24 abril 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Los taxis eléctricos, el otro sueño de Petro

Por María del Pilar Camargo, periodista de Semana.com

BOGOTÁCincuenta vehículos de color verde darán vida al plan piloto que, se espera, comience en junio.

Los taxis eléctricos, el otro sueño de Petro. Esta foto, tomada de la cuenta de Facebook de la marca BYD, presenta los taxis eléctricos que operarán próximamente en Bogotá.
Archivo particular
Esta foto, tomada de la cuenta de Facebook de la marca BYD, presenta los taxis eléctricos que operarán próximamente en Bogotá.
Con motivo del Día de la Tierra, el pasado 22 de abril Nueva York lanzó el plan piloto de los taxis eléctricos. Seis automóviles Nissan Leaf se sumaron a la flota de los 13.000 taxis que circulan en la ciudad de los rascacielos. La iniciativa de su alcalde, Michael Bloomberg, busca que en el 2020 un tercio de los taxis de la ciudad se movilicen con tecnología limpia.

El sueño verde de la Gran Manzana también se vive en Bogotá. A diferencia de Nueva York, a la capital colombiana llegaron 50 taxis eléctricos. Todos son provenientes de China. El proyecto está liderado por la Fundación Clinton, el Viceministerio de Transporte y las secretarías de Movilidad y Ambiente de Bogotá.

¿Qué tan cercana está la capital de una política pública sobre taxis eléctricos? Semana.com habló con Susana Muhamad, secretaria de Ambiente del Distrito, quien reveló las ventajas y los desafíos de esta meta.

“Esta iniciativa se comenzó a trabajar hace dos años. Este gobierno la recibió y quiso estudiar los temas administrativos pendientes. Tuvimos en cuenta que el plan de desarrollo busca valorar las tecnologías cero emisiones, preferiblemente eléctricas”, explicó la funcionaria.

Actualmente, se adelantan el sorteo de derechos y los trámites de nacionalización, compra y registro de los vehículos. Tras terminar estos procesos se espera lanzar en junio el plan piloto, en el que participan varias empresas de taxis que negociaron con China el traslado de los automóviles. El transporte, realizado en el 2012, no tuvo ningún arancel. Las compañías que participan son Taxatelite, Taxi Roxi Internacional, Taxis Teleclub y Radio Taxi Aeropuerto.

Uno de los primeros retos de la implementación de esta tecnología limpia de transporte es el color de los taxis. Así lo reconoció Susana, quien reveló que el Viceministerio de Transporte ordenó que en seis meses se cambien los colores blanco y azul por el color verde. Por ahora, en junio comenzarán a circular los carros en sus primeros colores. Hacia noviembre, los 50 vehículos deberán ser verdes.

Susana subrayó que el plan piloto servirá para mostrar las ventajas que trae esta tecnología al medio ambiente. “Entre los puntos a favor están las cero emisiones locales, la disminución del ruido urbano, la durabilidad del vehículo y la mejora en los residuos al no tener aceite ni combustible. Además, son taxis absolutamente cómodos y con una alta calidad de servicio”.

La secretaria anunció que los vehículos verdes servirán como “aulas ambientales”. “Los conductores serán entrenados para ser promotores ambientales y vamos a pagarles por ese trabajo”.

Este plan piloto durará cinco años. En ese tiempo se realizará el monitoreo de los cuatro puntos de recarga que se instalarán con el respaldo de una empresa de energía.

Para algunos, que la capital incorpore la tecnología limpia del taxi eléctrico es un sueño más de Petro. Susana apoya esa idea. “Sí soñamos con que se pueda hacer diferencia. Tenemos que ser pioneros”, precisó.

Lo que dicen los expertos

Fernando Rey, experto en movilidad, habló con Semana.com sobre los puntos a favor y en contra de la nueva meta que persigue el Distrito.

“Es importante establecer los puntos de carga y que estos tengan la suficiente potencia para que los vehículos puedan trabajar el mayor número de horas en el día”, aseguró el ingeniero civil.

Rey insistió en la importancia de potencializar las “zonas amarillas” para los vehículos eléctricos, lugares a los que puedan llegar los pasajeros que deseen prestar el servicio de transporte. “Es una medida de orden cultural”, dijo.

El especialista en movilidad también advirtió sobre la necesidad de que se facilite un subsidio para quienes accedan a un carro eléctrico. “El problema es que hay que sacar mucho taxi viejo y buscar la forma para que esos conductores puedan adquirir taxis eléctricos”.

En su criterio, a las ventajas del taxi eléctrico se suma una esperada disminución en las tarifas debido a la economía favorable del sistema. “Esta implementación de los taxis eléctricos tiene que trascender a las diferentes administraciones. Este programa debe ser sostenible”, apuntó Rey en alusión a que esta iniciativa no muera con la administración Petro.

Finalmente, el experto aclaró que ante la llegada de los carros eléctricos debe resolverse la problemática de los taxis piratas, es decir, que las autoridades establezcan un registro y así se proponga una solución. Concluyó que sería un acierto si en el futuro los taxis eléctricos se suman al sistema integrado de transporte, el metro, el Transmilenio y los trenes de cercanías.
Publicidad
Publicidad
Semana en Facebook