuncien pronto en pro de una solución.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.