Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/1998 12:00:00 AM

LOS SOBREVIVIENTES

El accidente sin consecuencias del comandante del Ejército demuestra que algunos oficiales tienen más vidas que un gato. SEMANA revela sus historias.

La semana pasada dos aviones militares sufrieron accidentes. En el primero el comandante del Ejército salió ileso cuando el poderoso Superking 300 en que viajaba aterrizó de emergencia en Bogotá debido a una falla mecánica en el tren de aterrizaje. Dos días después un avión Mirage de combate se estrelló en las selvas del Caguán, en el Caquetá, y su piloto, un capitán de la Fuerza Aérea, perdió la vida. A lo largo de los últimos 10 años cerca de medio centenar de aeronaves, entre aviones y helicópteros militares, han sufrido diversos tipos de percances. Más de un centenar de miembros de las Fuerzas Armadas murieron. Muchos recuerdan el episodio del helicóptero presidencial que se precipitó a tierra hace cinco años; o la caída de varios aviones de reconocimiento y helicópteros que se dedicaban a la lucha antinarcóticos. Pero también existen muchos episodios en los que, aunque se produjo la pérdida de aeronaves, sus protagonistas lograron sobrevivir. Tras el percance del general Jorge Enrique Mora y otros oficiales, SEMANA averiguó las historias de algunos altos mandos de las Fuerzas Armadas que sufrieron varios de estos accidentes y lograron salir con vida para contarlo.
Jorge Enrique Mora Rangel Comandante del Ejército}
Además del accidente del pasado domingo 27 de septiembre, cuando el avión Superking en que viajaba hacia Barranquilla debió aterrizar de emergencia en el aeropuerto El Dorado, el general Mora ha sufrido otros tres percances aéreos, de los cuales ha salido ileso. El 12 de julio de 1993, cuando comandaba las fuerzas contraguerrilleras del Ejército, Mora viajaba en una pequeña avioneta de la FAC en compañía de otros cuatro oficiales con destino a la base de Apiay, en Villavicencio. De repente los dos motores de la aeronave Cessna 5038 se apagaron y el piloto debió planear hasta que encontró una pequeña planicie en la finca Casablanca, del municipio de Sopó, donde aterrizó. El avión quedó parcialmente destruido y ninguno de sus ocupantes resultó herido (ver foto). En abril de 1995, cuando era comandante de la IV Brigada, el general Mora debió viajar de urgencia a la población antioqueña de Caicedo, que estaba siendo ocupada por una columna del ELN. El oficial abordó un helicóptero ruso que llevaba refuerzos. Cuando llegaron a la zona de los combates el aparato fue recibido a bala. Dos soldados que viajaban al lado de Mora resultaron gravemente heridos. El helicóptero recibió cerca de 50 impactos de fusil y estuvo a punto de precipitarse a tierra. Ese mismo año Mora se llevó un gran susto cuando el helicóptero en que se movilizaba hacía las maniobras de aterrizaje en la población de Dabeiba. De pronto una corriente de aire envolvió la aeronave, la hizo dar unas cinco vueltas y la lanzó contra un peñasco, donde se encontraban numerosas personas esperando la llegada del alto oficial. Uno de los motores se apagó. Sin embargo el piloto logró estabilizar el helicóptero hasta que aterrizó.
Rosso José Serrano Director de la Policía Nacional
En sus 40 años como oficial de la Policía ha volado por más de 2.000 horas y ha afrontado diversos incidentes menores. Sin embargo el pasado 12 de septiembre, cuando regresaba de Medellín de asistir a la cumbre de comandantes de Policía, Serrano vivió los cinco minutos más largos de su vida. Ocurrió a la altura de Mariquita, en el Tolima, cuando el avión Superking en el que viajaba entró al ojo de una tormenta que estuvo a punto de derribarlo. Fueron 300 segundos en los que la nave fue sacudida violentamente. Un rayo cayó cerca de una de las alas y en uno de esos vaivenes el piloto casi es arrancado de su puesto. Finalmente nada pasó, pero Serrano aprendió una lección: no volver a ocupar el mismo avión con el subdirector de la institución y los directores de Antinarcóticos y de Inteligencia, quienes lo acompañaban.
Paulino Marca DazaEx comandante de la Policía en Atlántico
El 9 de junio de 1997, cuando regresaba a Barranquilla luego de desarrollar una operación policial en la alta Guajira, el helicóptero en que viajaba el hoy general en retiro cayó al mar en el parque Tayrona. El alto oficial logró sacar del aparato a sus tres acompañantes, quienes estuvieron a punto de ahogarse. Marca tuvo que nadar más de 400 metros en medio de una fuerte tormenta hasta llegar a una playa. El oficial de la Policía se salvó de otros dos accidentes cuando las avionetas en que viajaba se estrellaron en Tumaco y La Macarena, respectivamente. Tres personas murieron en los dos percances.
Rafael Hernández López Jefe del Estado Mayor Conjunto
El oficial más condecorado en toda la historia del Ejército _ha recibido seis medallas de orden público_ ha sufrido tres graves accidentes, en dos de los cuales resultó con heridas de consideración. Uno de ellos ocurrió en 1992 como comandante de la Brigada Móvil 1 cerca de La Macarena, al sur del Meta, cuando el helicóptero en que viajaba tuvo una falla mecánica a 500 pies de altura y se precipitó a tierra. Otro percance tuvo lugar en Salgar (Tolima) en idénticas circunstancias. En 1976, en el río Venado, cerca de Tello, Huila, el helicóptero en que viajaba fue atacado a bala por guerrilleros, quienes mataron a dos soldados y dejaron heridos a otros dos. Como consecuencia del tiroteo el aparato se precipitó a tierra.
Leonardo GallegoDirector Antinarcóticos Policía
El oficial más tropero de la Policía ha afrontado percances aéreos en las selvas del Amazonas, en los Llanos Orientales y en la alta Guajira. El primero, en 1981, cuando el helicóptero en que se movilizaba fue envuelto por una tormenta. Las señales de alarma se dispararon en su totalidad y debió aterrizar de emergencia. El segundo en 1985, cuando un pequeño avión en que viajaba perdió los sistemas de comunicación y el tren de aterrizaje no salió. Los bomberos se alistaron y cuando el piloto iniciaba el aterrizaje de emergencia repentinamente todo volvió a la normalidad. El tercero en 1996 cuando una tormenta eléctrica averió el helicóptero en que iba y debió aterrizar de emergencia en una playa.
Hernán Hurtado y Camilo Zúñiga
Ex comandantes del CUS y de las FF.MM.A finales de los años 70 el avión en que viajaba el general Hurtado cayó en la selva del Amazonas después de un aterrizaje de emergencia. El oficial y dos pasajeros más estuvieron perdidos cinco días. Finalmente fueron localizados por patrullas de rescate. En 1994, cuando era comandante de la III División, el avión en que viajaba Zúñiga aterrizó en una carretera cercana a Jamundí, en el Valle. Un camión que pasaba por el lugar destruyó una de las alas de la aeronave.
Alfonso Arteaga Arteaga
Ex comandante de la IV BrigadaCerca de Puerto Berrío, en Antioquia, el helicóptero en que se movilizaba sufrió una falla en el rotor de cola, lo que hizo que el aparato se precipitara a tierra. El golpe y el susto fueron muy duros pues la aeronave estaba a unos 500 pies de altura.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?